Controversia en el Cuerpo de Bomberos de Guayaquil se mantiene inalterable

El sindicato de los bomberos de Guayaquil exige el pago de horas extras incumplidas y una explicación de la inversión de USD 900.000 en equipos. Foto: Víctor Hugo Asencio / Andes

Guayaquil, 25 feb (Andes).- Los 420 bomberos rentados de Guayaquil y el jefe de la entidad, Martín Cucalón, mantienen una pugna por el supuesto incumplimiento en el pago de horas extras y la inversión de 900.000 dólares en equipos contra incendios.

Ernesto Tarira Jordán, secretario del sindicato único de obreros del Benemérito Cuerpo de Bomberos de Guayaquil, ratificó este lunes que la entidad les adeuda el pago de horas extras, tomando en cuenta el pago del impuesto contra incendios que paga la ciudadanía en las planillas eléctricas.

“Él (Martín Cucalón) manifiesta que el bombero rentado está ganando 1.980 dólares. Les aclaro que la Remuneración Mensual Unificada (RMU) del compañero con más años de servicio es de 820 dólares y gracias a la gestión del actual Gobierno se logró que las horas extras sean pagadas y eso es lo que hace que el sueldo llegue a 1.658 dólares, no como lo expresa el coronel”, indicó Tarira.

El dirigente explicó también que no todos sus compañeros ganan una RMU de 820 dólares y aseguró que la mayoría percibe una RMU de 600.

Tarira negó también una posible paralización de los servicios que brindan a la ciudadanía y garantizó la presencia de sus compañeros en cualquier emergencia que se presente. Aclaró que los casi 80 bomberos que estaban acompañándolo cumplían con su día de descanso obligatorio.

El líder gremial emplazó a Cucalón a demostrar en que se ha invertido el rubro otorgado por el Banco del Estado vía préstamo. Aseguró que los equipos de combate contra incendios e insumos médicos para las ambulancias, supuestamente comprados con el rubro que dio el Gobierno, no llegaron a todos los bomberos.

“Más o menos serán 320 (bomberos) los que recibieron esos equipos de protección contra incendios. Más aún, los equipos de aire comprimido solo lo recibieron 20 compañeros y no todos los 420 bomberos rentados”, explicó Tarira.

Los cuestionamientos ya fueron rechazados por Cucalón la semana pasada. El jefe de los bomberos de la urbe porteña conminó a los denunciantes a demostrar lo aseverado o de lo contrario se verían inmersos en una demanda penal.

Sin embargo, a las denuncias de los bomberos rentados se unió la voz del bombero voluntario Jonathan Parra, quien se quejó de los costos de los uniformes y cursos que tiene que asumir.

Anónimamente, un bombero rentado denunció que el cuartel No. 52 de la parroquia Cerecita no cuenta  con el equipo de respiración autónoma. “Eso es negligencia... esa es la verdad”.

Para finalizar, el dirigente del gremio de los bomberos anunció que se mantendrán en asamblea permanente para buscar una solución a los problemas. Tarira hizo un llamado al Presidente de la República, Rafael Correa, para que ordene la inmediata intervención del Ministerio de Relaciones Laborales. 

Añadir nuevo comentario

Los comentarios publicados aquí son responsabilidad de quien los emite; la Agencia Andes implementa un mecanismo de auto regulación y puede decidir no publicar comentarios que lesionen los derechos consagrados en la Constitución y la Ley. (Ley de Comunicación, Art. 20).