En cinco años la población infantil que vivía en las cárceles se redujo en un 85% (Audio)

Foto: Archivo/Agencia Andes.

Quito, 01 jun (Andes).- La cifra de niños y niñas que viven en las cárceles con sus madres ha bajado considerablemente en el Ecuador. De un estimado de 1.400 menores que estaban recluidos junto a sus familiares en el 2007, hoy existen únicamente 203 niños y niñas cuyas edades están comprendidas entre los cero y tres años, pues según establecieron las autoridades, durante este tiempo no es prudente romper el vínculo entre madre e hijo.

Lorena Chávez, técnica de Instituto de la Niñez y la Familia (Innfa) explicó que en el 2007 se creó como política pública trabajar con los menores que viven con las personas privadas de la libertad y en diciembre de ese año, el Gobierno tomo la decisión de sacar a todos los menores mayores de tres años de las cárceles, para que sean acogidos en familias ampliadas o en instituciones especializadas.

Recordó que antes del decreto presidencial, había madres que vivían hasta con seis hijos en espacios muy reducidos, “ahora, el Gobierno ha creado dos Centros del Buen Vivir en los institutos de rehabilitación social femenino de Quito y Guayaquil, y se están construyendo nuevos centros de rehabilitación, con mayores y mejores espacios”.

La funcionaria informó que entre los problemas que fueron superados están agresiones, abuso sexual, e incluso cuando la comida no alcanzaba, los niños debía comer las sobras de las otras internas

La ministra de Inclusión Económica y Social (Mies), Doris Solís, manifestó que se trabaja con la cartera de Justicia para que los menores tengan casas de acogida, y así no cumplan las condenas de sus madres. Aseguró que el Mies apoya en la búsqueda de los centros de acogida a fin de que los niños y niñas estén protegidos.

Lorena Chávez resaltó que el Gobierno reconoce un apoyo para el acogimiento especial de los menores en las familias ampliadas.

El hecho de tener menores viviendo con las presas es perjudicial por el hecho de que adentro fuman, juegan baraja, dicen groserías, afirmó Fernanda Reza, presidenta del comité de internas del Centro de Rehabilitación Social Femenino de Quito (Crsfq).

Ella considera que la situación actual es mejor para los menores y para las internas. “Antes habían hasta adolescentes que vivían en el centro e incluso algunos terminaron de parejas de las compañeras reclusas y tuvieron hijos” afirmó.

La iniciátiva “Ecuador Sin Niños en las Cárceles”  fue creada para fortalecer el Sistema de Rehabilitación Social, mediante la incorporación de mecanismos de protección y atención integral para los hijos de personas privadas de la libertad, respetando así su derecho a una convivencia familiar y comunitaria.

Según el Ministerio de Justicia, los programa “Ecuador Sin Niños en las Cárceles” en favor de los hijos e hijas de las personas privadas de libertad operan con una inversión que supera los 300. 000 dólares anuales.

A finales del año 2008, el Vicepresidente de la República, Lenin Moreno, anunció que el país erradicaría definitivamente esa “aberrante costumbre” de tener niños viviendo con sus progenitores en las cárceles del Ecuador y se logró rescatar de los centros de rehabilitación a 818 niños mayores de 3 años, quienes fueron” reubicados en ambientes acogedores y seguros, en donde se prioriza la atención familiar”.

Añadir nuevo comentario

Los comentarios publicados aquí son responsabilidad de quien los emite; la Agencia Andes implementa un mecanismo de auto regulación y puede decidir no publicar comentarios que lesionen los derechos consagrados en la Constitución y la Ley. (Ley de Comunicación, Art. 20).