La pérdida de la biodiversidad biológica es tan dañina como la contaminación

Foto: Internet

Washington, mayo 7, (Andes).- Cuando las especies en un ecosistema mueren, la productividad del sistema decae y el daño hecho se equipara al daño causado por el cambio climático, la contaminación u otras formas importantes de estrés ambiental, según nuevas investigaciones.

Esta obra, hecha pública el 2 de mayo, es el primer examen exhaustivo de la pérdida de biodiversidad ya que compara esta con otras formas de deterioro del medioambiente.

"Algunas personas han asumido que los efectos de la biodiversidad son relativamente menores en comparación con otros factores de estrés ambiental", dijo el autor principal del artículo, el biólogo David Hooper de la Universidad del Oeste de Washington".

"Nuestros resultados muestran que las pérdidas futuras de especies pueden reducir la producción de plantas tanto como lo hacen el calentamiento mundial y la contaminación".

Trabajos previos han mostrado que cuanta más sea la diversidad biológica presente en un sistema, mayor es la productividad del mismo. Esta investigación, que ha sido financiada por la División de Biología Medioambiental de Fundación Nacional de Ciencias (NSF), persigue descubrir si lo contrario sería cierto: a menor diversidad, menor productividad.

"La pérdida de diversidad biológica debida a la extinción de especies tendrá efectos importantes en nuestro planeta, y tenemos que prepararnos para hacerles frente", dijo el ecologista Bradley Cardinale de la Universidad de Michigan, otro de los coautores. "Estas extinciones bien pueden figurar como uno de los cinco principales motores del cambio global".

Hooper, Cardinale e investigadores de otras instituciones en Estados Unidos, Canadá y Suecia han combinado datos de los ecosistemas de un gran número de estudios publicados anteriormente y se han concentrado en dos procesos del sistema: el crecimiento vegetal y la descomposición por medio de bacterias y hongos de las plantas muertas.

Han creado una base de datos que contiene las investigaciones existentes y que se basa en casi 200 experimentos que han examinado estos procesos.

“En la gama de las pérdidas de especies que esperamos, hemos visto un promedio de declive del crecimiento de las plantas casi tan grande como los cambios en experimentos que simulan otros cambios medioambientales importantes causados por los seres humanos”, dijo Hooper. “La comparación con la fuerza de estos efectos fue algo que nos sorprendió a varios de los que hemos trabajado en este estudio”.

Por ejemplo, el crecimiento de las plantas podría declinar entre cinco y diez por ciento en ecosistemas en los que la pérdida de especies disminuyera entre 21 y 40 por ciento. Cuando la pérdida de especies sobrepasara el 41 por ciento, el efecto en el ecosistema sería comparable a los efectos del calentamiento climático o de un aumento de la radiación ultravioleta.

Las conclusiones tienen tanto peso que los encargados de elaborar las políticas debieran comenzar a tener en cuenta el modo en que los efectos adversos en la biodiversidad pueden tener consecuencias más amplias, sin embargo hace falta realizar más investigaciones para entender la manera en que los efectos combinados de los problemas medioambientales podrían alterar los ecosistemas.

La NSF apoyó estos trabajos por medio del Centro Nacional para Análisis y Síntesis Ecológicos, un centro de investigación de la Universidad de California en Santa Bárbara, donde los investigadores emplean datos existentes para entender mejor asuntos fundamentales del campo de la ecología y otros afines.

Añadir nuevo comentario

Los comentarios publicados aquí son responsabilidad de quien los emite; la Agencia Andes implementa un mecanismo de auto regulación y puede decidir no publicar comentarios que lesionen los derechos consagrados en la Constitución y la Ley. (Ley de Comunicación, Art. 20).