El espionaje masivo ordenado por Barack Obama alcanza a todo el planeta

Barack Obama, presidente estadounidense. / Washington Post

Quito, 08 jun (Andes).- Una nueva bomba informativa cayó ayer sobre EE UU, apenas 24 horas después de que el país se viera revolucionado por una información del diario británico «The Guardian» en la que se afirmaba que el Gobierno de Washington está en posesión de los registros de llamadas de millones de ciudadanos que usan los servicios de la compañía Verizon.

Según el diario «The Washington Post», el control de la Casa Blanca sobre los ciudadanos es aún mayor y afecta no sólo a EE UU, sino a todo el planeta. «The Guardian» afirma, y publica documentos que lo demuestran, que la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) y el FBI han accedido a los servidores de nueve grandes plataformas globales de internet para extraer información útil para Inteligencia.

Las plataformas espiadas, con la autorización de sus administradores, son Microsoft, Facebook, Google, Apple, Yahoo, Skype, Youtube, AOL y Paltalk. La supervisión se hace de acuerdo con el programa «Prism», que se puso en marcha en los últimos años de la Administración de George W. Bush y que ha seguido con la de Obama.

El propio Obama tuvo que salir ayer al estrado para defender lo, según su opinión, bien fundado de este tipo de violación de la privacidad en las comunicaciones, que, dijo, «ayuda a prevenir atentados terroristas». Obama, quien advirtió de que «no se puede tener un 100% de privacidad y un 100% de seguridad», explicó en California, antes de reunirse con el presidente chino, Xi Jingping, que él mismo había visto con escepticismo los programas de vigilancia de redes telefónicas e internet, pero que luego comprobó que son eficaces en la lucha contra el terrorismo, por lo que actualmente defiende su utilidad y su legalidad.

Respecto a esta última, quiso dejar claro que los congresistas estadounidenses han sido debidamente informados tanto sobre el programa de registros telefónicos como sobre el de internet, que, reciben un «amplio apoyo bipartidista». Además, precisó, están sometidos a supervisión judicial, por lo que están tutelados por los tres poderes. Por otra parte, el presidente de EE UU aseguró que el seguimiento de correos electrónicos y navegación en internet no se está aplicando a ciudadanos estadounidenses ni a residentes en el país norteamericano.

Para Obama, se ha conseguido «el equilibrio adecuado» entre seguridad y privacidad, pese a las comparaciones con el Gran Hermano de los programas de espionaje revelados por la prensa esta semana. A este respecto, y a propósito de los registros de llamadas, el inquilino de la Casa Blanca dijo que «nadie escucha el contenido de las llamadas telefónicas», algo que debe contar con una orden judicial expresa, y señaló que el programa secreto que requiere los datos de contactos telefónicos se limita a recabar detalles como duración de la llamada o número de teléfono para investigar conexiones terroristas.

Obama mostró su malestar con las filtraciones periodísticas de los dos últimos días. «Si cada paso que damos para intentar prevenir el terrorismo acaba en la primera plana de un periódico o en la televisión, presumiblemente las personas que nos intentan atacar serán capaces de esquivar nuestras medidas preventivas», advirtió el presidente.

Añadir nuevo comentario

Los comentarios publicados aquí son responsabilidad de quien los emite; la Agencia Andes implementa un mecanismo de auto regulación y puede decidir no publicar comentarios que lesionen los derechos consagrados en la Constitución y la Ley. (Ley de Comunicación, Art. 20).