En 2016 Ecuador tendrá la matriz eléctrica más eficiente y amigable del mundo, afirma presidente Correa

La hidroeléctrica Manduriacu, la primera de ocho plantas inauguradas en el marco del cambio de matriz energética. Foto: archivo/Andes

Quito, 19 ene (Andes).- El presidente de Ecuador, Rafael Correa, afirmò que estel país andino tendrá para 2016 la matriz eléctrica “más eficientes y más amigable del mundo”, pues el 95% de energía que se produzca será de origen hídrico, gracias a los diferentes mega proyectos construidos por el gobierno.

“Por primera vez el país va a exportar energía”, destacó el mandatario en un conversatorio con medios de comunicación realizado desde la ciudad de Macas en la provincia amazónica de Morona Santiago y agregó que la producción energética le permitirá a Ecuador exportar energía a Perú y Colombia.

“Antes de mi gobierno importábamos como mil millones de dólares desde Colombia y Perú. Ahora estamos dando energía a Colombia en zona de frontera pero vamos exportar (energía eléctrica) en gran escala como 200 millones de dólares en este año”, aseveró el primer mandatario.

Resaltó también que el país andino tiene un potencial eléctrico de unos 20.000 megavatios (MW) y que con las hidroeléctricas que entrarán en marcha, dejará el gobierno con un potencial de unos 6.000 MW.

“Con mi Gobierno vamos a dejar un potencial de 6.000 MV lo que es y casi el doble de lo que se ha hecho en la historia delo país”, señaló el presidente Correa y aseguró que para lograr este objetivo hay un planificación.

En Ecuador sera construido un nuevo megaproyecto hidroeléctrico en la zona austral del país con la participación de inversores privados de Europa y Asia, según afirmó hace pocos días el ministro coordinador de Sectores Estratégicos, Rafel Poveda, en una entrevista con el programa 'Ecuador no para', de la televisiòn nacional.

Esta naciòn busca el cambio de su matriz energética con varios proyectos concretos como la construcción de ocho hidroeléctricas que apunta a generar energía más limpia a través de fuentes renovables. Con la puesta en funcionamiento de las ocho hidroeléctricas, el país ahorrará 750 millones de dòlares por la disminución del consumo de combustible.

El 19 de marzo de 2015 fue inaugurada la hidroeléctrica Manduriacu de 60 megavatios de capacidad y que producirá 367 gigavatios anuales de energía, suficientes para abastecer el consumo 250.000 familias, evitando emisiones de CO2 estimadas en 180.000 toneladas por año.

La hidroeléctrica Sopladora, que se ejecuta en la provincia del Azuay, registra un avance de 77%. Aportará al Sistema Nacional Interconectado una energía media anual de 2.800 Gigavatios y 487 megavatios.

Uno de los proyectos más importantes, el Coca Codo Sinclair, está “casi terminado”, de acuerdo al ministro Poveda, y al momento se encuentra en fase de pruebas. Se espera que sea inaugurado en febrero de este año y permitirá generar 1.500 megavatios de energía supliendo el 30% de la demanda nacional.

Otro proyectos hidroeléctricos son el Toachi Pilatón, Minas San Francisco, Mazar Dudas, Delsintanisagua y Quijos.

Con la puesta en marcha de las hidroeléctricas, Ecuador ahorrará 750 millones de dólares en 2016 y 1.200 millones de dólares en el año 2017 pues dejará de importar combustible.

pc/yp