América Latina registra 187 asesinatos de periodistas en un lustro

Un total de 187 periodistas fueron asesinados entre 2012 y 2016. Foto: centropublicomx.com

Buenos Aires, 27 may (Andes).- Al menos 187 periodistas de América Latina fueron asesinados en los últimos cinco años, la mayoría de países como México, Brasil y Honduras, trascendió esta sábado en el XII Congreso de la Federación Latinoamericana de Periodistas, Felap, con sede en Argentina.

El chileno Ernesto Carmona, secretario ejecutivo de la Comisión Investigadora de Atentados a Periodistas (Ciap) de la Felap, denunció que existe "una mortífera guerra encubierta del poder político corrupto contra comunicadores de la prensa, fotógrafos y locutores".

"Se trata de una guerra sucia donde solo mueren miembros del sector más vulnerable, los trabajadores de la prensa", agregó.

En el informe, presentado en el Congreso de la Felap en Buenos Aires, se conoció esa impactante cifra de profesionales asesinados en la región se reportó desde el 2012 hasta el 31 de diciembre de 2016.

"Estas muertes no causan ninguna conmoción mediática, salvo entre los compañeros y las futuras víctimas y los medios donde laboran. Al final, estas víctimas no viven en países desarrollados ni tampoco existe ninguna guerra en esta región del mundo", comentó.

Asimismo resaltó que el promedio regional anual ascendió a 37,6 casos, incluido cuatro colegas mujeres. En 2016 todas tenían una edad promedio de 41 años.

Subrayó que este sector también hay muertos de 'primera' y 'segunda clase', ya que los periodistas asesinados en América Latina no aparecen en las noticias, "morir no es la noticia", acotó.

De los 16 países de la región que registran más casos de reporteros muertos se encuentran en primer lugar México, con 64 víctimas, Brasil con 35, Honduras con 34, Guatemala con 16 y Colombia con 14.

Existen otras 17 naciones de América Latina y el Caribe donde no se asesinan a periodistas como Bahamas, Belice, Costa Rica, Cuba, Chile, Dominica, Jamaica, Guyana, Uruguay, por citar algunos, según Carmona.

La muerte a manos de sicarios pagados con dinero de la corrupción y su principal aliado que hoy es el narcotráfico y de otros poderosos sectores económicos elimina sistemáticamente a periodistas libres de compromisos antiéticos, ante la complicidad de sistemas políticos permeados por el envilecimiento de la corrupción, concluyó.

PL/yp