Síguenos:

Tribunal solicita desafuero y prisión en contra de expresidenta argentina

07 de Diciembre de 2017 - 09:26
Fernández manifestó que la causa en su contra es un disparate jurídico
Telesur

El juez Claudio Bonadio solicitó el desafuero de la expresidenta y actual senadora de Argentina, Cristina Fernández. La Comisión de Asuntos Constitucionales del Congreso argentino tiene 180 días para tramitar la solicitud judicial.

Quito, 7 dic (Andes).- El juez federal Claudio Bonadio pidió este jueves el desafuero y la detención de la ex presidenta y actual senadora de Argentina, Cristina Fernández, en el marco de la denuncia de Alberto Nisman (ex fiscal de la causa AMIA), por el presunto encubrimiento del atentado a la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), a través del memorándum de entendimiento con Irán.

La causa contra Fernández se centra en el intento de favorecer a exfuncionarios de Irán, para supuestamente buscar la impunidad del ataque terrorista. Sin embargo, el memorándum nunca entró en vigencia porque no fue ratificado por los diputados iraníes.

En su resolución, Bonadio alegó que Fernández podría entorpecer el curso de la causa, por los contactos que tiene. Además el juez solicitó la prisión del excanciller Héctor  Timerman, que por su estado de salud se le pidió prisión domiciliaria.   

El pedido del magistrado para levantar el fuero a la senadora será trasladado a la Comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara Alta que tiene 180 días para tramitar el pedido judicial.

El senador Miguel Ángel Pichetto (Partido Justicialista) explicó que podrían analizar el desafuero en contra de Fernández solo si existía una sentencia en firme.

“El Senado tiene una línea de definición, claramente reflejada en el fallo de la Cámara Federal que resolvió la procedencia de la candidatura de Menem. Sostiene el principio de presunción de inocencia y el concepto de sentencia firme como cosa juzgada. Con lo cual no veo que la voluntad popular pueda ser vulnerada por un mecanismo de desafuero en una instancia de instrucción", afirmó Pichetto durante una entrevista.

En octubre pasado, Fernández declaró que esa causa era “un disparate jurídico” y dijo que creía que lo más importante que tenía que decir es que, “la única traición a la patria es utilizar a un poder Judicial para perseguir opositores”. Y que el objetivo de la persecución en su contra era atemorizar a los dirigentes de la oposición para hacerla callar en el Parlamento.

 El atentado a la AMIA ocurrió el 18 de julio de 1994, una bomba colocada en ese edificio se llevó la vida de 85 personas, y dejó cientos de heridos. Dos años antes, otro atentado afectó a la embajada israelí en Buenos Aires dejando cientos de heridos.

 En 2005, el juez Bonadio  fue separado de la causa AMIA, porque la Cámara Federal consideró que el magistrado perdió su imparcialidad.

Telesur/vr/yp

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: