El Archivo Nacional de Fotografía reúne más de 18.000 imágenes que cuenta la historia del Ecuador

El Archivo fotográfico contiene parte de la memoria histórica del país. Foto: Micaela Ayala V./Andes

Quito, 3 jul (Andes).- Paisajes urbanos y rurales, retratos de personajes famosos y también de gente cotidiana ya sean en un estudio o en las calles de la ciudad, rostros anónimos del Ecuador que pueden recrear la historia… estas son algunas de las 18.000 imágenes que componen el Archivo Nacional de Fotografía del Ecuador que nació como un proyecto del Instituto Nacional de Patrimonio Cultural (INPC) en 2014 y que ahora busca  institucionalizarse.

Este Archivo funciona en las instalaciones del INPC (Jerónimo Carrión y Pasaje León Vivar) y contiene fotografías de las colecciones Miguel Díaz Cueva, Alfredo Kuffó Archunfia, Benjamín Rivadeneira, Julio Enrique Estrada Ycaza, Fernando Zapata y Manuel Jesús Serrano que muestran la vida social y política de Quito, Cuenca, Chone, Manabí y Latacunga. También hay fotos sobre el proceso de industralización del Ecuador así como de  personajes políticos y de la aristocracia ecuatoriana desde 1850 hasta 1940.

Un equipo de Andes visitó la sala de este archivo en el que se guarda parte de la historia ecuatoriana. En una sala climatizada permanecen las fotos originales, negativos y placas de vidrio. Las mismas fueron compradas bajo un proceso que se inició con fondos de la Secretaría Nacional de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt) y que ahora busca más recursos para continuar rescatando la historia del país.

Las imágenes se revisan con cuidado antes de ser digitalizadas. Foto: Micaela Ayala V./Andes

Todavía se continúa con el proceso de digitalización de las imágenes, un trabajo arduo que se inicia con la identificación de la fotografía: de qué año es, cuál es la técnica que se utilizó para la foto, en que material se guarda (negativo, impreso, placas de vidrio). De acuerdo con esto se realiza el escaneo de la foto y luego se llena una ficha básica en la que constan todos los datos de la imagen.

La fotografía junto a la ficha se suben en alta resolución a la página web del archivo www.fotografianacional.gob.ec para que todas las personas la puedan ver y también descargar para algún trabajo escolar, una investigación, etc. Quienes requieran fotografías más grandes para presentarlas en alguna exposición pueden solicitarla al archivo, de forma gratuita, siempre y cuando la exposición no tenga fines de lucro.

En 2009 el estado ecuatoriano declaró a la Fotografía Histórica (1839-1920) como bien perteneciente al patrimonio cultural documental en sus primeras impresiones: daguerrotipos, ambrotipos, ferrotipos e impresiones originales en papel y negativos. Esto porque la fotografía patrimonial es portadora de información que permite la reconstrucción de la memoria social e histórica del país.

Las fotografías se suben al archivo con una ficha con información completa y detallada. Foto: Micaela Ayala V./Andes

Cinco años después, en 2014, se conformó el Archivo Nacional de Fotografía, mismo que se encarga de la recolección, digitalización, inventario, catalogación y difusión de fotografías patrimoniales, garantizando así, su conservación y su democratización a través de internet.

Según José Rubio, catalogador de los bienes materiales del INPC, el objetivo del archivo es “poner en acceso público todas las imágenes con toda la información y de que la gente se las pueda descargar, además salvaguardar estas colecciones que estaban en riesgo de desaparecer por la delicadeza del material y su estado de conservación”.

Para la conservación, el primer paso consiste es librar a las fotografías de todo material orgánico y microorganismos (bacterias y hongos). Se realiza una delicada limpieza de las superficies. Después de ellos, las imágenes pasan a un cuarto climatizado para mantenerlas secas y sanas. El material se coloca en estanterías negras bien identificadas y se manipulan siempre con guantes para que no queden marcadas las huellas digitales.

Las fotos conservan en la parte posterior los datos sobre el fotógrafo, el año y una breve descripción. Foto: Micaela Ayala V./Andes

Con la intención de dar a conocer estas fotografías a la ciudadanía, se han editado algunas publicaciones, se han hecho exposiciones de distintos temas en varias ciudades del país y también se han desarrollado capacitaciones a universidades sobre una gran diversidad de temas de investigación.

Al momento hay 18.000 fotografías catalogadas y subidas a la página y hay muchas imágenes más que se seguirán subiendo, conforme avance el proceso de identificación y conservación, que se ha visto demorado por la reducción de personal.

La imagen más antigua del archivo data de 1880 y se avanzado con imágenes de 1940 o 1950, a pesar de que el decreto ecuatoriano considera fotografías patrimoniales solo las que se han tomado hasta el año 1920. Esto sucedió porque los encargados del archivo no quisieron desmembrar las colecciones sino que se mantienen en conservación tal cual fueron adquiridas. En los mismos álbumes, de la misma forma en la que fueron encontradas y sin segmentar los temas. En la página web es donde se las puede consultar por temas.

En la sala climatizada permancen los negativos y álbumes de imágenes. Foto: Micaela Ayala V./Andes

El archivo tiene algunas condiciones de uso entre ellas: que las fotografías no podrán ser alteradas o editadas bajo ningún criterio, pues se deberán respetar los derechos de propiedad intelectual de los fotógrafos y autores de las imágenes, además se deben conservar los créditos de origen (autor, fondo y procedencia) que deberán ser estrictamente citados para garantizar el manejo ético del patrimonio fotográfico del Ecuador.

Al momento existen más de 1,3 millones de usuario que han visitado la página web, de ellos  500 personas se han registrado oficialmente para realizar sus investigaciones con las fotos de este archivo.

 

En la página ya están inscritos unos 500 usuarios y tiene más de un millón de visitas. Foto: Captura de pantalla

Archivos patrimoniales que forman parte del Programa Memoria del Mundo

En 2014, el INPC presentó al colección “En la mirada del Otro, Acervo documental del Vicariato Apostólico Salesiano en la Amazonía Ecuatoriana 1890 y 1930” y la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) la escogió para formar parte del Programa Memoria del Mundo cuyo fin es facilitar el acceso universal al patrimonio documental.

La colección está integrada por un conjunto de 76 negativos a la gelatina (bromuro de plata sobre placa de cristal y 192 originales de la época) y positivos a la gelatina (bromuro de plata, correspondientes a las misiones salesianas 1890 y 1930) que registraron su trabajo entre los pueblos amazónicos shuar-achuar, los más resistentes a la colonización.

El Programa Memoria del Mundo fue creado en 1997  para promover una mayor conciencia de la importancia del patrimonio documental. Incluye a partir de ahora 348 documentos y conjuntos de documentos de todos los continentes sobre diferentes soportes, desde la piedra al celuloide, pergaminos o grabaciones sonoras.

 

Fotografía que muestra la visita de un Obispo a una aldea amazónica. Esta forma parte del Programa Memoria del Mundo de la Unesco. Foto: INPC

dvm/ar