Carisma, aventura y hermandad definen a Los Vivancos en gira por el Ecuador

Aaron, Judah, Israel, Josua, Crsto y Elías Vivancos posaron en el loby del hotel en el que se hospedan en Quito. Foto: Micaela Ayala V./Andes

Quito, 16 mar (Andes).- A pesar del cansancio que denota sus rostros, después de una extensa gira por todos los medios del Ecuador, los hermanos Vivancos reciben a Andes en el lobby de un hotel capitalino dispuestos a contarnos un poco más sobre su vida artística y sobre “Nacidos para bailar”, el tercer espectáculo que presentarán este viernes en el país.

Los Vivancos llegaron el martes a Ecuador e inmediatamente se pusieron a promocionar su show. Algunos pasos en los programas televisivos, algunos chistes en las radios y otras historias en la prensa escrita… estos hermanos no se escaparon de ninguno de los medios quiteños debido a su carisma y ganas de compartir con todos los periodistas.

Además de su contacto con la prensa ellos se enfrentaron con un hecho curioso en su camino por la capital, su furgoneta se quedó varada en una estrecha calle del Centro Histórico y tuvieron que bajarse a empujar el vehículo. En otro medio fueron atrapados por varias fanáticas que querían una foto con ellos. Estos y otros detalles son los que convierten a sus giras en únicas y que Cristo Vivancos se encarga de retratar siempre son su celular para luego compartirlo en las redes con sus fans.

Los Vivancos empujando el carro que se quedó atrapado en una estrecha calle capitalina. Foto: Facebook 

Elías, Judah, Josua, Cristo, Israel y Aarón (Josué se encuentra de año sabático) vienen de una familia muy numerosa, con varios hermanos y hermanas. A ellos los cruzó el destino hace 10 años para compartir la pasión de su padre: la danza, la música, el flamenco.

 “Nuestro Padre nos educó a todos con la visión artística y unos se dedicaron par  ser Pilotos de avión, Abogados, y a nosotros nos gustó seguir los pasos de nuestro padre, crear este grupo y aquí estamos”, aseguró Josua.

Estos 10 años han pasado muy rápido y han sido sumamente intensos como la vida que llevan con giras largas y sin parar, ejercicio diario y contacto con la prensa frecuentemente. Aunque para Aaron eso no es un problema, “Creemos que es  una parte muy importante de nuestro trabajo, el poder comunicarnos con la gente y lo hacemos con mucho gusto”, aseguró.

Por su parte Israel dijo que en este tiempo han viajado por más de 50 países, han bailado frente a muchísimos espectadores y también han aprendido mucho. “Ha sido una experiencia muy bonita, muy enriquecedora, una aventura en toda regla de la que hemos podido aprender muchísimo, compartir nuestro arte con el mundo y vivir las diferentes culturas”, afirmó.

De izquierda a derecha: Judah, Cristo, Israel, Josua, Elías y Aarón Vivancos en entrevista con Andes. Foto: Micaela Ayala V./Andes

“Nacidos para bailar” es un show  en el que muestran esos lazos de sangre que los unen y que han marcado su trayectoria artística. “Es una obra que presenta algo muy íntimo, habla de quienes somos, de lo que hacemos, pero el lenguaje que usamos para contar esa historia es un lenguaje muy espectacular, un poco irresponsable, hay toques de humor”, señaló Elías Vivancos.

Lo que quisieron hacer es presentar una suerte de trilogía. “La primera ‘Siete hermanos’ fue como el cuerpo de nosotros, ‘Aeternum’ era una obra más espiritual y en ‘Nacidos para Bailar’ combinamos el cuerpo y el alma, de ahí que hablamos de lo sacro y lo profano”, aseguró.

La mezcla entre lo sacro y lo profano también se da en el hecho de que el arte que han sabido conservar durante años es algo sagrado y los hermanos, como hombres jóvenes, se encuentran más en la parte profana de la vida.

“Nacidos para bailar” muestra un lado más salvaje y rockero de los hermanos, al incorporar canciones que por su fuerza entonan perfecto con su show. “El rock es un sonido que nos parece que pega mucho con lo que hacemos, tiene mucha fuerza y estuvimos todos de acuerdo en que queríamos llevarlo por ese camino”, dijo Elías.

"Nacidos para bailar" es el espectáculo con el que llegan al Ecuador. Foto: Cortesía Top shows

Durante su espectáculo, que dura dos horas, los seis hermanos nunca paran de bailar.  “Son dos horas que empezamos con muchísima energía y terminamos con más energía aún”, indicó Aaron.  Hay momentos instrumentales de música sin baile, momentos grupales, solos, por lo que los espectadores sentirán una variedad de emociones.

Sobre su relación con Ecuador, dijeron que es muy grato venir al país porque los ecuatorianos siempre los reciben muy bien que les encanta la comida de acá como las empanadas de viento y el locro y que aunque han visitado pocos lugares, porque siempre se encuentran ocupados con los medios, les parece un país muy bonito. Uno de los sitios que conocieron fue la Mitad del Mundo donde jugaron y se tomaron fotos en la línea equinoccial.

Cuando ocurrió el terremoto en las costas ecuatorianas (el 16 de abril de 2016) Los Vivancos se movilizaron inmediatamente para retribuir en algo ese cariño que han recibido de Ecuador. “Estábamos presentando “Nacidos para bailar” en Madrid, era el estreno, teníamos a disposición el teatro para una temporada larga y quisimos  aprovechar la oportunidad para hacer un llamamiento a toda la gente de Madrid para hacer este evento benéfico. Era una manera de devolver un poquito lo mucho  que nos habéis dado, porque cada vez que hemos venido aquí nos han tratado con muchísimo cariño”, contó Elías.

Los hermanos Vivancos probaron un ceviche ecuatoriano, un platillo típico de Ecuador. Foto: Facebook  Los Vivancos

Después de Ecuador los seis hermanos continuarán su gira por  Italia, Estados Unidos, Israel, Turquía, Chipre, República Dominicana, entre otros países. Y continuaran manteniendo una relación directa con todos los medios de los países ya sean escritos, radio o televisión y harán lo que más les apasiona: bailar.

Los Vivancos se presentan este viernes en el Teatro de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, a las 20:30. Las entradas todavía se encuentran disponibles en los almacenes de Musicalisimo de Quito, Guayaquil y Cuenca o vía online a través de www.ticketshow.com.ec. Los costos son 70 dólares Luneta alta, 90 dólares Luneta baja; 110 Platea y 130 Butaca.

dvm/gc

Lea también

Los Vivancos regresan al Ecuador con su show “Nacidos para bailar” que combina lo sacro y lo profano