En cita bilateral, Ecuador y Brasil suscriben acuerdos comerciales y de infraestructura

Los mandatarios participaron de una declaración conjunta de prensa tras dos horas de reunión a puerta cerrada en la que participaron delegaciones de los dos países. Fotos: Carlos Rodríguez/Andes

Quito, 26 ene (Andes).- El presidente de Ecuador, Rafael Correa, y su homóloga brasileña, Dilma Rousseff, mantuvieron este martes su primera reunión bilateral en la capital ecuatoriana en la que se analizó el tema comercial entre ambos países y la posibilidad de que Brasil sea financista de Ecuador en temas de infraestructura.

Correa recibió a la presidenta brasileña que arribó a Carondelet, en el centro histórico de Quito, cerca de las 18:00 locales (23:00 GMT), acompañada de una delegación y se reunieron a puerta cerrada por aproximadamente dos horas.

En el tema comercial se acordó que representantes de ambos países se reunirán la primera semana de marzo para resolver ciertos conflictos que Ecuador ha tenido para llegar a Brasil con productos no petroleros como banano, camarón y los derivados de la pesca.

Según explicó el presidente Correa, en el caso de los dos primeros ha sido por problemas fitosanitarios que “pueden ser fácilmente superados”, pues Ecuador exporta a los países más estrictos en cuanto a normas sanitarias, por ejemplo, la Unión Europea. En el caso de la pesca los conflictos se dan únicamente por trámites entre ambos países.

Rousseff por su parte indicó que se analizó un complejo cuadro económico internacional y la incidencia que este ha tenido sobre los países de la región y de la necesidad de una cooperación económica y comercial entre los países para que se pueda superar más rápidamente los temas económicos.

En el tema de financiamiento Correa destacó que Brasil es una financista regional y Ecuador necesita financiamiento en estos momentos, pues tiene capacidad de pago, pues está entre los países menos endeudados del continente,  con un coeficiente de deuda pública de 32% que es perfectamente manejable.

Por lo que se acordó que Brasil se podría consolidar como un financista para Ecuador para importar ciertos bienes de capital que servirían para innovar equipos industriales o de transporte y así mejorar las condiciones de vida en el país.

“Brasil es un país que puede darnos financiamiento que puede ser encausado con la Corporación Financiera Nacional y esperamos también que la primera semana de marzo se concreten esas líneas de crédito”, señaló el mandatario ecuatoriano en una declaración conjunta de prensa que se realizó al finalizar el encuentro.

El mandatario también precisó que el encuentro ha servido para “profundizar las relaciones y también para enfrentar el contexto económico que se torna bastante difícil para los países latinoamericanos”.

Eje Manta-Manaos para mejorar el comercio

Entre los temas que se discutió estuvo el corredor interoceánico Manta-Manaos que funcionaría como eje de integración económica y productiva entre las costas del Pacífico de ambos países y como una oportunidad para la región amazónica.

Según Correa, desde el lado ecuatoriano se ha completado la red hasta la provincia de Napo y desde ahí se exporta ciertos productos hasta Brasil, sin embargo aclaró que aún se debe resolver un tema de permisos de navegación para continuar con las operaciones.

“Ha sido un proyecto histórico de mutuos beneficios, no solo históricos sino multilaterales para toda la región que deben ser políticas de Estado, no solo de nuestro gobierno sino de todos los gobiernos en este proyecto histórico para la región”.

Esta iniciativa es un corredor terrestre-fluvial que permite que el transporte demore 10 días menos con relación al Canal de Panamá; además del transporte bilateral, abre oportunidades para que productos del norte de Brasil lleguen a la región del Pacífico.

Integración Regional

La mandataria Brasillena fue recibida con honores por el presidente Rafael Correa en el Palacio de Carondelet, en el centro histórico de Quito.

En la reunión trascendió el tema de la integración regional. El mandatario ecuatoriano destacó que Brasil es un líder para América Latina y que en conjunto se ha trabajado por la integración latinoamericana con otros líderes como el fallecido Hugo Chávez y eso se ha visto plasmado en ideas como la creación de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

Además, ambos jefes de Estado reconocieron que la integración regional se torna importante en un escenario de dificultades como la baja en los precios del petróleo y otros factores externos que afectan las economías internas de los países.

A decir de Rousseff, otro de los avances es la creación de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), que “representa la integridad que hemos querido construir en América Latina con las experiencias políticas y construir unidad con valores democráticos y más derechos humanos”.

El encuentro finalizó cerca de las 22:00 después de una cena que ambos mandatarios compartieron en Palacio.

El encuentro se dio previo a la IV Cumbre de la Celac que se desarrollará mañana (miércoles) en la sede de la Unasur, en el norte de Quito, en la que participarán más de 20 mandatarios.

la/ar