Consejero presidencial de Ecuador: Reforma laboral busca conservar el empleo

Quito, 23 feb (Andes) – Carlos Baca Mancheno, consejero de la Presidencia de Ecuador, destacó las medidas que ha emprendido el gobierno para atenuar los efectos de la difícil situación económica generada por choques externos como el desplome de los precios del petróleo, la desaceleración de China, la apreciación del dólar, el bajo precio de los commodities, entre otros.

Entre las medidas adoptadas por el gobierno de Ecuador consta el envío a la Asamblea Nacional de un proyecto urgente de reformas laborales que, entre otros aspectos, apunta a proteger el empleo a través de la reducción de la jornada laboral, previo a un acuerdo entre trabajadores y empleadores.

Durante el programa Ecuador No Para, que transmite El Ciudadano TV en coproducción con ANDES, Carlos Baca sostuvo que las decisiones tomadas por el gobierno en un contexto económico complicado -agravado en el escenario nacional por la amenaza del Fenómeno El Niño y la reactivación del proceso eruptivo del volcán Cotopaxi- han permitido que no se afecte a los más pobres.

“A pesar de todo este impacto externo importante que ha tenido el país, las enormes inversiones que se han hecho están empezando y van a seguir dando frutos y réditos. Porque va a tener electricidad, sin tener que importar diésel; tiene el país un control de inundaciones eficiente que ha hecho que, más allá de los efectos naturales que va a tener este Fenómeno de El Niño, no sean impactos que destruyan la agricultura o al pequeño o mediano y gran productor en la costa; va a tener una población más sana”, destacó.   

Otra medida que destacó es la Ley de Alianza Público-Privada que ha generado ya la concreción de inversiones para la concesión de puertos y vías en asociación del Estado con el sector privado nacional e internacional.

 

Carlos Baca junto al periodista Marco Antonio Bravo, conductor del programa Ecuador No Para. / Micaela Ayala-Andes

Reformas laborales

Recalcó que todas estas medidas buscan conservar el empleo de los ecuatorianos desde la microeconomía, que blinda a las familias de los impactos de la situación económica.

“Mientras se conserve el empleo, en el núcleo familiar, este shock externo no hace que la gente entre en un estado de angustia, de desesperación. Lo que se busca con estas medidas es proteger el empleo, es darle herramientas al trabajador y también al empresario para que el empleo pueda conservarse”, subrayó.

Uno de los aspectos que contiene la reforma planteada por el gobierno, y que fue enviada con el carácter de económico urgente, es promover el empleo joven, propuesta mediante la cual el Estado asume la seguridad social del trabajador y que facilita a los empleadores contratar nuevos empleados sin que signifique un costo, detalló Baca.

También, la figura del paro parcial, que reduce la jornada laboral de ocho a seis horas.

El consejero presidencial defendió la gestión del gobierno relacionada a la inversión pública que aprovechó la bonanza petrolera para edificar infraestructura vial, energética y enfocar recursos al ámbito social y diferenció lo que hubiera sucedido con un régimen de derecha.

“Detrás de todo este bienestar, que se ha generado en estos nueve años, para el común de los ciudadanos hay una opción política e igual, detrás de todas estas medidas que se están tomando, hay opciones políticas y las medidas tienen que ser políticas”, dijo.

Elecciones 2017

En el programa, Ecuador No Para, Carlos Baca se refirió a las expectativas por las elecciones generales convocadas para el 19 de febrero de 2017 en las que se elegirá a presidente y vicepresidente de la República, asambleístas y parlamentarios andinos.

Sostuvo que en dichos comicios se ponen en juego el país del futuro o el retorno del pasado.

“Las próximas elecciones no van a representar únicamente una transición del gobierno, hay en juego un modelo, un sistema, un proyecto político que le ha planteado al país durante nueve años una enorme transformación, una recuperación de la dignidad, una opción por la gente”, mencionó y reconoció que el ejercicio de toda actividad democrática desde el poder genera un desgaste.

Se mostró respetuoso de los criterios que señalan la necesidad de un cambio de modelo, aunque recalcó que la inmensa mayoría de la gente ha encontrado en el gobierno del presidente Rafael Correa una recuperación de lo público, un nuevo pacto social a través de la Constitución vigente, aprobada en 2008 por impulso del socialismo, y el enfoque de la economía hacia lo social.

“Ese es el punto nodal de lo que está en juego: profundizar estos cambios, hacerlos que se conviertan en permanentes, en que la revolución no pare”, apostilló.

Sobre el tema de los cuadros del gobernante movimiento Alianza PAIS, Baca sostuvo que más allá de los nombres, la discusión es cómo profundizar el proceso y adelantó que en las conferencias ideológicas que ha organizado el movimiento PAIS se recogerán los aportes de los ciudadanos para la construcción de un plan de gobierno. 

/ar