Síguenos:

Carlota Jaramillo: La diva del romance ecuatoriano (VIDEO)

08 de Febrero de 2018 - 10:37
"La Reina de la Canción Nacional" fue la voz femenina del pasillo ecuatoriano
Foto: Micaela Ayala/Andes

En el museo de esta afamada cantante se relata su historia a través de fotos, personajes, objetos y distinciones que recibió a lo largo de su vida artística.

Quito, 06 feb (Andes).- Hablar de Carlota Jaramillo, es hablar de un ícono de la música ecuatoriana. Sus memorables pasillos como “Sendas distintas”, “La ingratitud”, “Sombras”, “Honda pena”, o “Para mi tus recuerdos” son aún escuchados por muchos ecuatorianos que reviven la melancolía de un amor.

María Isabel Carlota Jaramillo Jaramillo, nació el 9 de julio de 1904 en Calacalí, provincia de Pichincha, y falleció el 10 de diciembre de 1987. Fue una popular cantante ecuatoriana, llamada entre otros calificativos como "La Reina de la Canción Nacional".

Estuvo casada con el actor, cantante y compositor Jorge Araujo Chiriboga conocido en el mundo musical como el "gato Araujo", con quien tuvo dos hijos: Marco Vinicio (+) y Nelly.

Aunque no tuvo ningún parentesco familiar con el “Ruiseñor de América”, Julio Jaramillo, (máximo referente de la música nacional), ella creció rodeada de un ambiente musical ya que su abuelo materno, Timoleón Jaramillo, entonaba la guitarra. Posteriormente fue él quien la inició en el mundo de la música, pues le enseñó a tocar el piano, la guitarra, entre otros instrumentos.

Desde muy joven participó en concursos y obras teatrales, consagrándose finalmente como una apasionada cantante de música ecuatoriana.

En 1922, para conmemorar el Centenario de la Batalla del Pichincha, se realizó un concurso de música para aficionados. El primer premio era una fina guitarra y una presentación en el escenario del desaparecido Teatro Edén de Quito.

Posteriormente, el compositor Rafael Ramos Albuja le propuso trabajar para una compañía de teatro, oferta que aceptó. Después ingresó a otra compañía, la de Comedias y Variedades, en donde conoció al que fue su esposo.

También formó parte de las tres grandes mujeres del mundo del teatro quiteño: Marina Moncayo, Olimpia Gómez (esposa de Ernesto Albán, conocido en el mundo artístico como “Evaristo Corral y Chancleta”), y Carlota Jaramillo.

Antes de alcanzar la fama alternó su trabajo entre la música y la enseñanza tanto en Quito como en Ambato, ya que era educadora graduada del Normal Manuela Cañizares de la ciudad capital.

Su primer disco lo grabó en los estudios de Radio El Prado, de Riobamba, en 1938. La emisión de 1.000 discos se agotó en poco tiempo debido a que la cantante era ya ampliamente conocida a nivel nacional. Sus canciones siempre tenían como sello el amor.

Museo Carlota Jaramillo

La “Reina de la Canción Nacional” cuenta con un espacio que transporta al visitante a esa época de romanticismo y sencillez donde transcurrió su vida. Cuadros, imágenes, fotos, trajes y recuerdos que invitan a formar parte de la cotidianidad de esta gran mujer. Su casa de infancia en Calacalí se convirtió en un museo.

Claudia Oña, administradora y guía del sitio, muestra a los visitantes la historia musical de Carlota. El museo expone sus discos de oro y de platino que recibió, además en una de las paredes se encuentra las partituras de “Sendas distintas”, una de sus canciones más famosas.

casamuseocarlotajaramillo

Objetos personales, discos de oro y platino, así como su guitarra que la acompañó en varias de sus actuaciones se encuentran en el museo de Carlota. Foto: Micaela Ayala/Andes

“Esta casa que estaba olvidada desde hace mucho tiempo, fue restaurada por el Fondo de Salvamento (Fonsal) y en 2004 se abrió al público. El objetivo es recordar la memoria y trayectoria de esta cantante”, destacó Oña.

También se aprecian fotografías con presidentes de la República, más el relato de su paso por la docencia. Hay una recibiendo una condecoración del presidente Galo Plaza Lasso y otras posando junto a los presidentes Osvaldo Hurtado y León Febres Cordero. "Los objetos fueron donados por su hija Nelly, en honor a la memoria de su madre”, destacó la administradora.

En otro sitio de la casa se recrea su dormitorio. Allí se puede ver una guitarra y hasta faldas, blusas, chales, peinetas, entre otros objetos que Carlota Jaramillo usaba.

Este museo se ubica al noroccidente de la Mitad del Mundo, siguiendo por la vía Calacalí - La Independencia; en la Av. Flores de  la población de Calacalí.

AHÍ también existen otros iconos culturales que pueden ser apreciados por turistas nacionales y extranjeros como el monumento original a la Mitad del Mundo, el cual se ubica en la plaza principal. También podemos ubicar a la original Pileta Franciscana de la Plaza de San Francisco de Quito.

Varias fotografías de antaño se exponen en la casa y museo de la "Reina de la Canción Ecuatoriana", ubicada en la ciudad de Calacalí noroccidente de Pichincha. Foto: Micaela Ayala/Andes

vds/gc

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: