Síguenos:

Ecuador recuerda a su ídolo Julio Jaramillo, a 40 años de su muerte 

09 de Febrero de 2018 - 15:53
Julio Jaramillo (cen) recibió el homenaje por los 40 años de su muerte en su natal Guayas.
Foto: eltiempo.com

Los presentes en la recordación hablaron de su inolvidable voz, de su 'Nuestro Juramento' que es patrimonio nacional y de la necesidad de difundir su legado.

Quito, 10 feb (Andes).- Con una romería en su tumba en el Cementerio General de Guayas, los ecuatorianos homenajearon este viernes a su ídolo Julio Jaramillo, el llamado 'Ruiseñor de América', a 40 años de su deceso.

Los presentes en la recordación hablaron de su inolvidable voz, de su épica 'Nuestro Juramento' que ya es patrimonio nacional y de la necesidad de difundir su legado.

“Julio no ha muerto, es inmortal para nosotros”, manifestó Víctor Hugo Arce, director del grupo cultural Julio Jaramillo, colectivo que título a este tributo "40 años de inmortalidad".

El diario El Telégrafo reporta que este colectivo de seguidores de Jaramillo está Integrado por 120 personas de varios países del continente americano comparten el gusto por el estilo que plasmó el artista y sus grabaciones, que suman aproximadamente 3 mil canciones, de géneros como el bolero, vals, balada, pasillo, polca, mambo y hasta rock.

“Tenemos como objetivo dar a conocer el legado que dejó Julio, dando a conocer todas las canciones que tuvo, no solo las 400 canciones que grabó acá, sino que muchas más”, señaló este artesano, de 52 años, que dice conocer 2.903 temas y que “todavía seguimos buscando más”.

Otra de los asistentes, María Elena Pizarro, aseguró que también le lleva flores en su cumpleaños, "como una promesa". "Desde pequeña veníamos con mi padre que era buen amigo de Julio”, señaló la señora de 62 años de edad.

En tanto, Hamilton Salazar contó que forma parte de un quinteto de coleccionistas entre los cuales se destaca el colombiano Henry Puertas, del que asegura ser el más completo por atesorar más de 3 mil piezas de la discografía de Jaramillo.

El mausoleo donde se erige un busto de Jaramillo fue como de costumbre el escenario para recibir la ofrenda floral prevista a las 09:00, como parte del programa.

A esa hora los jóvenes cadetes de la Academia Naval Visión realizaron una calle de honor en la que los directivos del grupo cultural caminaron junto a una imagen de J.J. con su antigua guitarra.

Hubo música, flores y poemas y también una interpretación instrumental coreada por muchos de los asistentes. La abogada Carlota Flores Zavala fue la primera en declamar un poema escrito por Julio Flores y fue seguida del periodista José Gorotiza, quien realizó una breve semblanza del extinto cantautor.

‘Romance de mi destino’ fue la siguiente canción del corto repertorio que desarrolló la Banda Blanca previo a su partida. Esta desató lágrimas entre algunas señoras que cantaban inspiradas el tema escrito por Abel Romeo Castillo y plasmada al pentagrama por Gonzalo Vera.

Entre los asistentes estuvo Nancy Arrollo, viuda de Julio Jaramillo, y también familiares y conocidos. “Doy un especial agradecimiento a la banda de cadetes y a quienes nos acompañan año a año en conmemoración al hombre más querido del continente Americano”, dijo Arrollo, de origen venezolano y 71 años de edad.

Recordó que en octubre del año pasado, viajó a Miami, Estados Unidos, y compartió con el alcalde Jaime Nebot, el reconocimiento póstumo que recibió su esposo al entrar al Salón de la Fama.

“Espero que el próximo año en el natalicio de él, en octubre, nos podamos encontrar para que sigamos recordándolo. Les estoy muy agradecida desde el fondo de mi corazón”, comentó la viuda.

Alonso Montero, considerado un émulo de J.J., deleitó con 'Llora guitarra', entre quienes le rindieron tributo.

Julio Jaramillo había nacido en Guayaquil  en 1935. Falleció en 1978 de un paro cardíaco, tras ingresar a una clínica por cálculos en la vesícula, sin embargo tras complicaciones de la operación tuvo que ser intervenido por una segunda ocasión.

Según testimonios, al menos unas 200.000 personas se congregaron junto a la clínica y sus restos fueron velados durante tres días en diferentes lugares como radio Cristal, el Palacio Municipal y el coliseo Voltaire Paladines Polo.

Eltelégrafo/eltiempo/yp

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: