Con datos financieros y legales, el presidente Rafael Correa demostró apoyo a los soldados, a quienes pidió velar por el bien común

Agencia Andes
El presidente Rafael Correa expuso el pasado sábado aspectos relacionados con las FFAA. Foto: César Muñoz/Andes

Guayaquil, 8 feb (Andes).- Ante miles de personas que llegaron este sábado a darle su respaldo al estadio del cantón Daule, en la costera provincia del Guayas, el presidente Rafael Correa explicó los motivos por los que la víspera tuvo que cesar anticipadamente al mando militar, que cumplía su ciclo de dos años al frente de las tres ramas castrenses este 26 de febrero.

En su habitual espacio de rendición de cuentas, el mandatario dedicó 40 minutos a explicar con datos estadísticos y legales el apoyo que en los nueve años de su gobierno ha brindado y seguirá dando a las Fuerzas Armadas y por ende a su Instituto de Seguridad Social (ISSFA), con lo que desmontó los argumentos de la cúpula cesada, que en una declaración pública, cuestionó al Ejecutivo por el tema de la venta de un terreno del ISSFA al Ministerio de Ambiente en Guayaquil.

“En ese Comando Conjunto yo tenía grandes amigos personales, pero hay cosas que no se pueden aceptar. Yo soy el Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas y no permitiré que nadie me desobedezca”, aseguró el presidente, al lamentar la actuación de los exjefes militares de salir ante las cámaras a tocar temas administrativos que no son inherentes a sus funciones.

En pantallas gigantes para que pueda observar el numeroso público que normalmente lo acompaña en sus enlaces ciudadanos sabatinos, Correa presentó las estadísticas de lo que ha significado el apoyo económico al ISSFA durante su gobierno.

Desde 2007 hasta 2015, el gobierno ha entregado un subsidio de 1.957 millones de dólares para el pago de las pensiones en retiro de las Fuerzas Armadas; mientras que en ese mismo lapso ha pagado 687 millones de dólares por concepto de aportes patronales correspondientes al fondo de retiro, invalidez y muerte, lo que la cifra total de 2.645 millones de dólares.

En porcentajes, el Estado paga el 80,59 de la pensión del ISSFA, que se desglosa de la siguiente manera: 19,41 aporte individual, 20,59 aporte estatal y el 60% como subsidio del Estado.

También recordó que en su gobierno se autorizó el traspaso de al menos 150 empresas de las FFAA a la administración del ISSFA.

 

Enmienda garantiza pensiones

El presidente Correa remarcó que en ningún país del mundo el sistema de seguridad social de la fuerza pública es autosustentable, por ello su gobierno impulsó el año pasado una reforma constitucional, vía enmienda, para que tanto las pensiones del seguro social civil como militar estén garantizadas por todos los gobiernos a futuro. Se ponía así punto final a los tiempos de incertidumbre en los que los jubilados quedaban a la espera para recibir sus fondos.

No obstante, Correa recordó que a esa enmienda se opusieron fervientemente sectores políticos de oposición, entre ellos ex militares que ahora militan en partidos de derecha, que están aprovechando esta coyuntura para aparecer como supuestos ‘defensores’ de las FFAA.

Por ello, insistió a los soldados que no se dejen manipular por esos “rezagos que creen que la patria comienza y termina en las Fuerzas Armadas”, al tiempo que los instó a velar por el bien común de todos los ecuatorianos.

Respecto al tema de la venta del terreno con supuesto sobreprecio que vendió el ISSFA, el presidente lo presentó en su contexto, pues es un asunto que se viene ventilando desde 2013. Para ello tomó las líneas base de un comunicado de la Secretaría de Comunicación (Secom) en el que se hizo una cronología del proceso.

En el documento se detalla que los 66 lotes adquiridos por el Ministerio de Ambiente en 2010 al Issfa para la construcción del parque Samanes, tuvieron un costo de acuerdo con el valor establecido por la Dirección Nacional de Avalúos y Catastros, cuando la ley establece que se debe fijar el precio sobre la base del avalúo catastral del municipio donde se hace la compra, según lo dispone la Ley de Contratación Pública.

Por ello, el MAE pagó 48 millones de dólares cuando el avalúo del Municipio de Guayaquil determinó que ese predio tenía un valor de 7,3 millones de dólares. El Ejecutivo solicitó la devolución de la diferencia (41 millones de dólares), debido a que debía seguir adquiriendo más terrenos en la zona para el avance del referido parque, una de las obras más importantes del gobierno nacional, en Guayaquil, una de las ciudades del país que registra mayor déficit de áreas verdes.

No obstante, se dio la resistencia de las autoridades del ISSFA, quienes incluso pidieron la intervención de la Procuraduría del Estado, organismo que luego de un examen especial finalmente dio la razón al Ejecutivo el pasado 18 de noviembre.

Amparado en este pronunciamiento, el Ministerio de Finanzas anunció el pasado jueves que se devolverá al MAE cerca de 41 millones de dólares que pagó en exceso y que se debite dicha cantidad al ISSFA, lo que recibió el rechazo de un grupo de militares en servicio pasivo y del Alto Mando que salió ante los medios de comunicación a pedir que el Gobierno “respete” los recursos del ISSFA y que “tienen la obligación moral y legal de defender” esos dineros.

El ministro de Defensa, Fernando Cordero, indicó que la controversia se intentó resolver desde el 2013 y por ello se solicitó el pronunciamiento del Procurador. “La ilegalidad es un tema ajeno, por eso el Procurador dijo arreglen, pero han pasado 90 días y el director el ISSFA se ha obstinado. Aquí el único responsable de esta dificultad tiene nombre y apellido: es el director del ISSFA, pero esperamos que podamos enmendar, ya habrá un nuevo director”, señaló el secretario de Estado.

El jefe de Estado, por su parte, ha reiterado que no permitirá que nadie manipule a los soldados ni al país y que las pensiones militares están garantizadas en el artículo 370 de la Constitución y por el propio ISSFA, que “hoy está más solvente que nunca”.

En ese contexto, anunció que revisará las altas pensiones que reciben ex oficiales que ahora fungen como políticos de oposición. Citó el caso del coronel retirado Fausto Cobo (cercano al expresidente Lucio Gutiérrez), quien en 2001 recibía 661 dólares y ahora percibe 2.600 dólares.

También expuso los casos del el exjefe de Inteligencia, Mario Pazmiño (vinculado al Partido Social Cristiano), quien recibe una pensión jubilar de $ 3.659 y del general Ernesto González, quien recibe de pensión $ 4.892.

"Dicen que esos 41 millones van a afectar a la cesantía. Eso es mentira. Pero, ¿y los que ni siquiera tienen pensiones? Por favor, esta gente con esta mentalidad me da la impresión que nos defendieron tanto en la guerra del Cenepa, pero en la guerra de la vida, de la jubilación, buscan construir trincheras para ellos. Este presidente va a gobernar para el bien común", sentenció el mandatario ecuatoriano. 

jb/

Género: