Los depósitos en el sistema financiero ecuatoriano cambian la tendencia al alza

Quito 18 feb (Andes).- Christian Cruz, Superintendente de Bancos del Ecuador, destacó el “buen desempeño” del sistema financiero nacional que logró, en 2015, utilidades por 271 millones de dólares,  pese al impacto de los shocks externos en la economía nacional.  

En entrevista con el programa Ecuador No Para, el funcionario indicó que la banca privada ha hecho ajustes en políticas como la concesión de crédito y ha traído recursos del exterior con el fin de equilibrar la falta de liquidez económica, resultado de la apreciación del dólar y del hundimiento de los precios del petróleo. 

Sin embargo, reveló que entre diciembre y enero se registró un incremento de los depósitos  cercano a los 451 millones de dólares, contrario al comportamiento habitual pues, según la tendencia, en el primer mes del año los depósitos tienden a bajar.

Con estas cifras la autoridad bancaria consideró que 2016 será un año de estabilidad tanto en la evolución de depósitos como en los niveles de concesión del crédito.

“Hemos venido monitoreando permanentemente las medidas adoptadas por la banca privada y estamos totalmente satisfechos con el desempeño”, manifestó Cruz al resaltar también los niveles de solvencia alcanzados.

En el último año, de enero de 2015 a enero de 2016, la solvencia del sistema financiero pasó de 12,82% a 14,44% lo que refleja un fortalecimiento permanente.

“Tenemos un sistema financiero solvente, sólido que garantiza a todos cada uno de los dólares depositados”, puntualizó y señaló que estos indicadores permiten mantener la confianza de la ciudadanía y desechar “rumores malintencionados” como los ocurridos durante el año pasado sobre un supuesto nuevo congelamiento de los depósitos.

El funcionario,  recientemente posesionado por la Asamblea Nacional para los próximos cinco años, volvió a descartar esta posibilidad y dijo que en el país no existen las condiciones para volver a una crisis bancaria como la del año 1999, la peor en la historia del Ecuador.  Así mismo, reiteró que el Ejecutivo garantiza la permanencia del sistema monetario.

La morosidad en Ecuador es de un dígito (4,47%)

En cuanto a cartera vencida,  a enero de 2016 el indicador de morosidad es del 4,47%, un promedio aceptable y “nada alarmante”, indicó el funcionario al destacar que el promedio es menor al cinco por ciento, es decir menor a un dígito.

Adicionalmente, indicó que el sistema financiero realiza provisiones para cubrir una posible pérdida de cartera morosa y que en la actualidad llega al 157%.

“Está garantizada esa eventual pérdida, pero eso no sucederá porque las instituciones han entrado en procesos de reestructuración y refinanciamiento con los clientes que han reportado dificultades para cumplir sus compromisos crediticios".

No existe restricción del crédito en el país

El comportamiento global de la economía ecuatoriana, que en 2015 dejó de recibir alrededor de 7.000 millones de dólares,  impactó en sectores como en el sistema financiero debido a la falta de liquidez. Así el saldo de depósitos reportó una disminución en ese año.

No obstante de ello, el sector continuó cumpliendo con las necesidades de los clientes. “El sector financiero tuvo una contracción en su actividad” pero, con el seguimiento y control de la Superintendencia de Bancos,  sigue financiando con “ajustes en la política de concesión de créditos, de emisión de tarjetas de crédito y de reestructuración y refinanciamiento de deudas”, indicó.

Cruz aclaró, por tanto, que no existe restricción del crédito. “Lo que ha habido es un cambio en los volúmenes, los bancos se han vuelto más estrictos y eso es algo normal en una situación de disminución de liquidez”, anotó.

El rol de la Superintendencia de Bancos del Ecuador

La Superintendencia de Bancos ha centrado su gestión en el control y vigilancia para garantizar la transparencia, estabilidad, continuidad del sistema así como la seguridad de los depósitos de los ecuatorianos.

“El negocio del sector financiero está en constante evolución con nuevos productos, nuevas plataformas, y el ente de control debe evolucionar a la par”, dijo.

El organismo de control maneja actualmente un modelo de gestión integral de riesgo que permite tener información diaria, semanal y anual del sistema financiero, lo que permite un monitoreo constante para la detección de anomalías que incluye, la prevención de lavado de activos.

Explicó que en el actual gobierno, se han realizado incluso cambios legales que impide el mal uso de los recursos de los ecuatorianos en el sistema financiero y que garantiza sus depósitos.  

/gc