Deuda del Estado ecuatoriano con el IESS entrará en revisión para plan de pagos: Richard Espinosa

El presidente Moreno señaló que la pensión de los jubilados es baja y que se han hecho ajustes, pero que la situación económica del país no permite realizar un incremento todavía. Foto: Micaela Ayala/Andes

Quito, 13 sep (Andes).- La deuda del Estado ecuatoriano con el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), asciende a 2800 millones de dólares y entrará a revisión para plan de pagos, afirmó el presidente del Consejo Directorio de esta institución, Richard Espinosa.

Espinosa dijo a medios de prensa en el Palacio de Carondelet que el informe de Contraloría así lo determinó y "esa deuda evidentemente tiene que ser pagada".

Estas declaraciones se dieron en el marco de la reunión del presidente ecuatoriano Lenín Moreno con la Confederación de Jubilados.

El titular del Consejo Directivo del IESS señaló que es necesario seguir un proceso y que  falta un nuevo informe de la Contraloría que no tiene que ver con la deuda, pero que por normativa legal debe cumplirse con este paso.

Ese informe deberá ir al Consejo Directivo del IESS y ahí se podrán firmar los balances consolidados, luego se enviarán a la Superintendencia de Bancos, con copia al Ministerio de Finanzas y a la Contraloría General del Estado.

Posteriormente, la Contraloría certificará con un tercer informe a través de una Comisión que ya trabajó por un mes y le quedan otros dos meses de labores, para verificar cada documento emitido a partir del 2001.

Espinosa explicó que la documentación correspondiente irá al Ministerio de Finanzas, que deberá definir el plan de pagos del Estado al IESS.

“Nos pondremos de acuerdo y ese será el último paso, el pago efectivo de esa deuda”, indicó Espinosa. Aunque no precisó fechas.

Explicó que se planifica la construcción de centros gerontológicos en todo el país para que los jubilados reciban de parte del IESS atención especializada.

El presidente Moreno ratificó a los jubilados que ellos son un grupo de atención prioritaria para el gobierno y que con este objetivo se desarrollará el programa “Mis Mejores Años”

Por su parte, Manuel Muñoz, presidente de la Confederación de Jubilados, calificó de valiosa la reunión con el Mandatario ecuatoriano y dijo que fueron acogidos sus planteamientos, por ejemplo, los jubilados tendrán representación dentro del Consejo Directivo del IESS y en el Banco del IESS.

El pedido de los jubilados al Jefe de Estado es que se busque otro mecanismo de ajustar cada año la pensión que no sea la inflación. “Seríamos el único gremio que pone velas para que la inflación suba y no conviene, van a analizar este problema”, manifestó Muñoz.

Al respecto, el presidente Moreno señaló que la pensión de los jubilados es baja y que se han hecho ajustes, pero que la situación económica del país no permite realizar un incremento todavía.

“Tenemos que ser cautos en nuestros pedidos, conforme mejoren las cuentas públicas podemos hablar de mejoras sustantivas. Hay pedidos que son perfectamente aceptables” indicó Moreno.

El ministro de Trabajo dijo que ya han sido pagados 17 millones de dólares de las jubilaciones voluntarios.

La Confederación de Jubilados agrupa a 455.000 personas en todo Ecuador.

Vr/yp