Dirigente histórico: Las bases deben recuperar el rumbo del movimiento indígena

Quito, 29 feb (Andes) – Los líos en Pachakutik, el brazo político de la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie) surgido en 1995 se hicieron evidentes semanas atrás cuando se registraron divergencias públicas entre sus dirigentes por la intención de integrar una “unidad” con organizaciones de derecha Madera de Guerrero, Partido Social Cristiano, CREO (del banquero Guillermo Lasso), SUMA, entre otros.

La desorientación de la dirigencia de Pachakutik y el movimiento indígena, organizaciones consideradas de izquierda, llevó a declarar a uno de sus dirigentes, Marcelino Chumpi, prefecto de la provincia oriental de Morona Santiago, que había que “superar las ideologías” en el afán de alcanzar una alianza electoral.

ANDES conversó con uno de los dirigentes históricos de la organización indígena (que irrumpió en el escenario político en la década del noventa en reivindicación de los derechos de los pueblos aborígenes), Ricardo Ulcuango, actualmente embajador en Bolivia, quien cuestionó que la radicalidad de los actuales dirigentes lleva finalmente a hacerle el juego a la derecha.

“Creo que han perdido el horizonte político, por un lado. Por otro lado, solo porque están en contra del presidente (Rafael) Correa se juntan con la derecha, con Guillermo Lasso, con el abogado Jaime Nebot, con todos esos sectores, entonces ya, lamentablemente, pierden la noción de que ese sector dice representar a la izquierda, a los sectores más pobres del país. Lamentablemente el movimiento Pachakutik se ha ido inclinando cada vez más hacia la derecha”, dijo Ulcuango en entrevista vía Skype.

Ulcuango dijo que existe preocupación en las comunidades indígenas que se pretenda establecer alianzas con los sectores contra los que permanentemente se ha luchado y que esto no será permitido.

“Veo que han perdido el rumbo, el horizonte, han perdido los principios con los cuales fue creado”, manifestó al tiempo de destacar que las bases del movimiento indígena hayan expulsado a los dirigentes de organizaciones de derecha que se reunieron en la sede de Pachakutik con sus pares en Quito, en el mes de enero.

“Considero que todo este proceso que se está viviendo tiene que permitir reflexionar a los principales dirigentes de Pachakutik, del movimiento indígena, porque no pueden ir cambiando, ir simplemente porque odian a un gobierno, juntarse con los principales responsables de la crisis, de la pobreza, de la miseria de los pueblos indígenas, que hemos sido excluidos por ese sector”, recalcó.

Ulcuango consideró que serán las bases, integradas por las comunidades indígenas, las que deberán recuperar el rumbo de los principios de Pachakutik, caso contrario la organización simplemente se extinguirá.

De hecho, añadió, las bases ya no respetan a la dirigencia por lo que solamente la reflexión de las comunidades, las organizaciones de segundo grado, serán las que retomen los principios de Pachakutik y también del movimiento indígena que tuvo protagonismo en el derrocamiento del exmandatario Abdalá Bucaram (en 2006) y Jamil Mahuad (en 2000).

El apoyo de Pachakutik fue fundamental para que el militar retirado Lucio Gutiérrez llegara al poder en el año 2002 a quien respaldaron seis meses para luego pasar a la oposición.

/ar