Discurso de presidente Xi Jinping en APEC pone a China y Asia-Pacífico a la vanguardia global

las reuniones de APEC 2016 en Lima podrían constituir un punto de inflexión en el equilibro económico global, según analista. Foto: Xinhua

México 21 nov (Andes).- El discurso pronunciado por el presidente de China, Xi Jinping, en la Cumbre de Líderes Empresariales del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) el sábado pasado en Lima, capital de Perú, colocó a China y a la región a la vanguardia de un esfuerzo conjunto para reactivar la economía global, dijeron participantes y expertos de APEC.

El presidente de la Cámara de Comercio de Lima, Mario Mongilardi, opinó que Xi envió un mensaje alentador a las comunidades de negocios de las 21 economías miembros de APEC.

"El presidente de China pronunció un discurso extraordinario hoy. Él sentó las bases pare el crecimiento futuro de la economía mundial", declaró Mongilardi a Xinhua en una entrevista después de la cumbre.

El discurso puso en claro que el programa de reformas de China permitirá la participación de compañías extranjeras en el mercado chino, lo que ofrecerá a otros miembros de APEC el potencial acceso a más de 1.300 millones de consumidores, declaró Mongilardi.

"Él (Xi) también anunció que China tenderá la mano al mundo con inversiones muy importantes y abrirá su mercado a inversiones extranjeras. Nos llena de optimismo ver que China, una de las potencias mundiales, cree en el mercado, cree en la competencia... como un mecanismo para el desarrollo", declaró Mongilardi.

En la cumbre, Xi dijo que China debe activar el comercio e inversión para impulsar el crecimiento, y volver más abiertos e inclusivos los acuerdos de libre comercio.

El presidente de la Confederación Nacional de Instituciones Empresariales Privadas peruana, Martín Monteverde, declaró después de la cumbre que el discurso de Xi mostró la disposición de China para trabajar con otros en pro del desarrollo de la economía.

El presidente chino dijo que se calcula que en los cinco años próximos, China importará productos por 8 billones de dólares, y que introducirá 600.000 millones de dólares de inversión extranjera. Esto brindará oportunidades enormes a compañías de América Latina, afirmó Monteverde.

Xi indicó que en los tres primeros trimestres de este año, el Producto Interno Bruto (PIB) de China creció en 6,7 por ciento. Este rápido crecimiento económico beneficiará a América Latina, en especial en áreas como recursos minerales y energéticos, dijo otro participante de APEC, el gerente de asuntos corporativos de Chinalco en Perú, Álvaro Barrenechea.

El presidente de la compañía de minería peruana Volcán, José Picasso, consideró al discurso de Xi como el mejor de la reunión.

El discurso de Xi mostró que China desea abrir su mercado y reducir la polarización de la riqueza. El desarrollo de China será un impulso para el desarrollo de la región de Asia-Pacífico, afirmó Picasso.

En un momento en que gran parte del resto del mundo sufre desaceleración económica, la región de Asia-Pacífico disfruta de crecimiento estable, comentó Xi. Por eso, debe encabezar el camino y emprender acciones fuertes y coordinadas para revitalizar la economía mundial y crear nuevas oportunidades para el crecimiento global.

Luis Delgado, un profesor de estudios sociales de la Universidad de Carabobo, una institución estatal ubicada en el norte de Venezuela, dijo que "el discurso marca la ruta que el gobierno chino está proponiendo para reactivar la economía mundial", e indica "cómo la región de Asia-Pacífico puede estar a la vanguardia en la reactivación de la economía mundial".

El mensaje de Xi también coloca a China a la vanguardia en ese esfuerzo, porque "reivindica el libre comercio, pero lo hace desde una perspectiva integral", la cual propone que el "crecimiento debe estar acompañado de programas de desarrollo humano", dijo Delgado.

Además, el gigante asiático ya se ha puesto a la cabeza al hacerlo en diferentes partes del mundo, tales como América Latina, donde "China se ha comprometido al desarrollo" de la región en los años próximos, agregó.

"Con el potencial de América Latina y el apoyo del gobierno chino, creo que es posible que la región supere las dificultades", tales como la falta de desarrollo, infraestructura e inversión, y "reactive la economía mundial", opinó.

"Considero que China desea crear todas las condiciones para el libre movimiento de capital y, de esa forma, fortalecer el dinamismo de la economía mundial", añadió.

En ese sentido, las reuniones de APEC 2016 en Lima podrían constituir un punto de inflexión en el equilibro económico global, dijo.

"El contexto histórico y el significado histórico de este proceso constituyen una reubicación del centro geoeconómico del mundo, que estaba en el Atlántico, hacia el Pacífico, y en medio de esto, China tiene un importante papel", indicó Delgado.

El economista y analista político venezolano Vladimir Adrianza, quien imparte cátedra en la Universidad Militar Bolivariana de Venezuela en Caracas, estuvo de acuerdo en que el discurso de Xi es una evidencia de la "transferencia del centro geoeconómico hacia el Pacífico".

También evidencia la conciencia sobre las desventajas que han afligido a las economías más pequeñas en el orden económico global, señaló Adrianza.

El discurso de Xi "nos da una idea de la disposición de la dirigencia actual de China para buscar un entendimiento con economías que son mucho más pequeñas que la de China", dijo.

Establecido en 1989 como un foro para promover el libre comercio a través de la región de Asia-Pacífico, APEC de 21 miembros se está convirtiendo en un mecanismo cada vez más importante para abordar los asuntos económicos, no sólo dentro de la región, sino también alrededor del mundo.

APEC ha desempeñado un papel importante en el avance de la liberalización y facilitación del comercio, en la promoción de la integración económica y en el impulso de la conectividad.

La región de Asia-Pacífico, que es vital para la paz y desarrollo mundiales, representa 40 por ciento de la población mundial, casi la mitad del comercio mundial, y 57 por ciento del PIB global.

Xinhua/ds/gc/ar

Género: