Ecuador abre las puertas a la justicia sueca para tomar declaraciones a Julian Assange

Assange ha permanecido en la embajada ecuatoriana desde el 19 de junio de 2012. Foto: Cancillería.

Quito, 15 ene (Andes).- Este viernes el canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, se refirió al caso de Julián Assange y el pedido que habría hecho la justicia sueca para tomar declaraciones al australiano acerca de las acusaciones que pesan en su contra.

“Antes de que prescribieran tres de los posibles juicios (las autoridades suecas) pidieron llegar a la embajada del Ecuador en Londres para tomarle declaraciones. Julián Assange tiene la protección nuestra como asilado y está bajo la jurisdicción de la legislación ecuatoriana”, dijo el ministro durante una entrevista en Radio Pública del Ecuador.

“Hay un acuerdo de cooperación penal internacional y lo hemos discutido en estos dos meses y lo hemos suscrito entre las dos partes, entonces ahora sí pueden solicitar que se le tomen las declaraciones, y ellos ya lo han hecho”, agregó.

Una vez que las autoridades suecas tomen declaraciones al fundador de Wikileaks, podrán tomar una decisión acerca de si se procesará un juicio o no en su contra.

“Si no se le acusa él podría salir, esperamos que no tenga ningún problema con el Reino Unido y en principio él vendría a Ecuador porque es asilo de nuestro país y si ya recibimos el salvoconducto del gobierno británico deberíamos de llevarlo con ese salvoconducto, que es para que pueda llegar al aeropuerto sin ser apresado y de ahí podría venir al Ecuador”, señaló.

También explicó que uno de los modos de proceder para la toma de declaraciones podría ser que la Fiscalía sueca entregue las preguntas a su par ecuatoriana para que esta realice el interrogatorio a Assange en presencia de un fiscal sueco.

El canciller reiteró que las puertas ecuatorianas están abiertas para ello, siempre y cuando se respete la soberanía del Estado ecuatoriano y la legislación que contempla la Constitución de la República del Ecuador, especialmente en materia de Derechos Humanos.

El ciberactivista ha permanecido asilado en la embajada ecuatoriana en Londres desde el 19 de junio de 2012, fecha desde la que no ha podido ni salir ni ser interrogado por la Fiscalía sueca que lo requiere por supuestos delitos sexuales. 

eg/gc