Ecuador construye su Agenda de Política Exterior “con los pies en la tierra y la mirada en el futuro”

Juan Meriguet, embajador Itinerante de Ecuador para Temas Estratégicos. / Foto: Cancillería

Quito, 15 jul (Andes).- El embajador Itinerante de Ecuador para Temas Estratégicos, Juan Meriguet, afirmó que la Agenda de Política Exterior del gobierno para el período 2017-2021 tiene que ser construida “con los pies en la tierra y la mirada en el futuro” y “con participación ciudadana”, por lo cual se desarrollan desde la Cancillería las mesas de trabajo temáticas que aportarán los insumos para este documento rector.

“Esta Agenda de Política Exterior no puede ser construida desde cubículos (…) Tiene que ser una Agenda de Política Exterior construida con los pies en la tierra, con la mirada hacia el futuro pero también con participación ciudadana, con la participación de quienes asumen la política exterior como parte de su concepto de vida, de integralidad, de vida y de seguridad”, afirmó en entrevista con Andes en las últimas horas.

Meriguet apuntó que las mesas de trabajo se desarrollarán hasta el próximo 22 de agosto. La referida a la Movilidad Humana se realizó esta semana que concluye y el martes 18 de julio de 09:00 a 12:00 en la Cancillería está prevista otra con el tema Construcción de Paz.

Otras mesas abordarán el tema de la ‘Diplomacia verde’;  la Interculturalidad y Derechos Humanos; integración regional; Comercio Exterior, Inversiones y Desarrollo; Justicia Fiscal y Transnacionales y Ecuador en un mundo multipolar.

Lea: Ecuador buscará con nuevos bríos su inserción estratégica en el mundo

Estos debates, dijo, tendrán lugar no solo en Quito sino en otras ciudades del país y contarán con la participación de los Ministerios del Estado, instituciones públicas, representantes de organismos internacionales y Organizaciones No Gubernamentales y el ciudadano “que quiere asistir a las mesas y que quiere elevar su voz en las mesas sobre estos puntos de la política exterior ecuatoriana”.

El Embajador Itinerante señaló que la mesa sobre Construcción de paz tiene que ver con la Constitución política del Estado, sometida a un plebiscito popular, en 2008, la cual en su artículo 5 señala que Ecuador es un territorio de paz y por ello es preciso promoverla.

“Y promover la paz es un asunto complicado porque no es solamente firmar declaraciones, la construcción de la paz tiene que ver con la actitud de la ciudadanía frente  a la paz y también con el rol de la paz para promoverla  en distintos sectores”, acotó.

Como ejemplo citó que Ecuador sea garante y anfitrión del proceso de paz completa que se lleva en Colombia con las negociaciones entre el gobierno colombiano y el Ejército de Liberación Nacional luego de medio siglo de enfrentamiento armado y cuyo próximo ciclo iniciará la próxima semana.

A ello se suma la posición determinante de su país de aportar en todos los esfuerzos para la proscripción de las armas nucleares y es firmante del Tratado de Tlatelolco, además de otros acuerdos, tratados y protocolos donde está implícita la posición nacional de prohibir la existencia y uso de esas armas.

“La vida en el planeta en este momento depende de un botón, es decir quien aplasta este botón no solo que va a terminar con las ciudades o con los pueblos del enemigo que supuestamente esté atacando y del cual va a recibir respuesta también, sino que  va a terminar ahogándonos en una nube radioactiva”, acotó.

Manifestó, además, la disposición de su gobierno de participar en procesos de encuentro y de diálogo como lo ha venido haciendo cuando se le ha requerido sobre la base del respeto a la soberanía y a la libre determinación de los pueblos, para cumplir con la declaratoria de Latinoamérica y el Caribe como un territorio de paz.

Ratificó que el gobierno de Lenín Moreno que asumió el pasado 24 de agosto continuará los esfuerzos por la integración regional, considerando que esta no solo es un mandato constitucional sino una necesidad para Ecuador, máxime cuando es sede de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

Precisó que los resultados de estos intercambios en las distintas mesas serán sistematizados inmediatamente para entregarle al Presidente para su aprobación y posterior presentación de la Agenda de Política Exterior de la Cancillería ecuatoriana.

En la última década, apuntó, Ecuador ha ocupado un papel muy importante en el concierto internacional y ha puesto hitos muy altos, como lo es la Ley de Movilidad Humana y en la construcción de la ciudadanía universal, con una política exterior basada en el principio de la soberanía y la dignidad lo que le ha ganado el respeto en el concierto internacional y aseveró que “por supuesto, esa bandera no la vamos a bajar”.

yp

Género: