Ecuador expresa solidaridad con Bélgica y rechaza "violencia absurda"; no hay ecuatorianos entre afectados

Elementos de seguridad resguardan una zona céntrica de Bruselas cerca de una estación del metro. / AFP

Quito, 22 mar (Andes) -  El Ministerio de Relaciones Exteriores de Ecuador confirmó que no existen ciudadanos del país andino entre las víctimas de los atentados registrados en Bruselas, Bélgica, este martes.  

“Acabo de hablar con nuestro embajador en Bruselas. No hay indicios de víctimas ecuatorianas. Seguimos monitoreando la situación de cerca”, escribió el canciller Guillaume Long en Twitter.

Long expresó “toda la solidaridad de Ecuador con el pueblo belga por los atentados sufridos hoy en Bruselas. Nuestro rechazo absoluto a violencia absurda”.

ANDES se contactó vía telefónica con el representante de Ecuador ante la Unión Europea, Pablo Villagómez quien mencionó que están atentos a la situación y que esperaban establecer contactos con las autoridades belgas para tener un reporte sobre la nacionalidad de las víctimas.

Villagómez dijo que en Bélgica, corazón de la Unión Europea, sede de organismos globales como la OTAN, residen unos 4.500 ecuatorianos que realizan actividades de estudios y profesionales.

Informó que hasta el momento se han paralizado la transportación pública principalmente en Bruselas.

Más temprano, la cónsul de Ecuador en Bruselas, Deborah Salgado notificó que por seguridad se ha bloqueado la señal de celulares en Bélgica por lo que pidió a los ecuatorianos que necesiten conocer sobre sus familiares en ese país que se comuniquen a través de redes sociales (whatsapp, Facebook o Twitter) o a números convencionales.

Puso a disposición de los interesados el número telefónico de la Embajada en Bélgica 32-26443258.

Una doble explosión en el aeropuerto de Bruselas y, al menos, una tercera en una estación de metro de la capital belga dejaron este martes un balance provisional de 26 muertos y decenas de heridos.

Poco después de las 8H00 (02:00 hora de Ecuador), dos explosiones casi simultáneas golpearon el área de salidas del aeropuerto internacional de Bruselas.

En imágenes televisadas podían verse escenas de pánico, con cientos de pasajeros huyendo de la terminal de la que salían columnas de humo, y ventanas reventadas.