Ecuador ve “una puerta abierta” con el gobierno sueco para abordar caso Assange

Ecuador llevará ante la ONU en Ginebra las posiciones avanzadas del país en materia de refugio, refirió la Embajadora Espinosa. Foto: Andes/Archivo

* (corrección añadida)

Por Yurien Portelles

Quito, 2 feb (Andes).- La representante Permanente de Ecuador ante la ONU en Ginebra, María Fernanda Espinosa, afirmó que su país ve “una puerta abierta” para poder dialogar con el gobierno de Suecia el caso del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, asilado hace dos años y cinco meses en la Embajada ecuatoriana en Londres.

Las declaraciones a la agencia Andes, en entrevista telefónica desde la urbe suiza, se producen a pocas horas del Examen Periódico Universal (EPU) al que se sometió Suecia ese organismo, donde ese país aceptó una de las tres recomendaciones ecuatorianas, mientras las otras dos están en estudio.

Según Espinosa, la delegación del país nórdico, que recibió 208 señalamientos y asimiló 138 en las primeras 48 horas del EPU, recibió positivamente la observación de Quito de la necesidad de hacer expeditos y eficientes los mecanismos de aplicación de la justicia en ese país; en similares términos Uruguay hizo una formulación a Suecia.

Al respecto, la diplomática ecuatoriana precisó que  “esa aceptación es una puerta abierta; es decir, si es que ellos están aceptando hacer más expeditos los procesos judiciales y que todos los casos que está vinculando Suecia estén sujetos al debido proceso, es una puerta abierta para que el gobierno ecuatoriano pueda avanzar en conversaciones con el gobierno sueco” en el caso del australiano.

Y acotó que “un acercamiento y un acuerdo podrían beneficiar de manera importante a Julian Assange”.

Explicó que “en realidad no procede tanto decir que (Suecia) ha rechazado los planteamientos de Ecuador ante ese organismo; fueron 11 los países que también presentaron en este EPU a ese Estado las llamadas “preguntas de avanzada”, entre estos la República Checa, Noruega, Eslovenia, Israel y Gran Bretaña.

“Todavía no se ha cerrado el proceso, por eso no cabe decir que no ha aceptado o sí ha aceptado”, enfatizó, y apuntó, que, de acuerdo con los procedimientos, el país evaluado tiene un primer plazo hasta 48 horas después de que sea adoptado el informe para responder los cuestionamientos. Luego podrá hacerlo nuevamente durante la sesión (XIX) ordinaria del Consejo de los Derechos Humanos, previsto para julio de este año.

En relación con los temas de los procesos judiciales y los otros relativos al caso del ciudadano australiano asilado en la misión diplomática ecuatoriana en la urbe londinense, hicieron recomendaciones también en ese sentido Nicaragua, Argentina y Uruguay. Mientras, Cuba mencionó la importancia de que Suecia establezca medidas concretas para asegurar el acceso a la evidencia.

Espinosa se refirió, además, a la necesidad de que Suecia le pueda interrogar a Assange a la distancia para poder avanzar en el proceso judicial que tiene en aquel Estado (por presuntos delitos sexuales).

Ecuador propuso apresurar o fortalecer los procedimientos judiciales de acuerdo con las normas que protegen los derechos individuales, en particular el derecho a una efectiva protección judicial y al debido proceso, en especial cuando existe una causa donde la persona implicada está protegida  por la condición de asilo o de refugio.

Además, este país latinoamericano planteó que deben ratificar la Convención de los derechos de las personas migrantes y sus familias Suecia y todos los países de la Unión Europea que no lo han hecho.

Agenda de Ecuador ante la ONU en Ginebra

La Representante Permanente de Ecuador ante la ONU, quien asumió el pasado 26 de enero en ese cargo, señaló que una de las funciones principales en esa misión es el proceso de negociación de un tratado vinculante que regule la operación de las empresas y los derechos humanos.

Además, llevar las posiciones de avanzada en el tema de refugio ante la Asociación de Naciones Unidas para los Refugiados  (Acnur) y avanzar en las agendas de las garantía s de derechos y la acogida, considerando que  Ecuador es el que acoge el mayor número de refugiados de todo el continente americano.

Espinosa expuso que a su país le interesa que la Organización Internacional de Migraciones (OIM), que es un organismo intergubernamental, sea un organismo del sistema de las Naciones Unidas que opere de acuerdo con las regulaciones del multilateralismo.

“Ahí Ecuador tiene una voz fuerte por su política migratoria, que es reconocida a nivel mundial, en términos de respeto a los derechos de los migrantes y de los ecuatorianos que viven en el exterior”, acotó.

Mencionó la participación activa de Ecuador con respecto a los más de 40 organismos representados en Ginebra, el particular con Organización Internacional del Trabajo (OIT), la Organización Mundial de la Salud (OMS), y la ACNUR, entre otros.

Es objetivo de la representación ecuatoriana, según dijo, es fortalecer el sistema universal de los derechos humanos y el Consejo de Derechos Humanos, “el ente intergubernamental llamado a acompañar y a apoyar a los Estados y las sociedades para que garanticen los derechos fundamentales a sus ciudadanos”.

yp/ar

*corrige estatus de OIM (en primera edición se lo citaba como ONG)