Ecuatoriano residente en Bélgica cuenta el horror que vivió durante atentado en aeropuerto de Bruselas

El joven ecuatoriano Carlos Calderón registró con su celular los minutos siguientes a las explosiones registradas en el aeropuerto de Bruselas donde trabaja como decorador de interiores. Foto: Cortesía del entrevistado

Quito, 23 mar (Andes).- Carlos Calderón, un ciudadano ecuatoriano radicado en Bélgica, vivió momentos de terror durante el atentado terrorista al aeropuerto de Bruselas, registrado la víspera, cuando también detonó un artefacto en el metro, con saldo total de 34 muertos y 200 heridos.

El joven de 29 años de edad contó a Andes por la vía telefónica su terrible experiencia, de la que salió ileso por casualidad y sobre lo que testimonió:

Fue un momento de terror ya que uno no sabía lo que pasaba realmente y ya cuando salió todo el humo, (se escuchó) el ruido de los techos que se cayeron, la gente salía corriendo como loca buscando un refugio", rememoró.

A pocos minutos del atentado registrado en el aeropuerto de Bruselas, Calderón recogió estas imágenes. Foto: Cortesía del entrevistado.

Carlos recuerda que la explosión sucedió en el tercer piso de la terminal aérea. "En el segundo piso donde yo estaba se cayeron los techos falsos, había mucha agua, creo que se rompieron cañerías o (se activó) la seguridad contra incendios, y la gente no sabía qué hacer. Yo me fui en un momento para arriba (al tercer piso) y ahí vi a mucha gente golpeada, lastimada por los vidrios que explotaron, mucha gente sin poder qué hacer, y todo el mundo ayudando a la gente para poder sacar del humo que estaba adentro”.

"La explosión fue cerca de las 8 de la mañana (hora local). Yo llego a las 7 de la mañana y pasé dos veces por donde fue el atentado y la tercera vez que iba a pasar nuevamente para ir a retirar a un compañero que tenía materiales llegué justo a dos minutos (de la explosión). Creo que faltó poco para que mi vida ya no esté acá; fue mucha suerte creo yo, lo único que pude hacer con la gente que estaba alrededor mío fue botarme al suelo y esperar a que pase porque fueron dos bombas enseguida”.

“En realidad todo el mundo está callado con miedo, casi todas las personas se ven el uno al otro temiendo por lo que pasará, porque no es cuestión de chiste lo que está pasando, quién sabe que ya se pare esta situación o que siga, no se sabe todavía", indicó como volviendo a vivir los instantes mismos de la tragedia. 

Dijo que el estruendo fue muy fuerte. “Estuvo muy fuerte el sonido, ahí me zumbó el oído", reseñó al indicar que sus amigos y él se encuentran bien pero que la gente que trabaja en Bruselas está "corriendo" para salir de la ciudad pero los trenes están bloqueados al igual que al aeropuerto. "Creo que va a estar bloqueado hasta el día domingo, yo nuevamente tengo que ir a trabajar allá y todo está bloqueado; es muy difícil movilizarse en Bruselas”, afirmó.

Los militares siempre estaban en el aeropuerto, estuvo acá muy normalmente tranquilo, más bien me sorprendí porque Bélgica es uno de los países más tranquilos, que se puede vivir tranquilo, pero ya con esto de los terroristas ya deja algo qué  pensar”.

El joven ecuatoriano Carlos Calderón contó a Andes los momentos aciagos que vivió en el aeropuerto de Bruselas la víspera. Foto: Cortesía del entrevistado

Calderón vive en Bélgica cerca de ocho años, es decorador de interiores y se encarga de hacer la decoración dentro del aeropuerto. "Pude llamar a mi familia, llamé y les dije que estoy bien, que no se preocupen".

“Me fui de Ecuador por cuestiones de estudio y ya me dieron oferta de trabajo y me pude quedar acá; en verdad sí extraño, más que todo la tranquilidad, como soy de Ibarra (en la sierra norte) que es una ciudad tranquila; pero podría decir que aquí es muy tranquilo vivir", sostuvo.

“¿Cambiarme la vida?" se cuestionó y respondió: "No creo, la vida sigue, uno tiene más suerte que otros, pero hay que seguir adelante y cuidarse y esperemos que las autoridades hagan algo para que la gente vuelva a tener confianza para estar en la calle, normalmente".

Lamentó la suerte del ecuatoriano que resultó herido en los atentados. "Espero que salga adelante y se recupere rápido”.

Los vidrios del aeropuerto de Bruselas se vinieron abajo con las dos explosiones registradas en la terminal aérea de Bruselas. Foto: Cortesía del entrevistado

yp/gc/ar