Síguenos:

Las bases de la CONAIE no apoyan el levantamiento indígena, asegura presidenta de organización centroandina

03 de Agosto de 2015 - 23:05

Delia Caguana, presidenta de la Confederación de Indígenas de Chimborazo (Comich), una de las más grandes y representativas organizaciones de Ecuador, dijo a Andes que la base del movimiento campesino no apoya el levantamiento convocado por la dirigencia en contra del gobierno.

Riobamba, Ecuador, 4 ago (Andes) - La bases del movimiento indígena no apoyan la convocatoria a un levantamiento por parte de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) para este 9 agosto. Así lo aseguró Delia Caguana, presidenta de la Confederación del Movimiento Indígena del Chimborazo (Comich), en entrevista con Andes.

Desde la ciudad de Riobamba, en la provincia de Chimborazo, la dirigente indígena afirmó que las bases del movimiento reconocen un cambio en el país, sobre todo en temas de vialidad, salud y educación. Por tal motivo, el pasado 27 de julio, 22 de las 33 organizaciones de la Conaie en su provincia decidieron no participar en el levantamiento y paro nacional.

“Tomaron decisiones. Primero: no participar de este levantamiento convocado por la CONAIE. Segundo: ratificar el apoyo al Presidente Rafael Correa porque está impulsando el proyecto político de la lucha histórica del movimiento indígena. Tercero: exigir al gobierno que siga apoyando la propuesta presentada el 29 de agosto de 2013 por más de 30 mil indígenas”, indicó Caguana

Adicionalmente, con el apoyo de organizaciones de base de la Sierra, Costa y Amazonía, para este 9 de agosto realizarán un encuentro de nacionalidades y pueblos indígenas en el parque del Arbolito, en Quito, por la conmemoración de los 25 años del levantamiento indígena de 1990. Complementariamente están socializando a las comunidades sobre el llamado del gobierno al Diálogo Nacional por la Equidad y Justicia social.

“Existen ex-dirigentes de la Conaie que están impulsando el levantamiento. Pero nosotros como movimiento indígena hemos dicho no vamos a participar”.

Bases del movimiento indígena impulsan un diálogo fructífero

"Mama Delia", como la conocen los indígenas en Chimborazo a la presidenta de la Comich, manifiesta que cuando hay voluntad política se pueden tomar acciones y solucionar los problemas. Y esta es justamente la postura que tiene el gobierno ante las demandas del sector. Una realidad que ha permitido que poco a poco otras organizaciones también participen.

“Empezamos solo en Chimborazo y hoy estamos con ocho provincias de la Sierra Centro. También se sumaron pueblos y nacionalidades de la Amazonía y Costa. Y también tenemos el acercamiento con la Sierra Norte, compañeros de Pichincha y Cayambe. Estamos avanzando. Las bases de la Conaie estamos en diálogo. Por lo tanto nosotros vamos a seguir, porque el diálogo no es solamente con el gobierno. El diálogo es desde la familia”.

Caguana pone como ejemplo del diálogo, al que lo cataloga como “fructífero”, el caso de Chimborazo. Explica que existen convenios firmados, que ya están en ejecución, con el Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (MAGAP), con el Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES) y con otras instituciones.

“Es un trabajo muy grande el que se ha hecho. Por primera vez tenesmo firmado un convenio con el Ministerio de Agricultura para fortalecer el tema agropecuario con más de 57 millones de dólares para 5 provincias”.

Un logro para su organización fue la inauguración en julio de 2014 de la sede de la COMICH en Riobamba con ayuda del Estado. “Antes teníamos un pequeño cuarto en la casa indígena. Ahora tenemos la sede con todo el equipamiento, un Infocentro y todo lo que necesitamos para atender a los compañeros y compañeras”.

También existen demandas, pero para Delia eso no es un inconveniente, pues asegura que ante las peticiones por parte de las comunidades las instituciones y autoridades de gobierno están abiertos a dar soluciones a los problemas.

En este momento hay dos temas que le preocupan a las bases indígenas del Chimborazo. Uno es el de la Educación Intercultural Bilingüe, donde piden se analice detenidamente el cierre de algunas instituciones educativas, y otro que tiene que ver con la necesidad de un sistema de transporte para el sector rural. En ambos casos, dice Caguana, ya se hicieron las gestiones necesarias con los ministerios.  

Sin embargo, pese a los convenios, no todos los recursos están en ejecución porque algunos dirigentes indígenas de la provincia no lo permiten. “Cada dirigente debe trabajar pensando en las comunidades. Pero hay quienes no entienden y están pensando solo en llegar a ser autoridades o funcionarios y la obra no llega a las comunas”.

La cabeza de la CONAIE dialoga con la derecha

Delia Caguana afirma que las bases del movimiento indígena creen en el gobierno y lo apoyan. Pero lamenta que los dirigentes nacionales “dialoguen con la derecha, pensando solo en ellos y no en la realidad de nuestros compañeros”.

“Nosotros estamos pensando en las comunidades. Por eso cuando hay problemas llamamos la atención y ya nos escucha cualquier ministerio o funcionario. Y no hay para que hacer levantamientos o paros”.

Particularmente, en la provincia de Chimborazo, Caguana lamenta la posición que tiene la organización Ecuador Runacunapak Rikcharimui (ECUARUNARI), porque cree que hay dirigentes que hacen quedar mal al movimiento.

Recuerda que la ECUARUNARI nació para luchar contra los hacendados, contra los terratenientes y contra la discriminación. Sus principios fueron impulsados desde el pensamiento del fallecido Monseñor Leonidas Proaño –conocido como el obispo de los indios (1954-1985), quien trabajó por los derechos de los indígenas en la Sierra del Ecuador-.

“Monseñor Leonidas Proaño dijo: los indígenas tienen que tener voz y voto, tienen que abrir los ojo, tienen que caminar con sus propias piernas. Ahora no sé qué pasa que la dirigencia que se presta al juego de la derecha. Han perdido su esencia y hacen quedar mal a la organización”, puntualiza Caguana.

Además denunció que existe persecución contra las bases indígenas del Chimborazo porque piensan diferente y por celos políticos. No obstante está convencida que “hay que pensar diferente dentro de la dirigencia”.

“Estamos caminado con dos pies y nuestra conciencia está tranquila porque estamos trabajando en beneficio de la sociedad. Estamos pidiendo un cambio profundo. Por primera vez en la historia este Presidente está impulsando el proyecto político. Pero también le pedimos al Presidente que se deje asesorar por la gente que realmente ha visto el cambio profundo”.

ds/mabs/ar

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: