Entrega de exministro investigado y sentenciado en Ecuador se produjo sin condicionamientos

La entrega del exministro Carlos Pareja Yannuzzelli se produjo sin condicionamientos, afirmó el presidente de la Asamblea Nacional, José Serrano. Foto: Secom

Quito, 11 ago (Andes).- El presidente de la Asamblea Nacional de Ecuador, José Serrano, confirmó este viernes que se produjo “sin condicionamientos” el retorno al país del exministro de Hidrocarburos de Ecuador Carlos Pareja Yannuzelli, alias Capaya, investigado por varios presuntos delitos y quien fuera condenado en febrero pasado a cinco años de prisión por cohecho.

“Fue una entrega, un arribo al país sin ningún condicionamiento con el señor Pareja”, afirmó Serrano a medios de prensa en el aeropuerto internacional ‘Mariscal Sucre’, en Tababela.

Yannuzzelli arribó a las 20:35 (hora local) procedente de Estados Unidos con el propósito de entregarse a la justicia, como anunció más temprano el propio presidente de la República, Lenín Moreno, desde su cuenta en Twitter.

Serrano, quien acompañó al ciudadano encausado por vía aérea, señaló que hace algunos días recibieron una especie de contacto por parte de personas allegadas a Yannuzzelli, quienes manifestaron que existía la voluntad de este de entregarse a la justicia y someterse a la misma en las investigaciones y procesos en los que ha sido involucrado.

“Conversamos inmediatamente con el presidente de la Republica Lenín Moreno y establecimos que la única condición para esa entrega y para apoyar, para facilitar esa entrega, era que no exista ningún condicionamiento, lo cual se ha cumplido así”, señaló el actual presidente del máximo órgano legislativo y exministro del Interior.

“Obviamente es la Justicia y la Fiscalía los que tienen que hacer su trabajo”, precisó.

Yannuzzelli permanecía en Estados Unidos prófugo de la justicia ecuatoriana y contra él pesaba una orden de extradición. Poco antes de las elecciones hizo graves acusaciones a través de las redes sociales con respecto a los hechos de corrupción en el país derivados de la trama internacional protagonizada por la empresa brasileña Odebrecth.

Poco antes de la llegada del también exgerente general de la empresa pública Petroecuador, el fiscal general del Estado, Carlos Baca Mancheno, dijo que es una muy buena noticia que éste haya decidido entregarse y darle la cara no solo a la justicia sino al pueblo ecuatoriano.

“¡Qué bueno que el señor venga a darle la cara al país, me parece una noticia extraordinaria”!, afirmó en una entrevista con la emisora local FM Mundo.

Baca rechazó que la Fiscalía haya establecido ningún convenio para la cooperación eficaz de Capaya ni con nadie de su familia, y señaló que contra este pesa una condena por cohecho de cinco años de prisión, al tiempo que ha sido llamado a juicio por enriquecimiento ilícito y peculado, y enfrenta más de media docena de investigaciones.

Señaló que Yannuzelli no puede ponerle condiciones ni a la Fiscalía ni al Estado ecuatoriano, aunque estaría dispuesto a aceptar una cooperación eficaz, “si es que este fuera el caso”.

Sin embargo, expuso que la información que este ciudadano pueda aportar debe ser verificada y verificable. “No me pueden a mi decir que la Fiscalía sea ni la que le va a dar impunidad a nadie, ni la  que le va a perseguir a nadie, porque yo eso en ninguno de los extremos ni en ninguno de los dos casos lo haré", aseveró.

Pareja Yanuzelli ocupó diferentes cargos en el ámbito petrolero desde 1981  de la mano de su primo Carlos (Charlie) Pareja Cordero, alias Capaco,  quien ha sido señalado como el cabecilla de una red de corrupción.

Capaya había pedido clemencia al gobierno de Rafael Correa y justificó los trabajos realizados en la Refinería de Esmeraldas, que han sido investigados por las autoridades de justicia debido a los presuntos hechos de corrupción registrados. 

yp