“Estamos en un enfrentamiento por la restauración conservadora en América Latina”, asegura vicepresidente del PSUV

El vicepresidente del PSUV dijo a Andes que no es posible menospreciar la situación que vive hoy América Latina de ataques de la derecha a los gobiernos progresistas. Foto:PSUV

Quito, 15 mar (Andes).- El vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Rodrigo Cabezas, titular del Frente Internacional de esa agrupación política, afirmó que es evidente que la región registra un enfrentamiento por la restauración conservadora en América Latina por parte de la derecha y de los viejos gobiernos del siglo XX.

“En estos últimos dos años es evidente que estamos en un esfuerzo por la restauración conservadora en América Latina y para tratar de volver las políticas de carácter neoliberal”, aseguró a Andes desde México.

Cabezas participó hasta el fin de semana en México en una reunión regional de movimientos y agrupaciones políticas y sociales donde se abordó el tema y posibles respuestas ante la arremetida contra los gobiernos progresistas.

En su opinión, el debate ha sido muy importante, pues se reflexionó respecto a que “algo está pasando” y que es un hecho que “no podemos menospreciarlo”.

Señaló que esta situación “requiere respuestas concretas, precisas” y revisar cuáles han sido las omisiones y los errores en los temas nacionales, en las políticas económicas y sociales y ver qué reclama el pueblo y cuál ha sido la responsabilidad de sectores que aparecen como elementos de cabeza de lucha en la Argentina, en Brasil, Bolivia y Ecuador como clases medias.

“Debemos revisar eso con profundidad; no eludir el debate y levantar la solidaridad como una manera de tener una opinión pública de solidaridad con estos procesos progresistas”, señaló, y acotó que debe ser algo que evidencie que lo que sucede a Nicaragua, a Bolivia, Ecuador, Cuba, Venezuela o Brasil “nos pasa a todos”.

Solidaridad internacional con los pueblos, una acción clave

Cabezas resaltó que en la reunión de México, a la que asistieron unos 140 delegados de 41 países, se planteó la necesidad de la solidaridad internacional y se refirió a una convocatoria prevista para el 19 de abril con su país, denominada “Los pueblos del mundo unidos con Venezuela”.

“Debemos dar un paso adelante en materia de solidaridad internacional entre los revolucionarios y los movimientos sociales y progresistas del continente con el apoyo de otras fuerzas de Europa y Asia y con sentido crítico sobre los errores que se hayan podido cometer”, apuntó el dirigente de la mayor fuerza política de Venezuela.

En particular, mencionó el rechazo absoluto de los convocados en Ciudad de México y al decreto del gobierno estadounidense donde declara a Venezuela como una inusual amenaza a su seguridad y dijo que los participantes consideraron dicho decreto una injerencia en asuntos soberanos de ese país y una violación del derecho público internacional, del ejercicio de la soberanía de los pueblos y del respeto entre los Estados.

La solidaridad, en cambio, permitirá generar una opinión pública mundial frente a desafueros, injerencias e intervenciones de la potencia del planeta que “se cree con derechos a intervenir sobre los destinos de los pueblos”, dijo.

En el caso del PSUV explicó que a lo interno se realizan movilizaciones de los sectores populares (trabajadores, campesinos y fuerzas sociales más importantes) para mostrar el repudio del pueblo a la actitud del gobierno de Washington.

Además, en el evento de México se expuso la solidaridad con el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula Da Silva, que, señaló, “está recibiendo la embestida por parte del poder judicial para tratar de desprestigiarlo moralmente y evitar que pueda presentar su candidatura”.

yp/gc