Expresidente Rafael Correa alerta sobre el interés de la "mala prensa" de volver a someter al país

El expresidente Rafael Correa dijo que la propuesta de reformas a la Ley Orgánica de Comunicación -que ahora está en el “top de la agenda política” por imposición de un sector de la prensa- debería estar orientada a endurecer las sanciones. Foto: El Telégrafo

Quito 16 jun (Andes). –  En un artículo de opinión publicado este viernes bajo el titular ‘Hablarle a la ciudadanía, no a los medios’, el expresidente Rafael Correa identificó a la “mala prensa” como uno de los principales problemas del mundo y, particularmente, en América Latina, en donde es más grave “por la mediocridad, mala fe, deshonestidad e impunidad de la que están prevalidos muchos periodistas y sus respectivos medios”.

“No entienden, no quieren entender, que la información no es una mercancía, es un derecho y la única forma de garantizarlo es que esa información sea absolutamente objetiva, oportuna y veraz, no susceptible de retoques, transformaciones u omisiones”, subrayó el exmandatario en el artículo publicado en el diario de circulación nacional El Telégrafo.

Indicó que la comunicación es un derecho y que la única forma de garantizarlo es que esa información “sea absolutamente objetiva, oportuna y veraz, no susceptible de retoques, transformaciones u omisiones”, y en este contexto, alertó el interés de la prensa que “en nombre de la unidad” pretendería “volver a someter al país a los agonizantes poderes fácticos”.

“Pareciera que por un supuesto diálogo los que ganamos las elecciones las hubiéramos perdido. Que la oposición era la que tenía la razón”, expuso.

Recalcó que en el caso del Ecuador, “esta mala prensa aún hace daño, pero ya no pone ni saca gobiernos como antes. Su poder y credibilidad han disminuido grandemente, gracias a diez años de desenmascarar sus falacias”; y recordó el manejo político de los medios durante la última campaña electoral en el país andino, para favorecer al candidato presidencial de la derecha, el banquero Guillermo Lasso.

Correa dijo que la propuesta de  reformas a la Ley Orgánica de Comunicación -que ahora está en el “top de la agenda política” por imposición de un sector de la prensa- debería estar orientada a endurecer las sanciones y darle capacidad coactiva a la Superintendencia de la Información y Comunicación, “para que se terminen los abusos”.

“Nos han dicho todos los días -curiosamente en un país donde de acuerdo con ellos ‘no hay libertad de expresión’-, desde dictadores hasta criminales de lesa humanidad, bajo el pueril argumento de que por ser ‘personas públicas’, debemos soportar estas bazofias, obviando que la reputación es un derecho humano de toda persona”, sostuvo el expresidente.

Y expuso varios ejemplos de la distorsión informativa “Al dinero electrónico lo convirtieron en ‘moneda paralela’; al servicio de seguridad pública, en ‘guardia pretoriana’; a los impuestos a las bebidas edulcorantes, en ‘zarpazo al pueblo ecuatoriano’; a un parque en la frontera en ‘muro contra la integración’”.

En este sentido, calificó de “gravísimo error” que “informar a los medios, no a la ciudadanía. “Grave error, gravísimo error. ¿Por qué las reformas a la Ley Orgánica de Comunicación -LOC- están en el ‘top’ de la agenda política? No porque consta en el programa de Gobierno. No porque es la principal preocupación de la gente. Sencillamente, porque los medios imponen esa agenda. ¿Es eso democracia? “, cuestionó.

En su opinión, “la prensa mercantil perdió todo límite y escrúpulo, está cada vez más agresiva y existe menos balance en la información y opinión de los medios”.  

gc/