Gobierno de Ecuador inaugura una nueva maternidad en Quito después de 64 años

La edificación de tres pisos se construyó desde 2013 y el gobierno invirtió más de 30 millones de dólares en la infraestructura. Foto: Andes

Quito, 28 ene (Andes).- El gobierno ecuatoriano inaugura este jueves el Hospital Gineco-Obstétrico “Luz Elena Arismendi”, un centro de salud de tercer nivel que se encargará del cuidado específico de las madres y de los bebés recién nacidos y ayudará a descongestionar la maternidad Isidro Ayora que funciona en el centro de la capital.

La nueva unidad, ubicada en el sector de la Nueva Aurora (al sur Quito), abrió sus puertas el 18 de enero y hasta el momento ha atendido a 132 mujeres en consulta externa, 50 pacientes en emergencia y 15 partos.

Por ahora se están atendiendo partos normales, sin embargo, al ser un unidad de tercer nivel  aquí se tratarán únicamente los embarazos de alto riesgo o casos críticos como bebés que nacen de forma prematura o que sufren de alguna enfermedad que necesita cuidados especiales.

Las unidades de primera y segunda instancia del Ministerio de Salud, ubicadas en los distintos barrios de la ciudad, serán las encargadas de transferir a las pacientes con algún tipo de problema para que sean atendidas en el nuevo hospital.

“Como la intención es acercarnos a la comunidad y dar a conocer nuestro servicios hemos abierto las  puertas para que las pacientes acudan de manera directa pero más adelante vamos a ir regulando esto, porque nuestra capacidad está pensada para los casos más complicados no para los embarazos normales”, explicó a Andes el gerente del hospital, Andrés Corral.

El gerente señaló que el hospital, además, ayudara a satisfacer las necesidades de cuidados intensivos neonatales que existen en el país. “Con esto nosotros ahorraríamos al estado alrededor de 60.000 dólares diarios, cerca de 2.000 dólares por niño, que se necesitaba para  cuidados especiales”, aseguró. Esto, debido a que ya no había capacidad de atención en la Red Pública de Salud y se optaba por derivar a los infantes a instituciones privadas, lo que generaba un alto costo para el estado.

Unos 15 partos ya fueron atendidos en la nueva maternidad desde que abrió el pasado 18 de enero. Foto: El Telégrafo

Con la apertura del Hospital Luz Elena Arismendi se beneficiarán más de 600.000 madres que viven al sur de Quito, pero también se logrará descongestionar a la maternidad Isidro Ayora y al hospital del Sur Enrique Garcés, en el que se atendía casos especiales de Ginecología y Obstetricia.

Pero no solo se atenderá a madres de la capital sino que también llegarán casos de otros cantones de Pichincha así como de las provincias de Cotopaxi y Tungurahua, en la sierra central.

El hospital cuenta con las especialidades de Ginecología, Pediatría, Neanotología y Siquiatría, además de áreas complementarias como Cardiología, Urología, Neorología para casos específicos de bebés que nazcan con alguna enfermedad y necesiten un médico especialista. 

La construcción de esta maternidad se inició el 14 de febrero de 2013 en un terreno de 28.641 metros cuadrados. El gobierno invirtió 30,5 millones de dólares para la construcción de la edificación que tiene tres plantas y 13,2 millones en equipamiento para las áreas de Emergencia Gineco-obstétrica, Hospitalización Ginecológica y de Patología Obstétrica, Centro Obstétrico, Centro Quirúrgico, Unidad de cuidados intensivos obstétricos, Neonatología (cuidados intermedios e intensivos) y Banco de leche.

Las habitaciones de hospitalización son personalizadas, dos o tres madres las compartirán. Foto: Andes

Además, dispondrá de servicios de apoyo como Laboratorio clínico y patológico, Ecografía, Mamografía, Tomografía, Densitometría, Radiología, con lo cual se cubrirá la atención de mujeres con complicaciones obstétricas y neonatales, y embarazo de alto riesgo.

El hospital cuenta con 172 camas en el área de hospitalización, 39 puestos de neonatología y 10 puestos en la unidad de cuidados intensivos.

“La demanda que aspiramos atender en la consulta externa está en aproximadamente 150 pacientes diarias,  en emergencia unas 50 pacientes diarias y nuestra capacidad máxima para atención de partos es de alrededor de 56 partos normales al día y 30 cesáreas”, señaló Corral.

La ministra de Salud, Margarita Guevara, dijo que con este nuevo centro de salud se va a lograr reducir las cifras de muerte materna, que es el único Objetivo de Desarrollo que no ha cumplido el país. “Estamos orgullosos porque hace 64 años no se inauguró otro hospital gineco-obstetrico como el que vamos a tener en Quito, estamos bajo los estándares mundiales y con equipamiento de alta tecnología”, señaló la funcionaria en el último Enlace Ciudadano.

El presidente de la República estará presente en la inauguración de esta emblemática maternidad que se convertirá en uno de los principales centros del país para la atención de los más pequeños.

En el hospital existe área de cuidados intensivos para los neonatos y también para las madres. Foto: Ministerio de Desarrollo Social

 

dvm/gc