IESS denuncia perjuicio de 503 millones de dólares por parte de 36 prestadores de salud externos

Ricahrd Espinosa, denunció el perjuicio millonario al IESS en una rueda de prensa la tarde de este jueves. Foto: Cortesía El Telégrafo

Quito, 7 jul (Andes).- El presidente del Consejo Directivo del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), Richard Espinosa, denunció este jueves el perjuicio de 503 millones de dólares por parte de 36 hospitales y clínicas, que facturaron con un sobreprecio en medicamentos y que, en muchos de los casos, se inventaron rubros y procedimientos.

Espinosa explicó que de acuerdo con el informe de auditoría realizado por la Contraloría General del Estado (del 1 de enero de 2012 al 31 de agosto de 2015) se comprobó el pago excesivo en las prestaciones de salud prestadas por hospitales y clínicas de las provincias de Guayas y Pichincha “sin observar las condiciones y precios estipulados en el tarifario”.

En este sentido, las clínicas enviaron facturas de operaciones inexistentes o que no tenían justificación, cobraron más días de hospitalización, pidieron valores por uso de equipos que no se utilizaron, cobraron más caras las medicinas y en muchos casos usaron precios más elevados de los que constan en el tarifario.

“El monto de perjuicio al IEES asciende a los 503 millones de dólares, de los cuales 109 corresponden a la provincia de Pichincha y 393 millones a la provincia del Guayas (…) Hemos pedido a la Contraloría que continué con el proceso de auditoria en el resto de las 22 provincias del país que estarían faltando”, señaló Espinosa en rueda de prensa.

El funcionario aclaró que el Consejo Directivo del IESS ya ha realizado algunas acciones para depurar los convenios que mantienen con los prestadores de salud externos. Entre ellas, la terminación del contrato con 80 prestadores y la creación de un equipo de auditoria propio de la institución para que controle y audite a la empresa externa, encargada del control. A esto se suma la construcción de hospitales para reducir la dependencia que existe de las clínicas privadas.

Para recuperar el dinero se inició un cruce de cuentas entre las prestaciones de salud realizadas al IESS por parte de las clínicas y hospitales privados y los 503 millones que se han evidenciado tuvieron una serie de irregularidades.

“Obviamente todavía somos dependientes de algunas clínicas privadas, especialmente en Quito y Guayaquil en donde  se tendrán que seguir brindando las prestaciones para no afectar a nuestros pacientes, esta vez cobrando lo que siempre debieron habernos cobrado y no vamos a permitir que alguna de ellas nos diga no le atiendo más porque primero está la salud”, aseguró el director del IESS.

Espinosa aseguró que los afiliados no se verán afectados ya que el IESS garantizará el pago de esa deuda sin que las clínicas dejen de atender. Dijo que en caso de clínicas pequeñas la recuperación del dinero tardará un mes pero en otros casos se puede demorar hasta un año para que los hospitales paguen los costos en su totalidad.

“En el IESS mantenemos una política continua de lucha contra la corrupción, de lucha contra la ineficiencia y la indolencia, así es que vamos a recuperar el millonario perjuicio que 36 hospitales privados le han generado a la Institución”, finalizó Espinosa.

dvm/gc