“La ley de cultura es fundamental, es una deuda”, dice ministra de Cultura de Ecuador

Quito, 17 mar (Andes).- La ministra de Cultura (encargada), Ana Rodríguez, dijo en entrevista que es “fundamental” implementar la Ley de Cultura que se debate actualmente en la Asamblea Nacional y que se ha convertido en una “deuda” pendiente para el país.

“La ley de cultura es la única ley de esas leyes fundamentales que Montecristi ofreció y no ha sido votada por la Asamblea” todavía, indicó Rodríguez en entrevista del programa Ecuador No Para, coproducido por ANDES, y quien asumió el Ministerio de Cultura a inicios de marzo.

Rodríguez considera que esto es una “deuda” con la ciudadanía, pues aunque ya se ha presentado un primer proyecto de ley en Montecristi, por “razones alternas” al Legislativo se dejó a “la ley durmiendo”, sin embargo a partir de este año ya se podrá contar con la ley.

La presidenta de la Asamblea, Gabriela Rivadeneira, pidió que hasta el mes de mayo la ley pase a ser votada en segundo debate, indicó la funcionaria que además aseguró que  se cuentan con todas las condiciones adecuadas para que este año marche la ley.

Rodríguez aseguró que se ha trabajado de cerca con la Comisión de Educación, cultura, ciencia y tecnología de la Asamblea para establecer los lineamientos de la ley y que “tenga un proceso de validación” para que pueda ser aprobada.

En ese contexto, la ministra de Estado explicó que la ley plantea una articulación de sectores e instituciones culturales para que se pueda mantener un adecuado sistema de cultura, que es lo que se quiere lograr a corto y largo plazo.

Para eso, aseguró Rodríguez, es indispensable contar con el apoyo de los Gobiernos Autónomos Descentralizados (GAD’s) de cada ciudad para poder articular “políticas públicas” como el acceso gratuito a los escolares a los espacios culturales.

“Existen líneas programáticas que deben ser de carácter nacional, y el rol de los GADS es activarlos”, señaló al tiempo de indicar que la garantía para la ciudadanía es que los “espacios públicos no deben ser privatizados”.

La funcionaria explicó que se está defendiendo una ley que responde a una demanda del sector y de la ciudadanía, pero hay que seguir varios procesos técnicos que están detrás y deberán ser solventados con articulación de otras instituciones.

Trabajo con la Casa de la Cultura

Uno de los temas más difíciles dentro del sistema de cultura es el fortalecimiento de la Casa de la Cultura, en su matriz y sus núcleos, además de implementar una “autonomía responsable”, que fue una política impulsada desde que Long estuvo al frente del Ministerio.

La autonomía responsable, según Rodríguez, es un proceso de democratización y de evaluación de la calidad de la gestión, lo cual servirá para su fortalecimiento y para garantía de los ciudadanos, por lo que también se la incluido en los lineamientos de la Ley de Cultura.

“Si la Casa de la Cultura piensa que esta ley no es necesaria y eso se debe a razones internas, de elecciones internas, de procesos internos de la política de la CCE, nosotros como ente rector del sistema y en acuerdo con la Asamblea Nacional nos hacemos cargo de argumentar y de responder sobre los insumos  que hemos dado hacia el fortalecimiento de la CCE y sus núcleos”, puntualizó.

cl