Macará doblega de visita a la Universidad Católica en el inicio de la fecha 5 del torneo nacional

El Macará de Ambato derrotó 1-0 de visita a la Universidad Católica, en la quinta fecha de la segunda etapa del torneo ecuatoriano de fútbol. Foto: API

Guayaquil, 12 ago (Andes).- Partido parejo en el Atahualpa. Ambos exigidos por las circunstancias y necesitados de sumar para no abandonar la mitad alta de la tabla de posiciones. Acudieron unas 500 personas al principal escenario capitalino, siendo mayoría los aficionados visitantes.

Macará presionó de entrada. El equipo de Vélez tiró los primeros golpes con las oportunas intervenciones de Champang y Gómez por las orillas. Las réplicas de Católica fueron tibias, Obando y Anangonó en el fondo tuvieron mucho trabajo en la contención.

Con el pasar de los minutos, el trámite se volvió lento. Mucha paciencia de parte del cuadro local que, sin mayores argumentos, perdía continuamente la brújula ante la ausencia del volante argentino Matías Defederico, su principal referencia para la creación de juego y generación de ataque.

Para el complemento, la disposición de los dueños de casa resultó algo más generosa. Elvis Patta y Jesús Preciado por fin fueron buenos socios de Romario Ibarra en la frontal del área, jugando cada vez más cerca del único punta en cancha: John Jairo Cifuente.

Macará reculó con cierto instinto. José Luis Cazares y Leonel Quiñónez fueron claves para sostener la posesión y emprender alguna que otra contra en busca de Tevez y Champang en posiciones de avanzada, rompiendo líneas y colándose entre los centrales camarattas.

Justo cuando parecía más probable la anotación para los locales, una carrera por toda la forntal de Carlos Feraud terminó en servicio para Carlos Arboleda que, ni corto ni perezoso, arremetió por el vértice del área y sembró a su custodio antes de rematar con violencia ante Hernán Galíndez para marcar el 0 a 1 en El Batán a favor de los ambateños.

Pero las desgracias no terminarían ahí para el equipo del 'Chavo' Díaz. Al minuto 75, el volante ofensivo Elvis Patta vio la tarjeta roja luego de una evidente agresión contra un rival al dejar la pierna extendida tras un despeje vertiginoso desde la mitad de la cancha.

El cierre resultó más lento. Católica, con un hombre menos, ya no pudo ambicionar de la misma manera con la cual arrancó el complemento. Por su parte, Macará fue inteligente y controló el juego con madurez para terminar de arrancar los tres puntos del Atahualpa. 

API/dp/yp