Miguel Bosé destaca política conservacionista del gobierno de Ecuador al declarar santuario marino zona de Galápagos

Quito, 21 mar (Andes) – El cantautor español Miguel Bosé, quien participó en una expedición de la National Geographic para documentar el ambiente subacuático de las islas Galápagos de Ecuador, destacó este lunes las políticas del gobierno de Ecuador para proteger el ecosistema, en especial, por haber declarado santuario marino una zona del archipiélago.

El decreto para la nueva zonificación del archipiélago, lo que dará una mayor protección en el sitio, fue firmado este lunes en el Palacio de Gobierno por el presidente Rafael Correa, evento al cual asistió Bosé y el científico residente de National Geographic, Enric Sala, quien lideró el proyecto Pristine Seas (mares prístinos).

En las Galápagos existen dos áreas protegidas: el Parque Nacional, compuesto por 127 islas y la Reserva Marina.

“Hoy es un día histórico. Lo es para mí y para todos los ciudadanos del planeta. La creación del santuario de las islas Galápagos es una muy, muy buena noticia, para las generaciones futuras, sin duda, pero por supuesto también para las nuestras”, dijo el artista español.

Añadió que más allá de ser un acto solidario con la humanidad y con los océanos, es un ejemplo “hecho posible por gente ejemplar, consciente y comprometida”.

“Por eso hoy quiero dar las gracias, muy en especial, y en nombre de todos los ciudadanos del globo, a usted señor Rafael Correa, presidente del Ecuador. Gracias por haber hecho posible un sueño que habla de compromisos, de solidaridades hacia su país y con toda la ciudadanía del mundo; que es usted un hombre de palabra, y ha vuelto a serlo”, sostuvo.   

Bosé elogió al presidente Correa y a su gobierno por su compromiso para conservar la naturaleza. “Cuando hay voluntad, se puede. Y aquí ha habido mucha voluntad. Hasta en ámbitos que requieren valentía por lo delicado de su naturaleza, existe esa voluntad”, recalcó Bosé.   

La expedición Pristine Seas exploró el ambiente subacuático desde la superficie hasta el mar profundo, y usó la última tecnología, incluyendo un submarino tripulado y cámaras remotas de profundidad. En los últimos 7 años, Pristine Seas ha explorado y documentado 15 lugares prístinos del océano en todo el mundo, de las cuales 8 ya se han protegido en áreas sin extracción (no-take) 8 de ellos, y esas reservas cubren un total de 3 millones de km2 e incluyen algunas de las mayores del mundo.

 ar/gc