Ministra de Justicia sobre pedidos de organización indígena: ‘no es posible dar indultos en bloque’

Quito, 15 jun (Andes) – La ministra de Justicia, Culto y Derechos y Humanos, Rosana Alvarado, se refirió a las demandas de la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie) para el indulto y amnistía de 197 personas.

La organización indígena exige la amnistía para 177 personas e indulto para 20, a quienes llaman `luchadores sociales’. 114 de ellas, no están detenidas. La Conaie sostiene que dichas personas son perseguidos políticos, sin embargo, algunos están sindicados por delitos como ataque y resistencia, paralización de servicios públicos, secuestro, extorsión, entre otros.

Al respecto, la ministra Alvarado dijo a ANDES que no es posible conceder indultos en bloque porque este beneficio, potestad del Ejecutivo, solo procede cuando hay una sentencia en firme.

También, expuso que hay que analizar el tipo de delito o infracción por la que una persona se encuentra acusada o es investigada.

Sobre las declaraciones públicas de los dirigentes indígenas, en las cuales se establecen plazos para otorgar los indultos y se condiciona el diálogo con el Gobierno, la ministra Alvarado mencionó que esos pronunciamientos “arruinan” lo que se ha avanzado, y que se estaba dando en las mejores condiciones.   

“Más que plazos, nosotros hemos avanzado en el diálogo; en un dialogo sin condicionamientos, entre iguales, un diálogo respetuoso de las condiciones de la una y de la otra parte (…) Condicionamientos y descomedimientos no vienen al caso cuando la propuesta es de un diálogo sincero y muy respetuoso como es el que se estaba dando”, dijo en entrevista con el programa “Ecuador No Para”, que se transmitirá este domingo a las 11:00 por Ecuador Tv.  

La ministra recordó que la amnistía le corresponde al Legislativo y en el tema de indultos que le corresponde al Ejecutivo, se están dando pasos importantes y, el miércoles, ya dio sus frutos con el indulto a Patricio Meza Salto, acusado de ataques y resistencia.

No obstante, precisó que más que nombres, se está enfocando el diálogo en un acercamiento, que ella cree posible, con diferentes organizaciones con las que al proyecto político de Gobierno les sigue uniendo algunas causas.

“Habrá puntos inflexibles, habrá puntos sobre los que no podremos llegar a acuerdos, pero, sin duda, hay que rescatar los mayores, en los que estamos de acuerdo que queremos seguir impulsando estas transformaciones que son causas y convicciones que nos hicieron en algún momento estar del mismo lado”, manifestó.  

Contó que ha habido dos reuniones donde se ha hecho la valoración, se han revisado los expedientes se ha analizado que haya una sentencia en firme, que la persona esté detenida, no prófuga. También, destacó, de la otra parte se está comprendiendo el momento y la necesidad de superar los impasses, de dar muestras concretas de que lo sucedido no puede volver a suceder.

No obstante, sostuvo que el criterio es que “no puede quedar en la atmosfera un aire de impunidad”.

“Cuando hablamos de que queremos una reparación, de que se haga justicia, estamos de acuerdo, pero la justicia es para todas las partes”, dijo y recordó que en Ecuador no existe un catálogo de delitos políticos.

La línea del presidente es revisar qué ha sucedido y ponderar si en cada uno de los casos la medida contribuye a la recuperación de la armonía, de la paz social, mencionó Rosana Alvarado.

En este sentido, recalcó que la decisión de conceder los indultos “es política”, no es un derecho sino un beneficio que puede o no otorgarse.

Por ejemplo, si una de las personas entraña un peligro para la sociedad no puede ser beneficiaria de la medida, que se tomará “siempre observando la justicia para las otras partes”.

/ar