OTAN analiza operación contra migración ilegal

Buques de la alianza atlántica informan a guardacostas griegos y turcos sobre presencia de migración irregular. Foto Telesur/Archivo

Bruselas, 7 mar (Andes). - La Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) debate este lunes con altos funcionarios de Turquía y Grecia la operación del bloque militar para frenar el flujo migratorio en el mar Egeo, indicó una fuente oficial a Prensa Latina.
Un vocero de ese organismo dio a conocer que el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, se reunirá en las próximas horas con el primer ministro turco, Ahmet Davutoglu; y el titular griego de Defensa, Panos Kammenos, con el fin de coordinar aspectos relacionados con las acciones en curso desde el 11 de febrero.
Los encuentros se centrarán, según la fuente, en las tareas que desarrollan los cuatro buques de la alianza atlántica destacados en esa zona para cumplir misiones de vigilancia y proporcionar a guardacostas griegos y turcos información para frenar la migración irregular y combatir el tráfico de personas.
Stoltengerg señaló el domingo último que la OTAN y Frontex, agencia europea que coordina el control de las fronteras externas, acordaron ampliar la actividad de esos medios navales a las aguas jurisdiccionales de Grecia y Turquía, lo cual obliga a nuevas consultas y una mayor cooperación.
Los buques de la OTAN no tienen previsto interceptar las embarcaciones que transporten refugiados desde Turquía a Grecia, pero deben actuar si los migrantes se encuentran en peligro con el fin de socorrerlos y enviarlos de regreso a su punto de partida, indicó la fuente.
Del millón de migrantes que arribaron el año pasado al denominado Viejo Continente, más de 800 mil cruzaron el mar Egeo, lo que ubica a esa vía como la más empleada por los indocumentados para llegar a esa región, según datos divulgados por organismos internacionales.
La intervención de la alianza político-militar en la gestión de la crisis migratoria fue demandada a inicios de febrero por Ankara, y respaldada por la canciller federal alemana, Angela Merkel.
La fuerza naval de acción rápida está integrada por buques de Grecia, Turquía, Alemania, y Canadá, y su mando se rota entre las dos últimas naciones mientras dure esa operación.

PL/gc