Con Panamá, "Bolillo" Gómez alcanza su tercer Mundial entre polémicas

El técnico colombiano Hernán Darío Gómez (c) se convirtió en héroe nacional al clasificar a su primer Mundial a la selección de Panamá. Foto: AFP

Ciudad de Panamá, 11 oct (Andes).- El entrenador Hernán Darío Gómez es el nuevo héroe nacional en Panamá: desafiando los pronósticos, el colombiano dejó atrás un camino de polémicas para llevar a los canaleros al primer Mundial de su historia, el tercero en su carrera como DT.

A sus 61 años, el "Bolillo" Gómez logró la hazaña este martes cuando Panamá derrotó 2-1 a Costa Rica, desatando la locura de miles de fanáticos que se lanzaron a celebrar a las calles del país. Pocos como él pueden exhibir en su vida tres clasificaciones mundialistas con selecciones diferentes: llevó a Colombia a Francia 1998 y a Ecuador a Corea y Japón 2002.

Además fue asistente de Francisco Maturana con Colombia en los Mundiales de Italia 1990 y Estados Unidos 1994. Como jugador militó en Independiente de Medellín, Atlético Nacional y Santa Fe, es amante del fútbol de toque, ordenado y con velocidad.

El técnico quedó en entredicho luego de que el viernes pasado Panamá cayó 4-0 ante Estados Unidos, un resultado que pareció poner fin a su sueño mundialista. "Se nos complicó por el partido ante Estados Unidos, pero teníamos esta opción ante un gran equipo, que gracias a Dios fue serio, honesto y leal al fair play, como Costa Rica", expresó Bolillo tras la clasificación.

Gómez llegó en 2014 en sustitución del exinternacional panameño Julio Dely Valdés, quien estuvo a minutos de llevar al equipo centroamericano a una repesca mundialista por primera vez en 2013. "Como dice nuestro himno nacional: alcanzamos por fin la victoria. El fútbol panameño ya se merecía esto", dijo Dely Valdés a la AFP.

El estratega colombiano fue contratado con el objetivo de clasificar a Panamá a su primer Mundial, en un país donde el fútbol ha ido ganando adeptos al béisbol y al boxeo.

El delantero Román Torres (i) fue el héroe de su país, Panamá, al marcar el tanto decisivo ante Costa Rica que le dio el boleto a su primer Mundial, Rusia 2018. Foto: AFP.

Con pocos laureles internacionales, Panamá solo había ganado una Copa Centroamericana (2009) y fue finalista en dos ocasiones de la Copa Oro (2005 y 2013). "Me tienen que hacer una estatua en Panamá si vamos al Mundial", llegó a decir Gómez en una ocasión.

Sin embargo, su dirección no ha escapado de la polémica y de duras críticas de parte de la prensa local, con la que ha mantenido una tensa relación. "El hecho de que lleves 30 años (de profesión) no quiere decir que sepas mucho de fútbol", le espetó Gómez la pasada semana a un periodista en conferencia de prensa tras perder con Estados Unidos.

Incluso prometió renunciar si su equipo no era capaz de ganar a Trinidad y Tobago, en la jornada ocho. Los canaleros ganaron 3-0 y Gómez continuó al frente del equipo. La sangre caliente colombiana lo traicionó en enero pasado cuando estuvo a punto de irse a los golpes con su compatriota Jorge Luis Pinto, tras un partido entre Panamá y Honduras por la Copa Centroamericana.

AFP/jj

Lea también:

Sorpresa y polémica en las semifinales de la Copa de Oro Estados Unidos 2015