Síguenos:

Análisis académico de los Planes de Gobierno de cuatro candidatos a la Presidencia de Ecuador (Parte III)

16 de Febrero de 2017 - 12:25

Los catedráticos Fernando Casado y Adoración Guamán hicieron un análisis académico de los Planes de Gobierno de cuatro candidatos a la Presidencia de Ecuador. En esta entrega: garantía de derechos, reforma fiscal, medidas tributarias, justicia, seguridad y política exterior.

Quito, 16 feb (Andes).- Los catedráticos Fernando Casado, Doctor en Derecho y Profesor titular del Instituto de Altos Estudios Nacional, y Adoración Guamán, Doctora en Derecho y Profesora titular de la Universidad de Valencia, hicieron un análisis académico al contenido de los cuatro principales Planes de Gobierno de igual número de candidatos, de los ocho inscritos para disputarse la Presidencia de Ecuador en las urnas el próximo día 19.

Casado y Guamán plantean que aun cuando los requisitos son comunes y establecidos en la normativa para todos los candidatos, existen notables diferencias entre los Planes.

El artículo 97 del Código de la Democracia establece que todos los candidatos y candidatos a Presidenta o Presidente presentarán junto con el formulario de inscripción un Plan de Trabajo con al menos el siguiente contenido: diagnóstico de la situación actual; objetivos generales y específicos; plan de trabajo plurianual en el que se establecerán propuestas y estrategias a ejecutarse de resultar electos y mecanismos periódicos y públicos de rendición de cuentas de su gestión.

Garantía de derechos sociales, culturales y ambientales 

En el Plan de Paco Moncayo, Izquierda Democrática, los planteamientos son más variados y extensos en comparación con otros candidatos de oposición, aunque no está  exento de contradicciones. El programa de Moncayo acusa al gobierno de anteponer los derechos económicos y sociales a los civiles y políticos, no obstante, señala el análisis de Casado y Guamán,  “más allá de la mera acusación no se aportan mayores pruebas”.

En materia de Salud el programa de Moncayo apela a garantizar el “acceso universal” y para ello se “busca desarrollar un Sistema Nacional Integrado de Salud”, pero no se explica más allá de su enunciación.

“En materia de Educación el programa de Moncayo sigue una tónica similar, el diagnóstico hace especial hincapié en las tareas por cumplir o no satisfechas”, indica el análisis, pero no se cuenta que el analfabetismo se redujo de 8,6% en 2006 a 5,7% en el 2016, situándose en un nivel muy cercano a la erradicación, que la tasa de neta de matriculación en educación primaria es 94,5% y que la tasa neta de matrícula en bachillerato pasó de 48,4% en 2006 a 71,5% en 2016, entre otros logros.

En materia de educación universitaria el programa propone “promover el desarrollo de ofertas en postgrado públicas, especialmente las maestrías profesionales de investigación, así como los programas doctorales”. En el diagnóstico, nuevamente no s mencionan los logros de los últimos años, como que 7 de cada 10 estudiantes fueron la primera generación de su familia en acceder a la universidad.

En cuanto al derecho al agua se asegura que “los datos sobre cobertura de agua potable son alarmantes”. De nuevo el diagnóstico obvia los progresos en la última década, como es el hecho que el acceso a agua potable pasó de 69% de hogares en 2006, a 83,6% en 2016. Y el alcantarillado pasó de 52,6% en 2006 a 64,7% en 2016.

En relación al medio ambiente se pretende “potenciar un cambio de patrones de consumo de energía derivada de los combustibles fósiles”, en esta ocasión si se toman en consideración medidas concretas, como “suspender la futura concesión para explotación petrolera en la zona Yasuní”, “suprimir actividades extractivistas e impedir contratos petroleros (…) que pongan en peligro a la población y al medio ambiente”. Sin embargo, también se quiere desarrollar la “generación de biocombustibles”, para lo que se destinarían tierras cultivables a su generación de combustibles, lo que podría considerarse como una contradicción, indica el análisis.

En Plan de Cynthia Viteri, Partido Social Cristiano, los “objetivos generales” destacan por una falta de atención a los derechos sociales en contraposición con una “expresa defensa a la libertad de empresa y las libertades clásicas”. La inclinación por los derechos de libertad en contraposición con los sociales coloca a la candidata claramente a la derecha del espectro político. No existen, capítulos del programa dedicados a los derechos sociales, en la mayoría de los casos las ofertas son difusas.

En materia de salud, manifiestan los catedráticos, destaca que para los profesionales que trabajen en esta área se otorgarán “salarios dignos” y “horarios de acuerdo a los organismos internacionales”, pero no existe ni un diagnóstico de la situación actual, ni medidas concretas a tomar. En ningún momento se habla de la universalización del acceso al derecho a la salud.

En educación destaca la propuesta “Ecuador digital”, aunque no queda claro a qué estudiantes va dirigido el programa ni la forma de aplicación concreta a los planteles educativos. Un punto controvertido tiene relación con la gratuidad de la educación que, según dice textualmente el Plan: “deberá estar ligada al cupo correspondiente para que cada joven estudie con libertad lo que desee y no lo que le imponga el Estado”. La aplicación del viejo sistema de cupos y la consecuente eliminación de los exámenes aptitudinales, derivaría en que la educación universitaria fuera acaparada por las clases sociales más altas.

No existe ninguna referencia a derechos como la vivienda y la cultura aunque hay un capítulo dedicado al rescate animal. “Es sorprendente”, explican los analistas, que el programa de Viteri, “no haga una sola mención a la violencia de género, el feminicidio o el machismo”.

En relación a Guillermo Lasso, del Movimiento Creando Oportunidades, el eje “social” de su propuesta es la potenciación de la “sociedad civil” frente al Estado y de la participación privada en la previsión social y la actitud emprendedora. Apuntan que, en otras palabras, se pretende un adelgazamiento de la participación del Estado en la previsión y protección social para potenciar a entidades privadas (ONG’s, Fundaciones).

En materia educativa se propone estudiar la pertinencia de las mallas curriculares para “ajustarlas a la realidad actual”, fortalecer el rol de los padres, alcanzar un “sistema educativo eficiente y de alta calidad donde todos puedan acceder” y una  reforma integral de la ley de educación superior.

Respecto a la salud plantea garantizar el acceso universal y propone introducir esquemas que premien el esfuerzo del personal médico en base a sus logros, mientras en vivienda las propuestas son igualmente muy escasas: promover el acceso a la vivienda mediante el esfuerzo del Estado, sector privado, familias y comunidades y el apoyo de las entidades financieras. Únicamente se indica la necesidad de establecer incentivos para que las empresas privadas oferten soluciones habitacionales.

El Plan social presentado por Lenín Moreno, Alianza PAIS, es el más extenso en cuanto a propuestas concretas y derechos contemplados. La filosofía de partida es la intangibilidad de los derechos vinculados al Buen Vivir y la apuesta por una política social con perspectiva universal, que reconozca todas las diversidades y que tenga enfoque de derechos.

En cuanto a educación, aseguran los catedráticos, “el programa es sin duda el más extenso”, con un amplio capítulo propio, rubricado “revolución del conocimiento y las capacidades”, mientras en materia de  salud la propuesta se basa en centrar el Sistema Nacional de Salud Pública en la promoción y la prevención de la salud, la atención integral, familiar y comunitaria, así como reforzar el sistema de medicina familiar y comunitaria.

Sobre la cultura, explica el documento, es necesario señalar que es el único programa que destina un epígrafe exclusivamente destinado a este derecho. Además, en el desarrollo de esta materia se cumplen los principios de respeto y promoción de la diversidad que exige el artículo 97 del Código de la Democracia.

Referente al medioambiente, Moreno habla de la “revolución ecológica” que tiene como principal eje construir un sistema socio-económico-ambiental justo, que garantice el Buen Vivir a los ciudadanos y ciudadanas, cuidando la naturaleza; y, generar alternativas económicas basadas en el uso sostenible del patrimonio natural.

Reforma fiscal y medidas tributarias

Moncayo plantea, en general, una política tributaria que persigue una mayor igualdad y beneficiar a los sectores de la población menos desfavorecidos, pero la falta de medidas concretas, alertan Casado y Guamán,  “tiene como consecuencia que el programa quede en un catálogo de buenas intenciones”. Un ejemplo es en relación a los subsidios: “Focalizar subsidios que garanticen transferencias a los sectores de menores ingresos y eliminar subsidios, exoneraciones tributarias y demás mecanismos que beneficien a segmentos elevados o a grandes grupos económicos”.

La contradicción está en que se aspira a “garantizar una base de impuestos que proteja a los sectores menos favorecidos” y “el que más tiene más paga”, y para ello se “establecerá como meta la desaparición de los impuestos regresivos”, aunque no se menciona ninguno que lo sea.

Se pretende también “emitir una Ley de Responsabilidad Fiscal y crear un Fondo de Riqueza Soberana para mantener, proteger e invertir el ahorro público resultante, de modo que desaparezca la volatilidad actual, dependiente de los recursos, especialmente petroleros”. “Ni una sola mención a los paraísos fiscales, y una pobre explicación de cómo se volatiza el ahorro público”, indica el análisis.

Los planes de reactivación de la economía de la candidata Viteri se basan “en un plan emergente económico que denominamos PROGRESA”, básicamente consiste en “derogar varios cuerpos normativos” y promover medidas de reforma fiscal orientadas a la reducción de impuestos con un marcado corte liberal.

El programa de Viteri también expresa que “El manejo de las finanzas públicas sufrirá un cambio radical” y estará basado en “un sistema tributario que recaude lo adecuado”.  Se quiere volver al sistema donde el Banco Central sea una entidad “independiente y autónoma”, lo que excluiría a esta entidad del control público y democrático, como ha sido la tendencia en los gobiernos liberales.

En Lasso uno de los ejes discursivos y programáticos de este candidato es la reducción de los impuestos. A pesar de que esta línea es uno de las bases de sus propuestas, incluye otras medidas que supondrían un aumento del gasto público, lo que supone una clara incoherencia.

En materia tributaria el Plan de Moreno incluye dos medidas fuerza, orientadas hacia el objetivo de la redistribución y la equidad, y  asegurar la equidad tributaria, para que paguen más impuestos los que más tienen. Y dentro del grupo de los que más tienen, habrá beneficios para los que más colaboren con la Sociedad. Además de implementar sistemas de información de producción y precios abiertos, universales y democráticos para un mejor funcionamiento de los mercados, facilitando el contacto entre productores y consumidores

Justicia y seguridad

El programa de Moncayo es muy crítico con la Justicia en el Ecuador: “La justicia se ha convertido en sólo edificios y funcionarios atemorizados por el Consejo de la Judicatura, que se ha situado por sobre la Corte Nacional y al servicio del Ejecutivo antes que de la ciudadanía”. Pese a las duras críticas, se explica en el análisis, “vuelven a producirse débiles propuestas de contenido amplio y difuso para corregir las supuestas fallas en materia de Justicia”.

Para Moncayo “La seguridad ciudadana se ha visto afectada crecientemente por la presencia de nuevas amenazas, en particular el narcotráfico”. Como solución presenta la posibilidad de “definir una nueva forma de relación cívico-militar” y “Reformar en su totalidad el Código Integral Penal, COIP”.

En los temas de seguridad y drogas la candidata Viteri hace uso de una imagen de la seguridad basada en el miedo, con un desconocimiento total de las cifras y datos en la materia. Sobre el consumo de drogas el programa de Viteri asevera retrocesos y una “incidencia aumentada” sin ninguna base argumentativa y llegándose a decir: “Leyes asesinas que denunciamos oportunamente y derogaremos urgentemente”.

Las afirmaciones sobre la problemática de las drogas desde la candidata no se corresponden con los datos aportados en el Informe sobre el Uso de Drogas de las Américas 2015 elaborado por la OEA que sitúa a Ecuador en los puestos de menor consumo de la región en alcohol, marihuana e inhalables. Viteri también afirma que “el tráfico a gran escala también aumento”. Sin embargo, en el año 2016 Ecuador alcanzó la cifra record de 110 toneladas de drogas incautadas.

En el caso de Guillermo Lasso, la inseguridad ha sido un eje de su discurso. El propuesta central es pedir ayuda externa para planificar la política de seguridad. En este sentido se plantea invitar a la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

Por otro lado,  Lenín Moreno, en su diagnóstico aporta datos respecto de la reducción de la violencia en el país y de los logros de las políticas desarrolladas. Además, integra un amplio catálogo de propuestas al respecto: erradicar los tres negocios que más dinero ilícito generan en el mundo: tráfico ilícito de migrantes, trata de personas y tráfico de armas;  combatir la minería ilegal; y, erradicar la salida ilegal de combustibles.

Propone la innovación tecnológica para los usos y aplicaciones en las políticas de control; promover estrategias de corresponsabilidad y organización comunitaria; el programa Barrios de Paz; mejorar los servicios institucionales; consolidar el pluralismo jurídico; continuar con el proceso de evaluación y formación de los funcionarios judiciales; fortalecer la infraestructura en juzgados; y nueve propuestas más.

Política Exterior: Ecuador ante el Concierto Global.

La política exterior, explican los analistas, está marcada entre los candidatos de oposición por el desconocimiento de las alianzas establecidas por el Ecuador en la última década y la aspiración por volver a las existentes antes del gobierno de Correa, especialmente en lo que se refiere al reforzamiento de los lazos con EEUU. Mientras que el candidato Moreno apuesta por reforzar organismos y mecanismos de integración vinculados al Sur.

La descripción de la política exterior del actual gobierno, en el Plan de Moncayo,  es descrita de forma muy negativa: “Bajo el pretexto de que el occidente está decayendo, la política exterior ecuatoriana ha tomado una actitud errática”. No obstante, esta valoración no está acompañada de argumentos concretos que la motiven y tampoco toma en consideración hechos como que la sede de la Unasur haya sido establecida en Quito o que Ecuador ostente en este momento la Presidencia del G77+ China.

Las propuestas en esta materia son muy generales y el programa aboga por “participar en la Alianza del Pacífico [bloque comercial compuesto por Perú, Chile, Colombia y México], pero no como una alternativa excluyente o antagónica con otros proyectos de integración existentes en la región”.

Viteri es escueta y categórica en lo que a las relaciones internacionales se refiere y “exige la desvinculación inmediata de organismos como el ALBA o la Unasur que no representan beneficio ni prestigio”. El ALBA no es un organismo internacional sino un foro político intergubernamental, lo que “denota falta de criterio y conocimiento a la hora de llamar a las cosas por su nombre”. En cuanto a la desvinculación de la UNASUR, siendo la sede Ecuador, sostienen los académicos,  “nos resulta extraña una decisión tan drástica, especialmente cuando tras los recientes cambios de gobierno en Argentina y Brasil nunca se barajó tal posibilidad”. 

La candidata firmaría tratados de libre comercio con los principales aliados comerciales, y concretamente menciona a “Estados Unidos y los países de la Alianza del Pacífico”. El programa de Viteri demuestra poca capacidad ya que no toma en cuenta el viraje al proteccionismo que ha experimentado EEUU que vació de contenido la Alianza. 

El Plan de Lasso enmarca su política exterior en dos líneas generales: mantener en todos los casos relaciones internacionales sobre la base de la cooperación, el respeto y el diálogo; y, promover el fortalecimiento de la OEA, apoyando las iniciativas para activar la Carta Democrática Interamericana cuando corresponda, y a trabajar arduamente para fortalecer el Sistema Interamericano de Derechos Humanos.

No existen propuestas concretas para el desarrollo de estas líneas generales. En cambio, la línea más desarrollada a lo largo del Plan es la voluntad de atraer la inversión extranjera y firmar Tratados de Libre Comercio.

El Plan de Lenín Moreno enmarca sus propuestas en un objetivo: promover, desde la soberanía nacional la integración latinoamericana, como la meta de los gobiernos progresistas de América Latina e impulsar la inserción estratégica en el contexto internacional, que contribuya a la paz y a un sistema democrático y equitativo mundial”.

Existen referencias a las medidas a adoptar en el panorama internacional en todos los apartados del programa y en particular se incluye un amplio diagnóstico y un listado de propuestas en el apartado denominado “revolución de la soberanía y la integración”.

Entre sus propuestas se destaca: fortalecer la institucionalización de los organismos de integración regional, en particular Unasur, Celac y ALBA;  fortalecer una relación con todos los bloques que favorezca la construcción de un mundo multipolar, en el marco de los principios de soberanía; defender a los migrantes y sus derechos pocos, sociales y económicos, estén donde estén; fortalecer la cooperación Sur-Sur; construir un plan regional con las y los ministros de Agricultura, Energía, Minas, Hacienda, Comercio, entre otros para generar un plan regional de intercambio de recursos.

A CONTINUACIÓN EL ANÁLISIS COMPLETO

Lea también aquí:

Primera parte del análisis: http://www.andes.info.ec/es/noticias/analisis-academico-planes-gobierno-cuatro-candidatos-presidencia-ecuador-parte-i.html

Segunda parte del análisis: https://www.andes.info.ec/es/noticias/analisis-academico-planes-gobierno-cuatro-candidatos-presidencia-ecuador-parte-ii.html

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: