Políticas laborales han generado mayor inclusión y derechos en la última década

El empleo de calidad ha sido una de las prioridades de la Revolución Ciudadana. Foto: Agencia Andes

Quito, 7 feb (Andes).- Mayor inclusión social de grupos antes explotados, el incremento en el salario básico, la afiliación de las amas de casa, la garantía de derechos a las trabajadores del hogar (empleadas domésticas) y la inclusión de personas con discapacidad al trabajo forman parte de los avances históricos en materia laboral en la última década y que el gobierno de la denominada Revolución Ciudadana quiere profundizar en un siguiente período presidencial.  

"En estos años hemos logrado equilibrar la balanza entre trabajadores y empleadores porque antes era fácil evadir responsabilidades e incumplir con los derechos laborales" dijo el ministro de Trabajo, Leonardo Berrezueta, en entrevista con Agencia Andes.

Destacó, entre los "avances históricos", la obligatoriedad de afiliación al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), que permitió aumentar el número de trabajadores cubiertos de un millón 400 mil en el año 2007, a tres millones 400 mil personas en 2016. 

“Tenemos una afiliación que no solamente es obligatoria, sino que es penada con cárcel, de acuerdo a la consulta popular del 2011", recalcó el ministro.  

Otro de los primeros logros fue la abolición, a través de la Constitución, de la tercerización laboral que “era una forma de precarización perversa”. También se eliminó el trabajo por horas, algo que algunos candidatos presidenciales han propuesto en su plan de trabajo.

Se legisló también a favor de las mujeres en periodo de lactancia y se incorporó la figura del despido ineficaz para las mujeres embarazadas, en el marco de la Ley de Justicia Laboral y Reconocimiento del Trabajo en el Hogar.  

Otro punto a favor de la inclusión es la participación laboral de las personas con discapacidad, tanto en el sector público como privado. Según la Ley, las empresas deben incluir a personas con alguna discapacidad en un porcentaje de al menos el 4% de la nómina, asegurando la igualdad de oportunidades.

Desde 2007, la cifra de personas con discapacidad que tienen un trabajo formal pasó de 500 a 80.000; y las trabajadoras remuneradas del hogar que constituían un grupo explotado laboralmente, "ahora son un símbolo de igualdad y de justicia social. Formaron un sindicato que cuenta con 600.000 integrantes y empiezan a tener representaciones provinciales".  

“La existencia del Sindicato de las Trabajadoras Remuneradas del hogar, las mal llamadas empleadas domésticas, marca un antes y un después en el beneficio de los derechos de los trabajadores que va de la mano con estas políticas que hemos implementado los últimos 12 meses para protección del empleo y generación de empleo juvenil” explicó Berrezueta.

El catedrático universitario Victor Hugo Villacrés consideró que existe un cambio en la composición laboral que ha incentivado a los sectores "tradicionalmente marginados” y la calidad que se refleja, dijo, en la afiliación a la seguridad social. 

Destacó la eliminar la precarización laboral como uno de los grandes aciertos de este gobierno, y por ello cree que volver al trabajo por horas, según plantean algunos candidatos presidenciales, sería regresivo en derechos.

“Hablar de flexibilización laboral en cuanto a derechos sería retroceder, porque los derechos del trabajador deben ser inalienables y no pueden ni el mismo trabajo menoscabar sus derechos, eliminar la tercerización es uno de los avances que ha tenido este gobierno” comentó Villacrés.

Cifras de empleo en Ecuador

La tasa de desempleo en Ecuador es de 5,2%, considerada la más baja de la región, aunque subió desde 4,8% de diciembre de 2015, debido al fuerte shock externo que afectó a la economía nacional.  

“Nadie niega que exista un incremento del desempleo, luego del todo el tema económico, pero se ha manejado con absoluta coherencia. En países vecinos como Colombia, hay una tasa del 7,5% y Perú casi 6%, de lejos el Ecuador tiene la tasa de desempleo más baja de la región”, insistió el ministro.

Recordó que en el año 99 en plena crisis bancaria, la tasa de desempleo fue de 15%; mientras que con las dificultades económicas que enfrentó el país, en 2016 se generaron 4.000 empleos gracias a 35 nuevos contratos de inversión que han generado incentivos para el empleador.   

La reconstrucción en Manabí y Esmeraldas luego del terremoto de abril pasado, también ha generado plazas de trabajo, principalmente en el área de la construcción con 36.000 nuevos empleos a escala nacional.

El aumento del salario básico

Según el Ministro de Trabajo, en los últimos 25 años los salarios en el país no alcanzaban para cubrir ni el costo del 30% de la canasta básica. Y que desde el inicio del gobierno se buscó incrementar el salario para terminar con las inequidades sociales.

“El salario de 375 dólares por primera vez en la historia fue consensuado entre empleadores y trabajadores en el Consejo Nacional de Salarios, no lo fijó el Ministerio, cubre el 109,3% de la canasta básica, tomando en cuenta que 1,6 personas por familia perciben un salario básico unificado” indicó.

En la última década el salario subió en 140%. En 2010 era 240 dólares y en 2017 se ubica en 375 dólares.

El desafío de generar empleo  

La política industrial del Ecuador busca generar 250.000 empleos. Foto: Andes 

Entre 2007 y 2016, en Ecuador se crearon 1'400.000 empleos, según datos proporcionados por el Ministerio de Industrias y Productividad, mientras que en el sector industrial se crearon alrededor de 180.000 puestos de trabajo, lo cual significó un 12,8% del total. 

El Ministro de Industrias, Santiago León Abad, dijo a Agencia Andes que una parte fundamental de la política industrial del Gobierno es la generación de 251.000 empleos hasta 2025 en varios sectores de la economía, fortaleciendo las cadenas locales de producción, orientándolas al mercado externo, continuando con la sustitución de importaciones, con mayor innovación y productos de calidad. 

León aseveró que sectores como la agroindustria, metalmecánica, textil, son altos generadores de empleo. 

El ministro explicó que uno de los motores generadores de empleo es el sistema de compras públicas que ha integrado a proveedores locales. "Hay 1000 millones de dólares en compras adicionales que antes no existían y que han permitido el crecimiento en la industria. El 70% del empleo lo generan la pequeña y mediana industria por eso para nosotros es importante trabajar de la mano de ellos” puntualizó.

La propuesta para los próximos cuatro años

El candidato oficialista Lenín Moreno propone crear empleos en áreas como la agroindustria, la construcción, el turismo y el emprendimiento para los jóvenes. Solo en la construcción de viviendas prevé generar 136.000 empleos directos y se estima llegar a los 160.000. Mientras que, en el programa Empleo Joven se podrían crear 200 mil nuevas plazas de trabajo y en turismo aspiran a superar la meta de los 500.000 empleos.

 "Lo que está proponiendo Lenín Moreno es una meta ambiciosa, de duplicar el número de turistas, y eso tiene un efecto multiplicador en el empleo, es algo que podemos hacer, tenemos las condiciones, la mejor infraestructura de América Latina, y lo podemos hacer con una mejor promoción, y haciendo como dice Lenín que todas las embajadas trabajen para atraer más turistas al Ecuador" comentó  María Fernanda Espinosa, vocera del candidato.

En cuanto a la agroindustria existe un plan para mejorar la productividad, "cuando incrementa la productividad, cuando exportamos más y mejor también eso genera empleo" explicó Espinosa.

vr/gc