Presidente boliviano reclama retorno de capitales evadidos

Varias instituciones bolivianas se sumarán a las pesquisas sobre los Panama Papers en ese país. Foto: AFP

Quito, 11 may (Andes).-El presidente de Bolivia, Evo Morales, expresó este miércoles su deseo de que los capitales evadidos retornen al país para beneficio del pueblo, al referirse al escándalo Panama Papers, en el cual están involucrados varios empresarios y políticos de la oposición, mientras varias instituciones se sumarán a las pesquisas sobre el tema.

"En tiempos de la colonia a Europa, en la República a Estados Unidos y en nuestros tiempos a Panamá", afirmó al denunciar que las oligarquías siempre han robado los recursos de Bolivia y se lo llevaron a otros países.

Evo anunció la organización de una comisión de trabajo para ver "cuánta plata nos han robado" y anunció una investigación a fondo.

Al menos 95 firmas, 18 clientes, ocho beneficiarios y 35 accionistas bolivianos están incluidos en los Papeles de Panamá por haber recurrido a paraísos fiscales.

En la lista aparecen políticos que fueron parte del entorno del expresidente Jorge Tuto Quiroga (2001-2002) y del excandidato presidencial Samuel Doria Medina; así como directivos y accionistas del diario Página Siete.

Por su parte, el presidente de la Asamblea Legislativa y vicepresidente boliviano, Álvaro García Linera, convocó para el viernes a la octava sesión ordinaria, en la cual se conformará la Comisión Especial Mixta de investigación de las empresas y empresarios relacionados con los Panamá Papers.

Además, este caso será investigado por la Fiscalía, el Servicio de Impuestos y el Ministerio de Transparencia y Lucha contra la Corrupción.

Según trascendió, además de la Asamblea Legislativa, la Fiscalía, el Servicio de Impuestos y el ministerio de Transparencia de Bolivia se aprestan a investigar el escándalo conocido como Panama Papers, donde están involucrados varios empresarios y políticos de la oposición.

El también presidente de la Asamblea Legislativa Plurinacional  señaló que "se trata de una línea continua de opositores políticos y empresarios refugiados en los últimos 10 o 15 años en paraísos fiscales para hacer daño a la economía boliviana y eludir impuestos".

Además de la pesquisa parlamentaria, el fiscal general del Estado, Ramiro Guerrero, anunció la conformación de otra comisión en esa entidad para analizar técnica y jurídicamente a las personas que aparecen en la base de datos citada.

A las investigaciones se sumarán el Servicio de Impuestos Nacionales y el ministerio de Transparencia Institucional y Lucha contra la Corrupción.

“Vamos a coadyuvar con todos los requerimientos de información que se nos haga a efectos de descartar la evasión tributaria y la vulneración e infracciones en el ordenamiento jurídico, lo que implica verificar el origen del dinero, dijo la ministra de Transparencia”, Lenny Valdivia.

PL/yp/ar