Presidente Correa alerta de pretensiones de un nuevo 30-S con ‘caso Issfa’

El presidente Correa afirmó que aún existe en Ecuador una corriente que cree que las Fuerzas Armadas son una institución paralela al Estado, cuando son servidores públicos del Estado. Foto: Micaela Ayala/Andes

Quito, 12 feb (Andes). – El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, planteó este viernes la necesidad de cambiar la mentalidad y reforzar la formación de valores de los niños y jóvenes en el amor y la verdad, y se refirió al caso del Instituto de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas (Issfa), con lo cual, dijo, se estaría buscando otra intentona golpista como la del 30 de septiembre de 2010 (30-S).

“Lo mismo están haciendo ahora, buscando otro 30-S; si ocurriera algo hago mías las palabras de (Salvador) Allende: tienen la fuerza, podrán avasallarnos, pero no se detienen los procesos sociales, ni con el crimen ni con la fuerza; la historia es nuestra y la hacen los patriotas”, aseveró.

En una ceremonia de egreso de másteres de la educación ecuatoriana, en el Norte de Quito, el mandatario se refirió al caso del Isffa, generado luego que la Procuraduría General de Ecuador (PGE) dispusiera a las Fuerzas Armadas del país (FFAA) devolver al Estado 41 millones de dólares por la venta de terrenos con precio excesivo al Ministerio de Ambiente, en 2010, que fueron destinados el Parque Samanes, en la provincia de Guayas (costa).

El dignatario explicó que esta suma pertenece supuestamente a las FFAA, pero es del pueblo ecuatoriano “que es el que lo financia” y rechazó la supuesta arbitrariedad de la medida, pues durante dos años se intentó esa devolución sin resultado alguno.

Explicó que el informe de la PGE, a solicitud del propio Issfa, emitido el 18 de noviembre de 2015, ordena rectificar el error, y dijo que la resolución “es legal, legítima y de obligatorio cumplimiento" al disponer descontar los 41 millones del total de valores que el gobierno adeuda a esa institución de seguridad social de las FF.AA.

A seguidas expuso que el gobierno y el pueblo mantienen al Issfa porque cada 10 dólares que este recibe, 8 son del gobierno. "Tengan claro compatriotas, somos nosotros los que mantenemos al Issfa", acotó al explicar que, además de ser el único empleador el gobierno, todo el pueblo ecuatoriano subsidia al menos el 60% del valor de las  pensiones militares.

Sin embargo, apuntó, por eso “quieren hacer un escándalo nacional,  quieren hacer una crisis política”, cuando se ha recuperado dinero del pueblo en un equivalente a lo que representan ocho nuevas Escuelas del Milenio.

Apuntó que, además, el informe no excluye la vía jurídica, y dijo que se ha actuado con absoluto apego a la ley, a la Constitución y a la justicia.

Lo ocurrido, en su opinión, evidencia lo que está en juego en el país: dos modelos, dos visiones de sociedad, la una el viejo país de una sociedad fragmentada “donde cada uno defiende su espacio en base al poder”, y el nuevo país, “donde reine el bien común, la solidaridad, la igualdad, la equidad, la lógica de justicia”.

Añadió que la controversia no es de valores monetarios, sino de valores morales, y dijo que basta ya de diferencias hirientes, donde unos pocos pretenden tener sus prebendas “y el resto vea qué hace”.

“Soldados de la Patria, a reaccionar”, indicó, y señaló que aún existe en Ecuador una corriente que cree que las Fuerzas Armadas son una institución paralela al Estado, cuando son servidores públicos del Estado.

yp/gc