Presidente Correa firma decreto para ‘Decenio Afrodescendiente’ y reconoce avances en inclusión

Guayaquil, 16 feb (Andes).- En una ceremonia cultural con tradiciones danzarias y musicales típicas de los afrodescendientes de Ecuador, el presidente Rafael Correa firmó este jueves un decreto para la concreción en el país del ‘Decenio Internacional Afrodescendiente’ y dijo que nunca antes esta minoría étnica avanzó tanto como en la Revolución Ciudadana y es la que más está aprovechando las oportunidades.

“Pese a todos los aportes impresionantes, tuvieron que pasar casi dos siglos de independencia para tener el primer ministro afro de la historia”, recordó el mandatario en su discurso de la rúbrica, que se realizó en la urbe provincial de la actual Guayas.

El acto estuvo cargado de simbolismo porque en esta localidad con costas al Pacífico fue donde en junio de 1851 se abolió la esclavitud en esta nación andina y fue el lugar por donde arribaron al país en 1900 unos 4.000 trabajadores jamaiquinos afrodescendientes para la construcción del ferrocarril.

Al hacer un resumen de los cambios experimentados por esta población ecuatoriana, el Jefe de Estado señaló que los afros, que representan el 7.2% de la población nacional, son también el 6% de la composición Asamblea Nacional (parlamento); y resaltó que incluso ocupan altos cargos de la política y la administración del país.

“Muchos afros al igual que indígenas, tienen que pasar concursos, exámenes, evaluaciones, por méritos propios, sin deberle favor a nadie, solo dándole oportunidades, hoy esos hermanos afro nos representan orgullosamente en el Servicio Exterior, antes reservado tan solo para unas cuantas élites”, refirió.

Enumeró cómo las tasas de inclusión y participación, y de acceso a la educación y a la salud se han incrementado desde 2016 a 2015 con las políticas públicas e iniciativas como los requisitos de igualdad étnica en los concursos para formar parte del sector público y en los procesos de acceso a la educación.

Los afrodescendientes ecuatorianos representan el 7,2% de la población nacional. Foto: Twitter Presidencia

Se refirió a la implantación en el país de una política de diversidad, incluso para los monumentos públicos y los nombres de calles y plazas; antes solo tenían nombres con abolengo de las oligarquías de las diferentes ciudades”, indicó al referir que existe una política para reconocer a aquellos luchadores anónimos y sacrificados indios, cholos, negros y montubios que construyen la Patria.

“Hemos aprobado instrumentos jurídicos innovadores en la región sobre inclusión y equidad para pueblos y nacionalidades, como lo es por ejemplo la Ley Orgánica de Participación Ciudadana, aprobada en el año 2010, que garantiza y protege los derechos de los grupos sociales minoritarios, como los afrodescendientes, para organizarse y crear veedurías, observatorios y otros mecanismos ciudadanos, con el fin de controlar el trabajo de las instituciones y las autoridades”, mencionó.

Citó el nuevo Código Orgánico Integral Penal y la Ley Orgánica de Comunicación que alcanza a estas poblaciones minoritarias y establece penas al tipificar delitos de discriminación y fijar mecanismos para protegerlos de contenidos discriminatorios y solicitar reparaciones de ser vulnerados sus derechos.

Dijo que también los Consejos Nacionales de la Igualdad son el nivel más alto para establecer genuinas condiciones de equidad a través de políticas especiales y concretas al ser los encargados de cuidar se respete la equidad étnica, de género, etárea, y además de espacios permanentes de encuentros para controlar y evaluar los logros de estas medidas.

No obstante, dijo que todo lo que se ha logrado servirá de muy poco si no se ataca el problema fundamental del pueblo africano y de todas las minorías, como lo es la pobreza, y dijo que aunque se ha avanzado y se han dado pasos decididos “todavía queda muchísimo por hacer”.

Ejemplificó cómo en 2006 la tasa de pobreza de los afro era casi del 50%, es decir uno de cada dos, pero esa tasa es ahora del 8.30%, casi 7 de cada 10 afros ya no está en situación de pobreza. “Nuestro sueño es que no exista ningún pobre en todo el territorio nacional”, aseveró.

Entre las estadísticas que ilustran el empoderamiento de este segmento poblacional se refirió a la tasa de asistencia a la escuela primaria, de 88% en 2006, que ya en 2015 se incrementó al 95.4%; por otra parte la asistencia a educación básica en relación al porcentaje nacional tenía una brecha del 3.3%, que disminuyó el año pasado a 0.8%, y en la educación secundaria pasó la matrícula pasó de 44.1% a casi el 60% en 2015, y la tasa bruta de matrícula a la educación superior del 14% al 21%.

Esta última la consideró insuficiente, pero es de las tasas que más ha subido en cuanto a minorías étnicas y demuestra que se ha roto el mito en que hay que escoger entre excelencia o democratización en esta enseñanza; en otro orden la tasa de desempleo es del menos del 8.3% aunque muchos todavía permanecen en empleos inadecuados.

El secretario de la presidencia, Alexis Mera, dio lectura a un resumen del contenido del decreto presidencial donde se establece como política nacional del gobierno del Ecuador el cumplimiento de objetivos y metas del programa de la ONU para esta conmemoración, y que promueve el respeto, la protección y la realización de los derechos humanos y libertades fundamentales de los afrodescendientes.

 

En 2006 la tasa de pobreza de los afro era casi del 50%, es decir que uno de cada dos personas era pobre. Ahora, es del 8.30% . FOTO: CNE

En su artículo tres, el documento señala que el Consejo Nacional de Pueblos y Nacionalidades, a través de sus agendas, hará las propuestas de políticas públicas que serán debatidas y consensuadas en los Consejos sectoriales de la política para su articulación y posterior ejecución por los ministerios y organismos competentes.

Entre los oradores de la jornada, el colombiano Pastor Murillo, luchador por el establecimiento del ‘Decenio Internacional Afrodescendiente’ y Sonia España, representante de las mujeres progresistas afros de Guayaquil, expusieron los reclamos de esa población y sus aspiraciones de superar los obstáculos que les ha impuesto el capital y la exclusión.

El Decenio Internacional Afrodescendiente fue proclamado en 2014 por la Organización de las Naciones Unidas y comenzó a regir desde el 1 de enero de 2015 y terminará el 31 de diciembre de 2024 con el tema ‘Afrodescendientes, Justicia y Desarrollo’, con una Conferencia Mundial contra el racismo, la discriminación racial, la xenofobia y otras formas de exclusión.

Al concluir la ceremonia en medio de bailes con tambores y cantos, desde el auditorio los participantes coreaban "Correa, Correa, nuestro Presidente".

yp/gc