Presidente Correa llama a la región a adoptar "un discurso contundente" frente a política migratoria de EE.UU.

En Estados Unidos se han efectuado manifestaciones masivas en contra de las políticas migratorias dictadas por el nuevo presidente. Foto: AFP

Quito, 2 ene (Andes).- El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, hizo un llamado a los países de la región a unir fuerzas y “tener una actitud como bloque” frente a las políticas “inhumanas atentatorias de los derechos humanos y de la movilidad humana” adoptadas por el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump. 

“Nos hace falta un discurso muy contundente, en eso Europa nos está dando ejemplo en eso cuando es menos perjudicada que nosotros”, sostuvo durante un conversatorio con medios de comunicación realizado en la sede de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasu), en la Mitad del Mundo.

En días pasados, en su último discurso como secretario de la Unasur, Ernesto Samper, también instó a la región a adoptar una estrategia de reacción oportuna, serena, proporcional y soberana ya, porque mañana puede ser tarde”.

“Los primeros anuncios y órdenes ejecutivas de la nueva administración de los Estados Unidos nos obligan a pensar sin histerismo que estamos frente a una complicada amenaza estratégica para Suramérica”, afirmó al presentar su informe de labores final, tras más de dos años y medio de gestión.

Posición de Ecuador sobre el conflicto entre Palestina e Israel

El presidente ecuatoriano ratificó este jueves el respaldo de su gobierno a Palestina frente al conflicto que mantiene con Israel en busca de su independencia.  “Siempre hemos defendido a Palestina y mientras yo sea presidente esa posición de gobierno no va a varias”, afirmó.    

Dijo que admira a Israel por ser un pueblo “que hizo florecer el desierto” y que tiene “la mayor innovación per capital en el mundo”, pero aclaró que no comparte su política internacional sobre todo con respecto a Palestina.

 “En muchos casos Israel comete una contradicción, ellos sufrieron la opresión del nazismo pero algunas veces aplican política represivas, en este caso, contra Palestina”, dijo al respaldar a su embajador en Naciones Unidos, Horacio Sevilla.

En una declaración pasada, Sevilla dijo que en la actualidad, lo más parecido a la persecución y asesinatos nazis contra los judíos es “lo que el imperialismo y el sionismo cometen contra el pueblo palestino".

“Yo no veo nada de malo que se hagan comparaciones, tal vez por lo que ha sufrido el pueblo de Israel pueden ofenderse al invocar el nazismo, lo entendemos, pero es claro que hay que rechazar contundentemente cierta políticas que tiene Israel sobre todo contra Palestina y que atenta contra el derecho internacional y los derechos humanos”, anotó Correa.

Desde hace más de medio siglo  las políticas expansionistas del Gobierno de Israel, han obligado al exilio forzado de al menos 2 millones de palestinos, cuyo país ha quedado con 12% de su territorio histórico.

De acuerdo con organizaciones defensoras de derechos humanos, unos 7.000 palestinos, 400 de ellos menores de edad, viven en condiciones infrahumanas en prisiones israelíes, carentes de derechos como agua, alimentos, atención médica, educación, visitas regulares y defensa jurídica.