Presidente de Ecuador adelanta nueva estrategia de la oposición para intentar influir en las elecciones

Presidente Rafael Correa alerta sobre una estrategia de la oposición para influir en las elecciones. Foto: Presidencia

Quito, 18 mar (Andes).- El presidente Rafael Correa alertó este sábado que los sectores de oposición conjuntamente con “cierta central de inteligencia” y los banqueros prófugos William y Roberto Isaías, preparan para la siguiente semana una operación  para desprestigiar al régimen e intentar influir en la intención de voto en la segunda vuelta en las urnas del 2 de abril, cuando se elegirá al binomio presidencial para el período 2017-2021.

“La próxima semana están preparando desde Miami una supuesta filtración de la lista de Odebrecht. Lo ha dicho claramente Brasil y el Departamento de Justicia de Estados Unidos que esa lista no está disponible mientras duran las investigaciones y no la han dado ni a sus propios congresistas”, manifestó el Jefe de Estado en su informe semanal de labores desde la provincia de Guayas.

Informó que la próxima semana el Fiscal y el Procurador de Ecuador estarán en Estados Unidos para continuar las negociaciones con Odebrecht para continuar con las investigaciones, pero recalcó que las pretensiones del empresario brasileño son imposibles según el marco constitucional ecuatoriano, pues solicita que no se le siga ni a él ni a funcionarios de la constructora ningún proceso civil o penal; que se levante todo tipo de embargos y que se den nuevos contratos.

"Mientras yo sea Presidente, esta empresa no vuelve a pisar el país. Ni un centavo para esta empresa", enfatizó el mandatario.

Además, se refirió a otra maniobra de la derecha en su desesperación por imponerse en las urnas, con el incidente registrado con la ciudadana venezolana Lilian Tintori, quien el pasado miércoles fue inadmitida en territorio ecuatoriano tras declarar que venía a participar de una agenda política junto al banquero Guillermo Lasso, candidato presidencial por CREO-SUMA.

El Presidente recalcó que ningún ciudadano extranjero puede entrar al país a inmiscuirse en política interna, según lo establece la Constitución. “Esta gente cree que viene a su hacienda bananera, pero les recuerdo que este país ya cambió”, fustigó Correa.

Recordó también que como gobernador del Guayas, durante el gobierno de Jamil Mahuad, Lasso echó del país al analista económico venezolano José Luis Cordeiro, quien cuestionó la política económica de ese gobierno durante un congreso organizado por la Cámara de la Pequeña Industria del Guayas.

Por otra parte, el Mandatario cuestionó las encuestas de CEDATOS, sumada a la estrategia de la derecha con estudios que intentan afectar los resultados de los comicios del 2 de abril.

Alertó que la oposición busca crear un marco de presunto fraude, como ocurrió en la primera vuelta en las urnas.

Según dijo, el aspirante presidencial por Alianza PAIS, Lenín Moreno, lleva una holgada ventaja frente a su contendor con más de un millón y medio de votos.

“Estamos hablando de ventajas de tres a 15 puntos, sobre votos totales, lo cual significa ventaja de 15, 16 o 18 puntos sobre votos válidos, ya restando los nulos y los blancos. Significa una ventaja de más de un millón y medio de votos”, explicó que estos datos se reflejan en varias encuestas "serias" que se realizan en el país.

Correa rechazó el estudio de CEDATOS, difundido la víspera, donde señala un empate técnico entre Moreno y Lasso. “Cuando CEDATOS ponga 50 a Lasso y 49 a nosotros, réstenle unos 10 puntos al exbanquero y auméntennos eso a nosotros, y esa será la encuesta verdadera”, señaló el Jefe de Estado.

pc/yp