Propuesta de alza de impuestos a cigarrillos y bebidas alcohólicas y azucaradas irá como económico urgente a la Asamblea

El gobierno de Ecuador estudia un incremento a las bebidas alcohólicas, a los cigarrillos y a las bebidas azucaradas. / API

Quito, 26 mar (Andes) – El presidente de Ecuador, Rafael Correa, informó este sábado que concluyó la revisión de la propuesta gubernamental para incrementar el impuesto a los cigarrillos y a las bebidas alcohólicas y azucaradas, que se enviará la semana entrante a la Asamblea Nacional con el carácter de económico-urgente (el trámite debe realizarse en 30 días).

“Esa ley la he revisado el día viernes y la próxima semana con seguridad irá a la Asamblea como proyecto económico-urgente”, dijo el mandatario en su informe semanal de actividades.

En alusión a la oposición, adelantó que “saltarán los de siempre, pero ustedes saben que ellos dicen no a todo. Es claro que tenemos una situación económica extremadamente difícil, es claro que hay que hacer ajustes, pero jamás esos ajustes perjudicarán a los más pobres”.

Hizo énfasis en que el Ejecutivo, pese a las críticas, seguirá gobernando para el bien común y con objetividad.

Por la caída del precio del petróleo, Ecuador ha dejado de recibir ingresos por alrededor de 7.000 millones de dólares. Para 2016, el gobierno presupuestó el precio del barril de petróleo a 35 dólares, sin embargo, debido a la caída a menos de 20 dólares, se registró un déficit de unos 800 millones de dólares lo que obligó al Ejecutivo a tomar medidas.

“Lo que hace una oposición seria ante un evento externo es ver cómo podemos llenar ese hueco, no, acá es criticar todo sin dar ninguna solución. Esa es la diferencia, la irresponsabilidad y politiquería de siempre, frente a la responsabilidad, protegiendo siempre a las grandes mayorías, a la clase media, a los más pobres”, reseñó.

El mandatario indicó que este tipo de impuestos son para productos nocivos para la salud y señaló que por tributos a ese item se recaudan alrededor de 206 millones de dólares, mientras el gobierno destina unos 200 millones de dólares para tratamientos relacionados al cigarrillo, por lo que consideró que lo que están haciendo es compesar el gasto que hace el Estado para atender las patologías derivadas de ese hábito.

/ar