Reformas laborales previstas en Ecuador protegerán fuentes de empleo, asegura ministro

Quito, 14 mar (Andes).- El ministro de Trabajo del Ecuador, Leonardo Berrezueta, aclaró que el Proyecto de Ley Orgánica para la Optimización de la Jornada Laboral y Seguro de Desempleo que se votará este martes en la Asamblea Nacional busca proteger las fuentes de empleo de los trabajadores debido a la situación compleja por las que atraviesan algunas empresas.

“Estamos hablando de un proyecto que le da oxígeno al sector productivo, le da oxígeno al sector de los trabajadores y que no pretende volver a la tercerización, al trabajo por horas, a la no afiliación del seguro y que no  pretende desde ningún punto de vista que trabajas ocho horas y te paguen solamente por seis”, señaló el ministro en un conversatorio con medios.

Berrezueta desmintió las declaraciones que hiciera el Frente Unitario de Trabajadores (FUT) de que el paquete de reformas laborales pretendía reducir el Salario Básico Unificado (SBU) y que por ende se perjudicaba a los trabajadores.

En este sentido dijo que la jornada reducida permitirá, por seis meses (con derecho a renovación de seis meses más) reducir el 25% del salario que los trabajadores venían ganando (y que no necesariamente es el SBU sino que puede ser más) pero no solo de los trabajadores sino también de los administrativos para que exista una equidad.

“El Ministerio de Trabajo podrá exigir a las empresas que exista una reducción del salario de los administrares de la empresa por un tema de equidad social, de justicia. Si el trabajador   está apostándole a seguir en la empresa y haciendo este gran acuerdo para reducir el salario, que los administradores también lo hagan”, declaró el ministro.

Además explicó que la medida busca proteger a los trabajadores, ya que es preferible que ellos ganen un poco menos y reduzcan sus horas laborables a que se queden sin empleo y con un salario nulo.

“La Asamblea Nacional tiene la responsabilidad histórica de darle al país una ley que precisamente precautele el empleo y que nos ayude a crear más fuentes de empleo”, aclaró el funcionario.

Sobre la reforma a la Ley de Pasantías, Berrezueta explicó que al exigir el pago de un SBU para los pasantes las empresas han reducido radicalmente su número. La reforma laboral reduce  el sueldo de los pasantes a un tercio del SBU para hacer más atractiva su contratación. El objetivo es que se duplique y hasta se triplique la cantidad de pasantes en las empresas privadas lo que generaría a futuro más fuentes de empleo.

“Con la reforma a la Ley de Pasantías generamos más fuentes de empleo, porque el 60% de los pasantes en el sector privado se quedan en la propia empresa pero ya  bajo relación de dependencia”, aclaró.

dvm