Restos de prócer ecuatoriano José Cuero y Caicedo camino a su país tras más de dos siglos

José Cuero y Caicedo fue el primer presidente del naciente Estado de Quito.

Lima, 27 feb (Andes) - Los restos del obispo José Cuero y Caicedo, primer presidente del naciente Estado de Quito, fueron embarcados hoy en el buque escuela "Guayas", de la armada ecuatoriana, para su regreso tras 201 años de permanencia en Perú.

Así lo informó la cancillería peruana al dar cuenta de la entrega de los restos, realizada esta semana en la capilla del colonial hospital San Andrés, de la capital peruana, con asistencia del embajador de Ecuador en Perú, José Sandoval, quien recordó a Cuero y Caicedo llegó a Perú en 1815, desterrado por el régimen colonial hispano.
El informe oficial precisa que el féretro con la osamenta del heroico personaje será trasladado inicialmente en el buque escuela "Guayas", de visita en Perú, al puerto de Guayaquil, de donde se le transportará a Quito para su sepelio con honores en tierra ecuatoriana.
Sandoval destacó la figura del prócer de la independencia, no solo de Ecuador sino de América Latina, señalando que la entrega de sus restos luego de 201 años de permanencia en el Perú, constituía un acto de amistad y buena voluntad que demostraba el inmejorable estado de las relaciones entre su país y Perú.
Los restos fueron entregados a pedido de la Embajada de Ecuador, por la municipalidad de Lima y los ministerios de Relaciones Exteriores y Cultura de Perú.

Por su papel protagónico en el primer grito de la independencia y en la gestación de la nacionalidad ecuatoriana, los restos mortales del Obispo José de Cuero y Caicedo reposarán en la Catedral Primada, en un mausoleo especial junto al Mariscal Antonio José de Sucre y al coronel Carlos Montúfar, cumpliéndose de esta manera el anhelo de custodiar los restos de tan insigne obispo patriota, informó la Cancilllería de Ecuador.

Historia

El Obispo José de Cuero y Caicedo participó activamente en la gesta del primer grito de la independencia del Ecuador. Fue perseguido y juzgado; y, en la conformación de la segunda junta de gobierno le tocó presidirla, constituyéndose, como muchos historiadores lo reconocen, como el primer Presidente del Estado de Quito, al haber asumido tales funciones entre el 11 de diciembre de 1811 y noviembre de 1812.

En este contexto y una vez derrotado el movimiento emancipador, el Obispo Cuero y Caicedo es deportado a España para ser juzgado, por su investidura, por el rey. En estas circunstancias en su tránsito hacia España, falleció en Lima el 10 de diciembre de 1815.

PL/redacción Andes/ ar