La Revolución Ciudadana no aplicó paquetazos en sus diez años de gestión, destaca el presidente Correa

Antes del gobierno de Rafael Correa, los conocidos paquetazos se aplicaban cada inicio de año. Foto: captura de pantalla

Quito, 7 ene (Andes). - El mandatario ecuatoriano, Rafael Correa, recordó este sábado que en los diez años de gestión nunca se adoptó paquetazos y, por el contrario, con medidas creativas dirigidas a los sectores más pudientes, se protegió a los más pobres.  

“El recibimiento del nuevo año era tremendo paquetazo y ya están pensando que el próximo gobierno tendrá que hacer ajustes… Qué ajuste, eso lo hicimos hace tiempo y fue el mayor de América Latina, redujimos el gasto de inversión en 6 puntos (del Producto Interno Bruto);  pero como no subimos, gas, gasolina, teléfonos, dicen que no  ha habido ajuste”, apuntó.

El presidente advirtió que el interés por los ajustes económicos pudiera tener una intencionalidad pues quien se beneficia con ello son los tenedores de deuda ya que con el excedente que dejan en el sector público se revalorizan los bonos.  “Así se han hecho millonarios algunos”.

Dijo que no hace falta aplicar medidas económicas. “En tiempo récord nos hemos recuperado de la recesión, lo cual asombra a Latinoamérica y al mundo”, dijo este sábado durante su informe semanal de labores desde la ciudad de Cuenca.  

“Claramente ya nos estamos recuperando, ya tenemos dos trimestres de crecimiento y el último trimestre de 2016 hay un crecimiento extremadamente potente, la inversión pública alcanzó cerca de 3000 millones de dólares y vamos a dejar una economía en crecimiento, totalmente estabilizada para el próximo gobierno”, añadió.

Relievó este logro al señalar que el país soportó diversos fenómenos externos (caída del precio del petróleo, la apreciación del dólar, devaluación monetaria en los países vecinos, caída de exportaciones) y el impacto de un terremoto que causó pérdidas por más de 3.300 millones de dólares.  

Además del pago de más de 1.000 millones a las petroleras Chevron y OXY por fallos internaciones. “Por primera vez en la historia, en lugar de recibir dinero de las petroleras tuvimos que darle millones a Petroecuador y Petroamazonas para que no quiebren”, explicó el Presidente Correa, desde Cuenca.

El mandatario dijo que la economía ha pasado su peor momento y muestra de ello es la no aplicación de los tradicionales paquetazos (incremento de precio a los combustibles y servicios básicos) aplicados en gobiernos pasados en cada inicio de año.

La inflación más baja de la historia contemporánea

El presidente también se refirió a las cifras de inflación. Dijo que si bien la dolarización congela la inflación, que en 2016 se ubicó con 1,12% como la más baja de la historia contemporánea. En este sentido, evidenció “las mentiras” de los sectores de la oposición que auguraban que con la aplicación de salvaguardias se dispararía la inflación.

“Siempre dijimos vamos a poner salvaguardias para proteger la industria nacional y proteger al sector externos y que no afectará la inflación porque no son bienes de la canasta básica. Nuevamente el tiempo nos dio la razón”, sostuvo.

“Como les fallaron los pronósticos, “ahora dicen que tener inflación baja es malo para la economía, si ven cómo cambian el discurso según la coyuntura”, comentó el presidente y explicó que el lento crecimiento de los precios obedece a la apreciación del dólar y al consecuente abaratamiento de los bienes importados. Descartó, por tanto, que no se trata de una falta de la actividad  económica. 

La dolarización se mantendrá

Correa repudió la descontextualización de las expresiones del candidato a la presidencia por Alianza País, Lenin Moreno, y aseguró la dolarización se mantendrá.  “Dicen que se va a desdolarizar, eso es mentira, no hay gobierno que haya defendido más a dolarización que la Revolución Ciudadana, pero es el argumento de siempre para intentar ganar las elecciones, pero los hemos derrotado. Ese es un símbolo de desesperación y mediocridad”, enfatizó.

“Hubo devaluación de las monedas en los países vecinos, nosotros no podemos hacerlo, no tenemos ese mecanismo porque hemos considerado que el dólar nos ha sentado bien y los ecuatorianos  confían en él y hay que mantener la situación de la dolarización mientras nosotros no desarrollemos nuestras fuerzas productivas y podamos tener con confianza una moneda propia”.  Esa fue la declaración de Moreno y que luego fue tergiversada por sus adversarios en la contienda electoral quienes afirmaron que había anunciado una desdolarización. 

gc/