Rosana Alvarado sobre presunta manipulación de Cedatos: “Nos estaban engañando”

La primera vicepresidenta de la Asamblea Nacional, Rosana Alvarado, presentó las pruebas de la presunta manipulación de datos por parte de la empresa Cedatos. / Foto: Asamblea Nacional

Quito, 23 mar (Andes) – Rosana Alvarado, primera vicepresidenta de la Asamblea Nacional, presentó el miércoles una denuncia en la Fiscalía General del Estado contra la empresa encuestadora Cedatos por manipular sus datos para favorecer al candidato Guillermo Lasso.

La legisladora del movimiento Alianza PAIS dijo que la figura de los cargos será falsificación de documentos y asociación ilícita y que serán la Fiscalía y El Consejo Nacional Electoral (CNE) los únicos determinados por la ley para fijar las responsabilidades penales a las que hubiere lugar.

Alvarado se refirió a la emisión de facturas por parte de Cedatos para la empresa Libercostas, que se dedica a la publicidad y sus principales clientes serían el Banco de Guayaquil y el candidato Lasso.

También a la  difusión de una encuesta por parte de Cedatos, el 24 de febrero (cinco días después de los comicios en primera vuelta) que ponía como ganador a Lasso con una remontada “imposible” de casi 17 puntos sobre el candidato de Alianza PAIS, Lenín Moreno, a quien daba dos puntos en relación a la votación registrada (39,3%).

Cree que la denuncia, sustentada en documentos, ante las autoridades pertinentes permitirá desmontar el llamado irresponsable que estaba haciendo el candidato a la Vicepresidencia de CREO, Andrés Páez, quien denostando al CNE adelantó que él proclamaría sus resultados 45 minutos antes del cierre de los comicios.

Entre las evidencias constan cotizaciones y facturas a nombre de Libercostas, cheques cobrados por Cedatos girados por la empresa antes citada, en una relación que data de algunos años y con base a la cual la empresa encuestadora hacía sus declaraciones tributarias. 

¿Cuál es el objetivo de la denuncia presentada en la Fiscalía?

Creo que ha sido fundamental desmontar, este era el fraude del fraude del que se llenaban la boca Andrés Páez y Guillermo Lasso, incluso estaban instigando que el 2 de abril (fecha para la segunda vuelta que definirá la Presidencia de la República) la gente no esté dispuesta a reconocer los resultados oficiales. Ellos saben, porque de acuerdo a los estudios de la misma empresa Cedatos está confirmada la victoria de nuestro candidato Lenín Moreno.

Guillermo Lasso dispone que no se haga pública esa información porque no le favorecía y entonces Cedatos trabaja para poner de cabeza sus propios estudios y hacerle al perdedor (Lasso) aparecer como el ganador. Allí entonces se configura eso porque es muy diferente, aquí no estamos hablando de margen de error, no estamos hablando de una equivocación, de una mala ponderación, no; aquí estamos hablando de que sus propios estudios, las investigaciones, la Central 26 como se llama el estudio de Cedatos arroja unos resultados completamente diferentes a los que ellos difundieron.

Nos están engañando. Aquí de por medio puede estarse cometiendo un delito contra le fe pública porque es la utilización de documentos falsos.

¿Cómo quedaría la credibilidad de esta empresa considerando que restan diez días para la elección y sigue calificada por el CNE para proyectar resultados, qué se espera de la Fiscalía?

Lo uno es la Fiscalía porque allí es el cometimiento de un delito que continuará investigándose, es la autoridad judicial, en este caso la Fiscalía la que tiene que hacer la investigación. Lo otro es la resolución que tome el Consejo Nacional Electoral, yo allí soy respetuosa de la autoridad electoral. Cedatos lo que pretende con esto es que en el momento en el que el CNE tuviera otra resolución, se victimice, muy poco hablan del delito que estaban cometiendo, de lo que estaban fraguando, lo que estaban montando. A Guillermo Lasso le daban una información le decían eres perdedor`, pero a la ciudadanía la estaban engañando porque a nosotros, a la gente le decían `gana Lasso’, y sabían que eso era mentira.

La legisladora Alvarado, abogada y comunicadora social, dijo que la documentación presentada en la Fiscalía no es falsa, son documentos públicos a los cuales los ciudadanos pueden tener acceso.

“Esto no es falso, aquí hay unos cheques que han sido cobrados, unas facturas emitidas por Cedatos para la empresa muy cercana a Guillermo Lasso y al banco de Guayaquil (Libercostas S.A.), están las cotizaciones, los productos que van a ser presentados; aquí está toda la documentación que comprueba esta asociación que tenían, este tipo de trabajo. Entonces, más allá de la credibilidad de la empresa, que supongo es disminuida cuando se revelan estas prácticas, es que le pudimos prevenir a todo el Ecuador, pudimos desmontar esto que se convertía en un mensaje peligroso para la convivencia social para el momento de conocer, de proclamar los resultados, para respetar el resultado de las urnas, de la democracia.

¿Usted cree que ambas situaciones estaban conectadas: el anuncio de Páez y los datos de la encuestadora?

Definitivamente, sí. Ellos han montado esto de que si no ganan es fraude. Como malos perdedores, solo estaban dispuestos a reconocer la victoria si eran ellos los ganadores, tanto así que le obligaban a la empresa, porque le contrataron para eso, a mantenerse en silencio con respecto a los resultados propios que fueron fruto de la investigación, los resultados reales.

Esas son disposiciones que les dio Guillermo Lasso y que constan en los correos electrónicos que hemos adjuntado en la denuncia. Por la propia información de Cedatos, Lasso es el perdedor, y mandó a decir que no se difunda esa información. Hicieron montajes, adulteraron la información, y eso indiscutiblemente lo que quería es agregarse al discurso del fraude, de que hay que salir a las calles, desconocer a la autoridad electoral, que hay que llamar a incendiar Quito; todo eso era parte de un libreto súper bien construido con ayuda internacional.

Entre las evidencias está un correo electrónico de Juan Rivadeneira, parte de la campaña de Guillermo Lasso, que pide a los empleados de Cedatos el estudio para presentarlo a los “amigos del exterior”, contó Rosana Alvarado.

“Nada de esto es casual, esto no obedece a coincidencias, este es un libreto construido de la peor manera, con fraude, con mañosería, para instalar en la gente la zozobra, la angustia, la preocupación, y para instigarle al pueblo a que se enfrente a sí mismo, lo que es una conducta violenta. Se estaba cometiendo un delito contra la paz social.

/ar