Secom: Proceso de disolución de Fundamedios se debe a actividades políticas prohibidas por sus estatutos y la normativa vigente

La organización Fundamedios fue creada en 2007. Foto: larepublica.ec

Quito, 9 sep (Andes).- La difusión de mensajes, alertas y ensayos con "indiscutibles tintes políticos", una actuación apartada de la naturaleza de la organización Fundamedios que fue creada para dedicarse a actividades relacionadas con la comunicación social, el periodismo y la libertad de expresión, fue la motivación para que la Secretaría Nacional de Comunicación (Secom) iniciara un proceso de disolución del que la entidad podrá defenderse hasta el próximo 21 de septiembre.

El proceso administrativo contra la Fundación Andina para la Observación Social y el Estudio de los Medios (Fundamedios) fue notificado con fecha 7 de septiembre por incumplir con el Reglamento del Sistema Unificado de Información de Organizaciones Sociales y los propios estatutos que ampararon la inscripción de la organización nacida en 2007.

La decisión de la Secom se adoptó tomando en cuenta que el Reglamento que rige para Fundamedios establece como causales de disolución "desviarse de los fines y objetivos para los cuales fue constituida (...) Dedicarse a actividades político partidistas, reservadas a partidos y movimientos políticos inscritos en el Consejo Nacional Electoral", según indica el documento de notificación.

A ello se suma que la violación a los mismos estatutos de la organización que señalan: "no podrá ejercer asuntos de carácter político, racial, laboral, sindical y religioso. Tampoco podrá realizar actividades de crédito y comercio".

Además se desvía de ser una "organización no gubernamental, de carácter social, que nace como una iniciativa de profesionales y ciudadanos para impulsar la difusión del Desarrollo Social, en todos los ámbitos (niñez, género, grupos vulnerables, discapacitados, etc.) en los medios de comunicación", de acuerdo al proceso.

En la práctica, según menciona un informe de la Subsecretaría de Información, a través de la Dirección Nacional de Síntesis y Análisis Internacional, se ha podido constatar que Fundamedios difunde mensajes, contenidos y enlaces emitidos por cuentas en redes sociales y publicaciones oficiales actuando con motivaciones políticas.

"Fundamedios ha difundido mensajes, alertas y ensayos con indiscutibles tintes políticos que dejan clara la posición de esta organización social cuyo ámbito de acción debería desenvolverse en relación a la comunicación social y al periodismo", indica la documentación del proceso.

También es conocido que replica blogs y que acude a audiencias ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) con contenidos considerados injuriosos, sesgados y llenos de mentiras por las autoridades.

Fundamedios "no hace política partidista", responde director de la ONG

En una rueda de prensa este miércoles, el director de Fundamedios, César Ricaurte, manifestó que la organización “no hace política partidista” y que se dedica a  hacer monitoreo de medios, capacitación a periodistas, entre otras actividades. Señaló que “detrás del proceso de cierre hay la intensión de que no se haga pronunciamientos respecto a las agresiones de periodistas” en el país. 

Acerca de la promoción vía Twitter de dos blogs de periodistas que hacen oposición al gobierno y no de otras tendencias, Ricaurte señaló: “Nosotros no difundimos lo que no nos parece que debemos difundir. No tenemos por qué difundir blogs con lo que no nos identificamos”.

Respecto al proceso en marcha, Mauricio Alarcón, director de proyectos de Fundamedios anticipó: "Vamos a iniciar todos los procesos dentro del país que están garantizados tanto en la Constitución como en las leyes respectivas” para enfrentar la decisión de la Secom.

César Ricaurte (i) y Mauricio Alarcón (d) ofrecieron este miércoles una rueda de prensa sobre el proceso de disolución de Fundamedios que inició la Secom. Foto: Carlos Rodríguez/Andes

¿Alertas diferenciadas: medios públicos vs medios privados?

La ONG también es conocida por emitir "alertas" sobre agresiones físicas y verbales, censura, uso abusivo del poder estatal y no estatal, entre otras.

En general, tanto Fundamedios como su director se han pronunciado cuando actores políticos de oposición y medios privados denuncias supuestas violaciones a la libertad de expresión aunque guardan silencio cuando se trata de medios públicos o actores afines al gobierno.

Así lo recuerda César Tacuri, periodista del canal público Ecuador Tv, cuando él y su equipo cubrían una marcha indígena contra el gobierno en la localidad de Zhud, de la provincia de Cañar, en el sur del país. En ese marco recibieron agresiones verbales y físicas de los manifestantes alentados por uno de los líderes, Carlos Pérez Guartambel, quien pedía que se "retiren los medios correístas".

Sobre este caso Fundamedios tituló: "Equipo periodístico de medio estatal es conminado a retirarse de marcha indígena".

"Lo que ellos hacen es no proteger, ni solidarizarse con los periodistas que trabajamos para el Estado ecuatoriano, lo único que hacen es velar por sus propios intereses y jamás han demostrado solidaridad con los profesionales de la comunicación. Cuando nos sucedió a nosotros esta agresión en Zhud no recibimos la solidaridad de ninguna agrupación, ni una llamada para saber lo que había sucedido", señaló Tacuri a la agencia Andes.

"No sé qué tipo de conveniencia manejen ellos, pero respaldan la actividad profesional de los periodistas que trabajan para medios privados, pero no así para quienes trabajamos en medios públicos, cuando se supone que es una organización de defensa de periodistas, de la libertad de expresión", indicó.

Financiación

Respecto a la financiación de la ONG no existe información pública disponible, pero en julio de 2012 el embajador estadounidense Adam Namm en una entrevista con diario El Telégrafo confirmó que Fundamedios "recibe dinero estadounidense (...) Es una parte muy pequeña de nuestro programa, más o menos dos millones de dólares de lo que llamamos gobernabilidad y democracia. Creo que unos 300.000 dólares llegará a Fundamedios este año", a través de la Usaid (Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional).

La Usaid cerró sus actividades en Ecuador en septiembre de 2014 porque no se renovaron convenios con el gobierno debido a que su ayuda "no se ajustaba a las condiciones del país".

En 2011 la agencia Andes también reveló que Fundamedios recibiría aportes de la Organización de Estados Americanos, del Banco Pichincha, Cámara de Comercio y de canales de televisión como Ecuavisa.

En cuanto a sus relaciones, en 2012 y más tarde en 2014,  el presidente Rafael Correa señaló que entre los cables diplomáticos de Estados Unidos filtrados por WikiLeaks se mostraba que el director de Fundamedios era uno de los "contactos" de la embajada en Quito y parte del "grupo de vigilancia u observación" de Estados Unidos. "Estos supuestos defensores de la libertad de expresión no han sido otra cosa que contactos de la embajada norteamericana", dijo durante un Enlace Ciudadano.

jv-pc/