Secretario general de ONU pide anular decreto anti-inmigración de Donald Trump

Masivas protestas se han realizado en EE.UU, tras el decreto gubernamental que prohíbe el ingreso a ese país de ciudadanos de Irán, Irak, Libia, Somalia, Sudán, Siria y Yemen. Foto: AFP

Naciones Unidas, Estados Unidos, 1 feb (Andes).- El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, pidió este miércoles al presidente estadounidense, Donald Trump, que retire su decreto sobre migración que impide el ingreso a Estados Unidos de refugiados y ciudadanos de siete países de mayoría musulmana, estimando que esas medidas no evitarán la llegada de terroristas al país.

"Esas medidas deberían ser retiradas lo antes posible", expresó Guterres a periodistas. "Por cierto esas medidas violan nuestros principios básicos y creo que no son efectivas si el objetivo es realmente impedir que terroristas entren a Estados Unidos", afirmó.

El pedido de poner fin a las medidas migratorias tiene lugar en medio de una creciente protesta internacional contra las restricciones al ingreso de ciudadanos de Irán, Irak, Libia, Somalia, Sudán, Siria y Yemen a Estados Unidos, que estarán vigentes durante 90 días.

El presidente estadounidense, Donald Trump, firmó el viernes un decreto que pone inmediatamente en vigor la prohibición y que también suspende la llegada de refugiados de cualquier origen por un mínimo de 120 días, mientras que la aceptación de refugiados sirios en particular queda indefinidamente bloqueada.

"El reasentamiento es indispensable desde el punto de vista de la protección de los refugiados", dijo Guterres, quien estuvo durante 10 años al frente del Alto Comisariado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) antes de ser electo secretario general.

"Espero intensamente que Estados Unidos restablezca su sólida política de protección de reasentamiento de refugiados y espero que los sirios no sean excluidos de ese proceso", agregó.

Por su parte, el expresidente estadounidense Barack Obama apoyó las protestas en todo el país por la nueva política migratoria del gobierno de Donald Trump, y denunció la discriminación por razones religiosas, dijo su portavoz Kevin Lewis.

Obama "tiene una divergencia fundamental con la idea de discriminación contra personas a raíz de su fe o su religión", señaló Lewis en la red Twitter.

De acuerdo con Lewis, el expresidente se siente "conmovido por el nivel de compromiso que está teniendo lugar en todo el país", en una referencia a las protestas por las restricciones impuestas por el gobierno al ingreso de refugiados y ciudadanos de de siete países de mayoría musulmana.

Obama, señaló Lewis, considera que ver ciudadanos "ejerciendo su derecho constitucional de reunirse, organizarse y hacer que sus voces sean escuchadas es exactamente lo que esperamos ver cuando los valores de Estados Unidos están bajo ataque".

AFP/gc