Temer dice que no renunciará en medio de crisis política en Brasil

La prensa brasileña colocó a toda página el escándalo generado en Brasil por las grabaciones que implican a Michel Temer en corrupción. Foto: AFP

Quito, 18 may (Andes).- El presidente brasileño, Michel Temer, afirmó este jueves que no renunciará en ningún caso a su cargo y dijo que nunca "compró el silencio de nadie", tras las revelación de grabaciones en las que, según el diario O Globo, da su aval a un esquema de sobornos para comprar el silencio del expresidente de la Cámara de Diputados Eduardo Cunha.

"No renunciaré", enfatizó Temer, en un mensaje al país desde Brasilia, donde afirmó que Brasil no puede tirar "a la basura" los logros de su gobierno, que espera sacar al gigante latinoamericano de la peor recesión de su historia.

Fue enfático al afirmar que no renunciará porque “en ningún momento autoricé a pagar a quien quiera que sea para que se mantenga callado; no compré el silencio de nadie”.

Según las delaciones, el propietario del frigorífico JBS, Joesley Batista, grabó una conversación con el gobernante en la cual éste aprobaba que se pagara una 'mesada' al ex presidente de la Cámara de Diputados Cunha para mantenerlo callado.

Cunha, artífice del impeachment contra la presidenta constitucional Dilma Rousseff, fue preso y condenado a más de 15 años por corrupción, lavado de dinero y evasión de divisas en el contexto de la operación anticorrupción Lava Jato.

Temer se habría reunido el 7 de marzo con Batista, quien contó al Mandatario que mantenía pagos a Cunha y a su operador, Lúcio Funaro, ambos en prisión, para comprar su silencio, publicó O Globo.

Según el reportaje, Temer en la grabación respondió a la confesión: "Tienes que mantener eso [los sobornos]". Adicionalmente, sugirió a Batista hablar con el diputado federal Rodrigo Rocha Loures, hombre de confianza del presidente y miembro de su mismo partido, el PMDB (centroderecha), para asistirlo con otro asunto relacionado con una disputa que el grupo frigorífico mantenía con la estatal Petrobras, esperando respuesta del Consejo Administrativo de Defensa Económica.

"Le puedo contar todo a él [Rocha]?", preguntó Batista en la grabación, a lo que Temer responde: "Todo", precisa O Globo.

La información divulgada precisa que Batista y su hermano Wesley firmaron un acuerdo de delación premiada para obtener una reducción de penas.

En tanto, el ministro brasileño de Cultura, Roberto Freire, anunció en esta jornada su salida del gobierno y adelantó que el jefe de la cartera de Defensa Raúl Julgman estaba también en disposición de seguir sus pasos.

Por su parte, el expresidente de Brasil Fernando Henrique Cardoso, quien pertenece al partido de centroderecha PSDB, aliado de Temer, dijo que el Presidente carece de argumentos convincentes para defenderse de las acusaciones de corrupción "tendrá el deber moral de facilitar la solución, así sea con la renuncia".

La crisis parece haber alcanzado el sector económico, ya que el real, moneda brasileña, se devaluaba en las primeras operaciones del jueves casi un 6% frente al dólar tras conocerse las implicaciones del Mandatario brasileño.

Un comunicado de la Presidencia señala que el presidente Michel Temer jamás solicitó pagos para obtener el silencio del exdiputado Cunha. “No participó ni autorizó ningún movimiento con el objetivo de evitar delación o colaboración con la justicia por el exparlamentario", señaló.

PL/AFP/yp